En el marco de la temporada turística invernal, Tucumán recibe un importante flujo de visitantes de otras provincias que disfrutan de los atractivos gastronómicos,... Turistas destacan la amabilidad de los tucumanos

En el marco de la temporada turística invernal, Tucumán recibe un importante flujo de visitantes de otras provincias que disfrutan de los atractivos gastronómicos, históricos y culturales locales.

Uno de los puntos de interés que más recorren los turistas es la Casa de Gobierno, que seduce por su valor arquitectónico enmarcado dentro del circuito del Casco Histórico provincial.

Durante la jornada de ayer, los visitantes de Capilla del Señor (Buenos Aires), Raquel Banera y Luis Castillo recorrieron el Salón Blanco del palacio gubernamental, acompañados por una guía oficial de Casa de Gobierno.

Tras llegar al NOA en un colectivo de larga distancia y recorrer Jujuy y Salta, los jubilados arribaron a Tucumán “para conocer la ciudad donde se declaró la Independencia argentina”, expresó Luis.

“Visitamos la Casa Histórica. Me gustó muchísimo el salón de la jura, vi sus obras y observé el buen mantenimiento del museo. Es una casa que nos compete a todos, porque es de los argentinos”, contó Raquel.

La amabilidad tucumana genera empatía con los turistas 

El matrimonio bonaerense destacó la amabilidad de los comprovincianos para recibir a los turistas y reconoció la presencia de agentes de la Policía de Tucumán que se mostraron prestos a ofrecer una cordial atención ante sus consultas, al tiempo que valoraron la seguridad en el microcentro.

“Los tucumanos son muy cordiales y amables. Están pendientes de los turistas. Si uno se olvida algo por un descuido te avisan”, dijo Raquel.

Los visitantes valoran la seguridad del microcentro 

Luis, que es policía retirado, expresó que se sintió seguro caminando por el centro: “Uno va caminando y ve que cada media cuadra hay policías haciendo guardia o patrullando las calles. Si uno consulta, los agentes te indican todo. En otros lados, a veces, no lo veo”.

El hombre contó que nació en la ciudad de Fernández, en Santiago del Estero, y que de pequeño migró con su familia a Buenos Aires por lo que siempre soñó con conocer el norte argentino.

Raquel expresó que todos los taxis tienen taxímetro y que la tarifa es la misma en todos los vehículos. “Las chicas policías estaban muy bien presentadas, son ordenadas y muy amables”, contó.

La provincia tiene múltiples atractivos 

La mujer, que es enfermera profesional retirada, reconoció también el buen estado de los museos de la provincia y manifestó su satisfacción al poder degustar los tradicionales platos de la cocina colonial del norte argentino: “Nos gustó todo. Comimos las empanadas y los tamales tucumanos que están riquísimos. Los precios en general están bien”, concluyó.

Julio expresó su satisfacción por conocer el principal paseo del microcentro: “Tiene una hermosa plaza. La calle 9 de Julio es espectacular y el Salón Blanco es una belleza”. En tanto que su esposa expresó: “El Salón Blanco es hermoso. Tiene una belleza que no se puede describir. Hay que venir a verlo”.

Comentarios