• BONOS EN DÓLARES PERDIERON HASTA EL 2,3%. • LOS DE MAYOR DURACIÓN OFRECEN TASAS DE HASTA UN 9,85% El indicador volvió a niveles... Se disparó el riesgo-país 2,9% a 610 puntos por el factor político

• BONOS EN DÓLARES PERDIERON HASTA EL 2,3%.
• LOS DE MAYOR DURACIÓN OFRECEN TASAS DE HASTA UN 9,85%
El indicador volvió a niveles máximos de agosto de 2015 en medio de las tensiones generadas por el escándalo vinculado con los “cuadernos Gloria”. Durante la jornada llegó a operar en los 619 puntos.

La estabilidad cambiaria y financiera alcanzada por el Banco Central a principios de mes comenzó a perder efecto, con un riesgo-país que trepó ayer hasta su mayor nivel en tres años. El indicador avanzó 17 unidades (+2,87%) a 610 puntos básicos, pero durante la jornada llegó a alcanzar los 619, volviendo a los valores de agosto de 2015, en medio de la incertidumbre que despertó el escándalo por los cuadernos difundidos por el arrepentido chofer Oscar Centeno. Allí se ven los movimientos (sobornos) entre empresarios y funcionarios durante las presidencias de Néstor y Cristina Kirchner. Todo esto en un marco donde varios inversores quedaron golpeados por la turbulencia cambiaria registrada entre mayo y junio, que llevó al riesgo a superar la barrera de los 600 puntos por primera vez en la era Macri.

Alcanzada la “pax cambiaria”, en julio, el indicador había logrado estabilizarse en torno de las 750 unidades. La entidad que comanda Luis Caputo decidió elevar en tres puntos la tasa de los encajes bancarios para captar unos $60.000 millones y secar la plaza de pesos, en conjunto con las licitaciones de Letes (y del Bono en Moneda Dual) del Ministerio de Hacienda, que buscaron reducir la presión cambiaria del excedente de pesos generado por las Lebac que no se renovaron. Por la suba de ayer, los bonos en dólares llegaron a perder hasta un 2,5%, como fue el caso del Argentina 2046. Más abajo terminaron el Argentina 2037 (-2,3%) y el Par con legislación local (-1,7%), que completaron el podio. De la mano, los rendimientos de las principales referencias terminaron anotando importantes subas, principalmente en aquellos que se ubican en el tramo más largo de la curva. El Discount arrojó una retorno del 9,85%, mientras que el Bonar 2027, del 9%. A su vez, los bonos más cortos, como el Bonar 2024 y el Bonar 2020, terminaron con tasa del 8% y del 7%, respectivamente.

A los conflictos locales se suman el contexto internacional, en donde se registra una mayor aversión al riesgo y un traslado de flujos desde los países emergentes hacia los desarrollados. Las crecientes tensiones comerciales entre las dos principales potencias, Estados Unidos y China, y los niveles de la tasa de los bonos del Tesoro de EE.UU. a diez años (que ayer cerraron en 2,96%) están generando preocupaciones entre los analistas. Bajo estas condiciones, la Argentina tendría que pagar un interés de al menos del 9,15% para colocar deuda a diez años en el exterior, ya que el riesgo-país refleja la sobre tasa que deben ofrecer los países para colocar deuda con respecto de la de Estados Unidos. Este panorama deja una perspectiva medio sombría para el Gobierno, que sigue apostando por el gradualismo para generar un sendero de crecimiento sostenido. Si bien el préstamo del FMI le compró algo de tiempo, la Argentina debe volver a reducir los spreads con los países de la región y necesita alcanzar tasas de expansión del PBI consistentes con las tasas que paga por financiarse.

Comentarios