CONECTATE CON NOSOTROS

Policiales

A 13 años de la desaparición de su hermana, Liliana Argañaz renueva esperanzas

Confía en que recuperará a Betty, desparecida desde el 31 de julio de 2006. Las ex novicias Nélida Fernández y Susana Acosta fueron condenadas por el hecho pero hasta ahora lo niegan. Mañana realizarán una misa en la parroquia Inmaculado Corazón de María a las 20.

Avatar

Publicado

el

Recuerda ese día domingo, 30 de julio también, pero de hace 13 años atrás, la última charla que tuvo con Betty, ansiosa por asumir su cargo como directora en el colegio San Francisco, que no pudo llegar a tomar, porque el día lunes antes de dirigirse al establecimiento pasó por el departamento de sus amigas Nélida y Susana, y no se supo más de ella.

“Siento mucha bronca, impotencia porque ellas se siguen riendo de todos, del Poder Judicial, del Ministerio de Seguridad”, lamentó Liliana.

Ese día, alrededor de las 10:30, bien supo que su hermana no había llegado al colegio fue a la comisaría de El Manantial para hacer la denuncia, no le tomaron, por lo que tuvo que ir hacia la Brigada de Investigaciones. No entiende como en tan poco tiempo de desaparecida no pudieron encontrar pistas firmes sobre su paradero, y a 13 años de eso la situación sigue siendo la misma.

“No ha cambiado nada, hoy cuentan con más recursos pero se han sucedido otras desapariciones que muestran que no se han capacitado para nada, lo que nos da bronca e impotencia que se mezclan con el dolor, porque comparto la misma angustia que con Betty, con Milagros Avellaneda (desaparecida junto a su pequeño hijo Benicio), Daiana Garnica ¿Cómo podemos soportar esto?”, lamentó.

En este nuevo aniversario de su desaparición Liliana renueva las esperanzas de recuperar a su hermana y pide, a familiares de desaparecidos no bajar los brazos, seguir pidiendo “lo que nos deben, colaborando para que esto no se olvide”.

 

 

 

 

Fuente : losprimeros

Continuar Leyendo
Publicidad

Policiales

Sigue luchando por su vida el niño que quedó en medio de un tiroteo

Fue alcanzado por una bala en la tarde del sábado en Américo Vespucio al 2500

Avatar

Publicado

el

Por

Un pequeño de solo dos años, lucha por su vida desde el sábado a la tarde cuando una bala lo alcanzó mientras jugaba en la vereda de su casa, en avenida Américo Vespucio al 2500. Uno de los hombres que protagonizó el tiroteo ya fue aprehendido.

Cristina Alabarce, directora del Hospital de Niños, habló en la tarde de ayer con LV12 e indicó que el niño ingresó al lugar cerca de las 19 horas del sábado. «La bala entró en la región temporo occipital con orifico de salida. Fue asistido inmediatamente», comentó la doctora.

La doctora informó que le realizaron los estudios tomográficos correspondientes. «Fue intervenido quirúrgicamente esa misma noche. El paciente ingresa en estado crítico y sigue con estado crítico y pronostico muy reservado», sostuvo.
«Tenemos muchas esperanza y el equipo de especialistas trabaja permanentemente», manifestó la profesional.

El niño se encontraba jugando con su abuelo, cuando vieron pasar a “Tuna” y “Choro”, vecinos de la zona, que eran perseguidos por otros dos hombres. Según relató el abuelo, uno de ellos comenzó a disparar por lo que “Tuna” y “Choro” sacaron sus armas y respondieron también con disparos y uno de ellos hirió al menor.

Continuar Leyendo

Policiales

Horror en Tucumán: hallan a mujer asesinada y amordazada en una casa

Por el crimen, que tuvo lugar en la capital de la mencionada provincia, quedó detenido un sospechoso de 27 años, que tenía lesiones en el rostro. Detalles escalofriantes.

Avatar

Publicado

el

Por

Una mujer fue asesinada a golpes en la cabeza y amordazada en su casa de la capital de Tucumán. Por el crimen fue detenido un sospechoso de 27 años que estaba lesionado en el rostro y que le dijo a los investigadores que le había comprado la vivienda por 11 millones de pesos.

El hecho fue descubierto el último jueves en una casa de la calle San Martín al 2600, en el barrio Villa Luján, de la capital provincial, y la víctima fue identificada como María Vigiani, de 64 años.

Según las fuentes, los vecinos de la mujer notaron su ausencia desde hacía varios días y preguntaron por ella en un grupo de Whatsapp que tienen en común.

Ante la insistencia de los vecinos, alguien utilizó el teléfono de la mujer y respondió que estaba bien, que había vendido la casa y que su auto estaba averiado y un muchacho la iba a ayudar a entrarlo al garaje, dijeron los investigadores policiales. Los vecinos desconfiaron de la respuesta y se dirigieron comisaría séptima, donde denunciaron la desaparición de la mujer.

Minutos después, un hombre se acercó a la misma sede policial para denunciar que le había comprado la vivienda a Vigiani por 11 millones de pesos y que no podía ingresar, por lo que quería denunciarla. En esas circunstancias, un grupo de policías fue hasta la casa acompañados por el hombre, pero al no obtener respuestas al llamado del timbre, un oficial ingresó por el fondo, rompió una puerta y encontró a la mujer asesinada y amordazada, sobre una bolsa negra.

Ante esa situación, otros policías también ingresaron y, al salir nuevamente, se dieron cuenta que el supuesto comprador de la casa se había ido, por lo que comenzaron a buscarlo. Ese hombre fue hallado y detenido, por lo que fue trasladado a comisaría donde fue revisado.

Allí, los médicos constataron lesiones en su rostro que podrían haber sido ocasionadas en forcejeo con la víctima, dijeron los investigadores, quienes sospechan que este hombre detenido pudo haber sido la persona que se hizo pasar por la víctima para contestar los mensajes del grupo de Whatsapp.

En tanto, en el lugar de los hechos fueron detectados huellas de pisadas y de neumáticos que serán cotejados con el vehículo y el calzado del sospechoso. Además se analizan filmaciones tomadas por cámaras de la zona y los testimonios de los vecinos.

Continuar Leyendo

Policiales

Tribunal oral de Jujuy juzgará a un hombre que golpeó y asfixió a su pareja

La llevó sin vida al hospital y dijo que, alcoholizada, la mujer se había caído

Avatar

Publicado

el

Por

Un tribunal oral de Jujuy comenzará a juzgar este lunes a un hombre acusado de golpear y asfixiar hasta provocarle la muerte a su pareja, Angelina Cayo, en un ataque perpetrado en julio de 2017 en un barrio de San Salvador de Jujuy.

El único imputado es Ceferino Martínez (35), quien había declarado que la víctima se había caído en su domicilio, fue detenido seis días después acusado del femicidio, cuando la autopsia reveló que la mujer murió estrangulada, señalaron fuentes judiciales.

El debate, a desarrollarse desde las 8.30 en la sede central del Poder Judicial, estará a cargo de los jueces Luis Kamada, Cecilia Sadir y María Flores, quienes juzgarán a Martínez por el delito de “homicidio agravado por el vínculo y de una mujer, cuando el hecho sea perpetrado por un hombre y mediare violencia de género”.

Durante la primera audiencia se espera que los magistrados escuchen a diez testigos, a los cuales se sumarán otros diez citados para la jornada del martes.

Como fiscal se desempeñará Ariel Gil Urquiola, y como querellante adhesivo Cecilia Romina Cortés, del Centro de Asistencia a la Víctima de Jujuy, mientras que el abogado defensor del enjuiciado es Fernando Bóveda.

El femicidio de Cayo (39) ocurrió el 13 de julio de 2017, alrededor de las cinco de la tarde, en el barrio “22 de Diciembre” -situado detrás del barrio “18 de Noviembre”, continguo al barrio “Cerro Las Rosas”-, donde el imputado se encontraba con la víctima, de acuerdo a la requisitoria de elevación a juicio de la causa.

Allí comenzó una discusión en la que Martínez habría golpeado violentamente a la mujer con sus puños en diversas partes de su cuerpo, lo que le ocasionó politraumatismos.

Luego, la habría arrojado al suelo, donde comenzó a presionarle fuertemente con sus manos el cuello y la estranguló hasta provocar su muerte por asfixia mecánica por compresión externa, según fue determinado finalmente por la autopsia.

Cuando el caso se hizo público como el séptimo femicidio en lo que iba del 2017 en Jujuy, se supo que inicialmente el acusado, horas después del crimen, había trasladado el cuerpo de la mujer hasta la guardia del hospital “Pablo Soria”, adonde llegó diciendo que ella se encontraba bebiendo alcohol y se había caído.

Al intervenir los profesionales médicos, no sólo confirmaron que ya se encontraba sin vida sino que además detectaron los signos de violencia en su cuerpo, por lo que solicitaron intervención a la justicia.

Cuando los familiares de Angelina se enteraron de lo sucedido, en el mismo momento responsabilizaron a Martínez y aseguraron que ella era constantemente víctima de violencia y que hasta dos veces llegó a denunciarlo en distintas comisarías de la ciudad, según quedó testificado en la causa.

En tanto, algunos vecinos del acusado se refirieron a él como una persona agresiva y que mantenía un consumo problemático de alcohol, mientras que de la víctima aseguraron que era una persona trabajadora y dedicada al cuidado de los tres hijos que tenían en común.

Una de las denuncias radicadas por Angelina, que da cuenta del tiempo que llevaba siendo violentada por el imputado, data de septiembre de 2015, oportunidad en la que declaró ser víctima de un episodio de agresiones verbales y golpes en el que ella terminó con lesiones en la cara.

Además, lo caracterizó como una persona agresiva y con problemas de alcohol.

Si sufrís violencia de género, comunicate al 144. Atiende las 24 horas

Continuar Leyendo