CONECTATE CON NOSOTROS

Economía

Afirman que para que se recupere el salario real habrá que esperar a 2020

como consecuencia de la incertidumbre política en un 2019 electoral, la consultora Ecolatina señaló que la pérdida interanual de poder adquisitivo continúa en niveles similares a los del cierre de 2018 y que «habrá que esperar a 2020 para que se recupere el salario real.

Publicado

el

Si bien durante lo que va del año se activaron diversas cláusulas gatillo acordadas en paritarias, los salarios registrados siguieron creciendo por debajo de la inflación en el primer cuatrimestre del año, afirmó en su último informe Ecolatina. En ese marco, y como consecuencia de la incertidumbre política en un 2019 electoral, la consultora señaló que la pérdida interanual de poder adquisitivo continúa en niveles similares a los del cierre de 2018 y que “habrá que esperar a 2020 para que se recupere el salario real.

Por el desfasaje entre las expectativas de inflación al comienzo del año pasado (que sirvió de guía para las negociaciones colectivas, en torno al 20%) y el número final, a lo largo de 2018 el salario real formal arrojó una caída cercana a 12% entre puntas, detalló el informe.

Sin embargo, arrojó que “este rojo podría atenuarse en los próximos meses si la nueva estrategia del Banco Central para contener al dólar continúa siendo exitosa”.

Asimismo, remarcó que si las negociaciones paritarias no acortan su plazo –no se generalizan los acuerdos trimestrales-, la inflación cedería sensiblemente en los próximos meses. “Conforme a nuestras estimaciones, la suba de precios pasaría de un promedio de casi 4% mensual en el primer cuatrimestre de 2019 a la zona de 2,5% en el período mayo-diciembre”, destacó.

En este marco, la consultora consideró que el deterioro del salario real formal se apaciguaría y agregó que si bien en el promedio anual la caída sería similar a la del año pasado (en torno a 7% i.a.), su dinámica sería opuesta.

“Durante el 2018 la retracción se agudizó con el correr de los meses, lo contrario de lo que pasaría en 2019. En el primer semestre de 2018 la caída del poder adquisitivo fue de 1,5% interanual (i.a) y promedió una baja de 11% i.a. en la segunda parte del año, mientras que este año pasaría de -10,5% i.a. a -3% i.a., respectivamente”, afirmó.

Y añadió que si bien los salarios reales formales continuarían contrayéndose en la comparación interanual, se sentarían las bases para que la tendencia negativa comenzara a revertirse en 2020.

Una frágil mejora que pende de demasiados hilos

Más allá de este optimismo incipiente, la situación no está exenta de riesgos, advirtió el informe. En ese sentido, señaló que la calma cambiaria que se logró en las últimas semanas, aunque luce más sólida que en las anteriores oportunidades, sigue siendo frágil.

Entre los motivos de la fragilidad destacó que por el lado de la autoridad monetaria, ésta no explicitó con qué monto intervendría por debajo de $ 51,45 –posiblemente, por lo acotado de sus posibilidades-.

Asimismo, indicó que el techo de u$s 250 millones por encima de este valor es poroso para los días de mayor tensión. Por último, remarcó que si debe desprenderse de una cantidad significativa de divisas, podrían ponerse en duda los futuros pagos de deuda en moneda extranjera, lo que acrecentaría significativamente las presiones en el frente cambiario.

Por último, subrayó que “aún en un escenario optimista, el salario real no se recuperará este año” y que, la mejora del consumo y en consecuencia del PBI, deberá esperar, por lo menos, hasta 2020”.

Economía

El dólar $ 44

La divisa estadounidense cede siete centavos con respecto al cierre del viernes. La de hoy es la primera jornada tras el cierre de listas para las elecciones y una primera prueba del mercado más allá de la pax cambiara frente a la licitación de letras.

Publicado

el

Por

EN DESARROLLO.-

La divisa estadounidense cede siete centavos con respecto al cierre del viernes. La de hoy es la primera jornada tras el cierre de listas para las elecciones y una primera prueba del mercado más allá de la pax cambiara frente a la licitación de letras.

Continuar Leyendo

Economía

Una familia necesita $ 30.337 para no ser pobre (61,1% más que hace un año)

La Canasta Básica Total (CBT) para una familia tipo, que define el nivel de pobreza, aumentó 61,1% en los últimos doce meses, informó este martes el INDEC.

Publicado

el

Por

Con relación a abril, subió 2,9% y una familia tipo necesitó $ 30.337,84 para no ser pobre.

La Canasta Básica Alimentaria (CBA), que define el nivel de indigencia, aumentó 2% en mayo, y su costo se elevó a $ 12.806,78.

La canasta básica total aumentó en los primeros cinco meses del año un 19%, mientras la alimentaria creció 18,5% desde diciembre último.

En los últimos doce meses, la canasta básica total acumuló un alza del 61,1%,y la canasta alimentaria del 61,7% en igual medición.

En la medición interanual ambas canastas superan en cuatro puntos porcentuales la variación de la inflación, ya que el Indice de Precios al Consumidor (IPC) registró en ese período de doce meses un aumento del 57,3%.

En mayo pasado el aumento de las dos canastas, respecto de abril último, se ubicó por debajo de la variación del IPC de ese mes del 3,1%.

El costo de la Canasta Total de mayo equivale a casi tres salarios mínimo vital y móvil, que en mayo era de 11.900 pesos y fue elevado a 12.500 a partir de junio, tras la última actualización que dispuso el gobierno.

Para una familia tipo de tres miembros el costo de la CBT fue en mayo pasado, de 24.152,45 pesos y la alimentaria de 9.622.49, mientras que para un hogar compuesto por cinco integrantes la CBT pasó a costar en el mismo mes 31.908 pesos y la alimentaria 12.712 pesos.

La Canasta Básica Alimentaria está compuesta por el total de artículos que reúnen los requerimientos calóricos y proteicos necesarios para un varón adulto, mientras la Canasta Básica Total, incluye esos alimentos más el costo de servicios públicos y otros gastos.

Continuar Leyendo

Economía

En mayo una familia necesitó $30.338 para no caer en la pobreza

La canasta básica subió un 2,9%, según datos difundidos por el Indec.

Publicado

el

Por

El Instituto Nacional de Estadística y Censos, difundió en el día de hoy, que durante el mes de mayo la canasta básica total, con la que se calcula la línea de pobreza, subió 2,9% por lo que una familia tipo necesitó ingresos por $30.338.

Por su parte, la canasta básica alimentaria (CBA), que marca la línea de indigencia, aumentó 2%. y de esta forma una familia de dos adultos y dos hijos precisó $12.087 mensuales para cubrirla.

De estos datos, se desprende que en los últimos doce meses, la canasta de pobreza se encareció 61,1% y la de indigencia, 61,7%. Además, la suba de alimentos del último años, del 64,9%, disparó la valorización de las canastas que se emplean para demarcar las líneas de pobreza e indigencia.

Continuar Leyendo

Tendencias