El helicóptero autónomo Ingenuity de la Nasa realizó su quinto vuelo en Marte, su primer viaje de ida, desde Wright Brothers Field –donde despegó y aterrizó en todos los vuelos anteriores– hasta otro punto situado 129 metros al sur.

Tras llegar al destino, el dron ascendió a una altura récord de 10 metros y tomó unas imágenes a color en alta resolución de su nuevo «vecindario» antes de tocar tierra, detalló la agencia espacial estadounidense en un comunicado y señaló que el vuelo duró 108 segundos.

«El quinto vuelo del helicóptero de Marte es otro gran logro para la agencia», subrayó Bob Pearce, administrador asociado de la Dirección de Misiones de Investigación Aeronáutica de la Nasa. «El éxito continuado de Ingenuity demuestra el valor de reunir las fuerzas de diversos conjuntos de habilidades de toda la agencia para crear el futuro, ¡como volar una aeronave en otro planeta!», agregó.

Marte: las imágenes en 4K tomadas por el mini helicóptero de la Nasa

Durante su vuelo anterior, que tuvo lugar el pasado 30 de abril, Ingenuity subió 5 metros y voló 266 metros durante 117 segundos. Tras haber aterrizado con éxito, el helicóptero está esperando las futuras instrucciones, que serán transmitidas por los controladores de la misión a través del róver Perseverance, que también se dirige al sur, hacia la región donde comenzarán las operaciones científicas y la recogida de muestras.

«El plan para el futuro es hacer volar al Ingenuity de manera que no reduzca el ritmo de las operaciones científicas del Perseverance», explicó el ingeniero jefe Bob Balaram y dijo que es posible que realicen «un par de vuelos más en las próximas semanas». «Ya hemos podido reunir todos los datos de rendimiento de vuelo que vinimos a recoger originalmente. Ahora, esta nueva demostración de operaciones nos da la oportunidad de seguir ampliando nuestros conocimientos sobre las máquinas voladoras en otros planetas», concluyó, según publicó RT.

«El quinto vuelo del helicóptero de Marte es otro gran logro para la agencia», subrayó Bob Pearce, administrador asociado de la Dirección de Misiones de Investigación Aeronáutica de la Nasa. «El éxito continuado de Ingenuity demuestra el valor de reunir las fuerzas de diversos conjuntos de habilidades de toda la agencia para crear el futuro, ¡como volar una aeronave en otro planeta!», agregó.

Durante su vuelo anterior, que tuvo lugar el pasado 30 de abril, Ingenuity subió 5 metros y voló 266 metros durante 117 segundos. Tras haber aterrizado con éxito, el helicóptero está esperando las futuras instrucciones, que serán transmitidas por los controladores de la misión a través del róver Perseverance, que también se dirige al sur, hacia la región donde comenzarán las operaciones científicas y la recogida de muestras.

«El plan para el futuro es hacer volar al Ingenuity de manera que no reduzca el ritmo de las operaciones científicas del Perseverance», explicó el ingeniero jefe Bob Balaram y dijo que es posible que realicen «un par de vuelos más en las próximas semanas». «Ya hemos podido reunir todos los datos de rendimiento de vuelo que vinimos a recoger originalmente. Ahora, esta nueva demostración de operaciones nos da la oportunidad de seguir ampliando nuestros conocimientos sobre las máquinas voladoras en otros planetas», concluyó, según publicó RT.