María Herminia Grande – Artículo Semanal Finalizó el Mundial y Argentina está lista para comenzar sus eliminatorias políticas. Eso sí, sin que nadie pueda... Sin proyecto y sin equipo, Argentina como su Selección quedará a mitad de camino

María Herminia Grande – Artículo Semanal

Finalizó el Mundial y Argentina está lista para comenzar sus eliminatorias políticas. Eso sí, sin que nadie pueda mostrar un plan superador, alternativo y de futuro. Ocurre lo mismo que con el seleccionado argentino: con individualidades pero sin equipo y sin proyecto, quedamos a mitad de camino. El rol protagónico se podría definir con la metáfora del perro que se muerde la cola. Para que Mauricio Macri ganase las elecciones en el 2015 necesitó del gobierno de Cristina Fernández de Kirchner. Sin la gestión de gobierno que viene realizando Mauricio Macri, Cristina Fernández de Kirchner no tendría chances electorales. Si se observa por los resultados de uno u otro gobierno, que ambos no son alternativas válidas para un país como el nuestro que cada vez tiene más inequidad y desesperanza. Resulta increíble en medio de este brutal desgobierno económico, cuyo final aún no se vislumbra en su profundidad; que Marcos Peña y Elisa Carrió estén pensando en cómo ganar las elecciones de 2019. Por otro lado la candidata esponsoreada por Macri guarda silencio. Y el resto de posibles candidatos del peronismo están distraídos tras sus egos sin interesarse siquiera por el país real que parece no conocen. Nuestro país ha mutado desde hace muchos años de ser solidario como recuerdan muchos pueblos que pasaron por la angustia de la necesidad; a ser un país egoísta que podría definirse con un “sálvese quien pueda! El gobierno actual tiene un rasgo de sinceridad cuando omite designar un ministro de Economía, porque en realidad la política económica está ausente. Y lo cierto es que sin que ésta, encienda sus motores, el pozo desde el cual reconstruir Argentina será cada vez más profundo. Pasaron dos años y medio del actual gobierno para arribar a los mismos indicadores sociales y económicos de la gestión anterior, motivo por el cual mayoritariamente la gente votó un Cambio que nunca llegó.

Hablaba de solidaridad y egoísmo. Argentina tiene en el exterior cuatro veces más dinero que el préstamo solicitado al FMI. Sus ciudadanos, incluido dirigentes de este gobierno y de los anteriores; lo mantienen allí a resguardo de los avatares de la mala praxis política argentina. Iniciaba esta columna haciendo referencia a la finalización del Mundial, ¿cómo es posible que hayan viajado a Rusia tres mil alemanes, cuatro mil franceses, con una distancia en vuelo de dos horas y con un pasaje de low cost de 50 Euros; y Argentina, con su selección de fútbol en el puesto 16 haya tenido una concurrencia de 40 mil personas? La sociedad argentina pudiente no sólo no baja su nivel sino que vive como si cada día fuese el último. Y en ese ahorismo todo es válido. La gran mayoría también vive sus días como si fuesen los últimos, porque nadie despierta la esperanza, y la decepción es la peor enemiga de cualquier Nación.

La política en sus estadíos legislativos, es tan precaria y superflua como en la mayoría de los Ejecutivos. Cuando se discutió la ley previsional, en realidad las posturas estaban divididas entre el valor de un café o de dos; y no en el profundo problema del sistema previsional, su futuro y el presente de jubilados cuyos haberes ascienden a $ 8 mil y una canasta que supera los $ 19 mil. Todo es superfluo y camuflado. Hemos escuchado hasta el hartazgo la reivindación del 82% móvil. En realidad es el 82% del salario, mínimo, vital y móvil; no del salario percibido en actividad. Yendo al debate actual

sobre despenalización del aborto, se discute en el Senado no el sujeto del proyecto, sino sus aleatorios. Como propuesta alternativa se busca que la objeción de conciencia tanto de los médicos como de las instituciones no sean penalizados. El tema central que es el asesinato de un inocente, no se aborda. Argentina, según el Dr Badeni estaría incumpliendo, de aprobarse esta ley también con la normativa internacional que condena la tortura al que Argentina adhiere. Matar a un niño en el vientre de la madre descuartizándolo remite a la peor de las torturas. Sin embargo esto no parece ser el eje de la discusión. Si un médico va preso o no por esta ley es absolutamente aleatorio con respecto a si un niño muere o no con el consentimiento de esta ley. Sobre lo aleatorio, es decir la objeción de conciencia, el Dr. Badeni me decía “pedirle a un médico que practique un aborto es lo mismo que pedirle a un abogado que no defienda a un criminal”. La desvirtuación del eje principal se observa cuando el debate se canaliza a través del costo económico que representará para la medicina de las provincias y obra sociales; lo cual es verdad; pero dicho costo es insignificante comparado con el de cercenar una vida.

Mientras el gobierno y el establishment ponen sus expectativas sobre la dificultad o no en la renovación de las lebacs hoy, hay un grueso de gente que tiene sus mayores expectativas en saber si algo caliente en este frío invierno llegará a su estómago.

Un estudio reciente realizado por el Centro de Estudios Económicos y Sociales Scalabrini Ortiz de Rosario revela datos que no deben distar al de otras grandes ciudades: La tasa de desocupación en Rosario para el segundo trimestre de 2018 se estima en 13,33%. La tasa de subocupación es del orden de 13,70%.Afecta principalmente a jóvenes, mujeres y personas de menor nivel educativo. El desempleo de jóvenes de hasta 29 años explica cerca de dos tercios del desempleo. Las mujeres muestran menores tasas de actividad, y sin embargo, mayor desempleo que los varones. La tasa de desempleo de las mujeres es aproximadamente del 16,42%. Dentro de la población desocupada, más de la mitad dejó de trabajar hace 3 meses o menos. Sólo el 25% se reinsertó al mercado laboral .El desempleo es mayor para las personas con menores niveles de educación: La tasa de desempleo de las personas activas que a lo sumo han completado el secundario es más de 100% superior a la de los rosarinos con formación universitaria o terciaria. Esto señala una intensificación de las brechas con respecto al 1° trimestre de 2018 en donde tal diferencia era sólo de 70

Comentarios