CONECTATE CON NOSOTROS

Economía

Aseguran que la situación es insostenible sin una actualización en el precio del gas envasado

Desde la Cámara de Empresas de Gas Licuado aseguran que hoy se cobra $185 por la garrafa de 10 kg. cuando debería costar $400

Avatar

Publicado

el

La Cámara de Empresas Argentinas de Gas Licuado (CEGLA) manifestó su creciente preocupación por la grave situación actual ante los atrasos en la actualización de los precios de referencia, que lleva a que la actividad de fraccionado del gas envasado, se encuentre ante una situación de déficit insostenible.

“El desfasaje producido por la falta de actualización de precios genera una situación crítica en un mercado de 18 millones de consumidores y de una actividad que da empleo directa e indirectamente a más de 9.000 personas”, describió Pedro Cascales, director de CEGLA.

En efecto, el atraso es tan grave que mientras la estructura de costos obliga a un precio mayorista (sin impuestos) de $ 354 por cada garrafa de 10 kg. en planta de fraccionamiento de zona central del país y de $ 400 en el norte, el precio de venta determinado por la Autoridad de Aplicación, dependiente de la Secretaría de Energía de la Nación, es de apenas $ 185 de manera uniforme para todo el territorio nacional. Es decir, los precios actuales no alcanzan siquiera al 50% del valor que se necesita para operar con normalidad.

El retraso es alarmante y coloca a la actividad en una situación totalmente irregular. Comparando con otras alternativas, el precio al público se encuentra muy por debajo del equivalente a la energía eléctrica e incluso en el AMBA por debajo del precio del gas natural.

Precio mayorista de la garrafa vs. otras energías

Es importante resaltar, además, que se trata de un sector que exige cuantiosas inversiones para el mantenimiento de un parque de 18 millones de envases en poder del público, así como para la conservación de la flota de transporte y de la infraestructura de plantas de fraccionado, almacenaje y equipos especiales.

Es interesante ilustrar que en otros países de la región con precios regulados (Uruguay, Perú y Colombia) los márgenes establecidos y consolidados de las tareas de fraccionamiento y distribución se ubican en promedio por encima de los US$ 6 por carga de 10 kg. Ese valor está en el orden de los márgenes históricos en nuestro país. Sin embargo, en la actualidad, y como consecuencia de la acumulación de retrasos en la determinación de precios de referencia, la Secretaría de Energía de la Nación impone precios que ubican ese margen por debajo de los US$ 2.

Es por todo esto que las empresas fraccionadoras vienen reclamando con insistencia al Gobierno nacional que se cumpla con el artículo 34 de la Ley 26.020 y se resuelva la grave e insostenible situación de un sector con enormes inversiones y que brinda un servicio de excelencia en todo el territorio nacional.

Ofrecemos un producto de muy elevada eficiencia, con altos estándares ecológicos y de seguridad. Necesitamos que se establezca un precio de referencia para el GLP en envases que sea coherente con la estructura de costos actual tal como se estipula en la ley”, finalizó Cascales.

Continuar Leyendo
Publicidad

Economía

El “súper martes” de Martín Guzmán: qué se juega el ministro en la licitación del bono atado al dólar con el que busca calmar al mercado

En lo que queda del año el Tesoro enfrenta pagos en pesos por más de un cuarto de la base monetaria. Si consigue financiamiento bien por encima de ello, puede limitar la emisión monetaria del Banco Central y, con ello, tratar de calmar al dólar

Avatar

Publicado

el

Por

El “súper martes” de Martín Guzmán: qué se juega el ministro en la licitación del bono atado al dólar con el que busca calmar al mercado

Como en los momentos más difíciles de la crisis cambiaria de 2018 cuando en cada vencimiento de Lebac se jugaba la continuidad de la corrida contra el peso, la City porteña se prepara para vivir mañana un nuevo “súper martes” con el que el ministro de Economía, Martín Guzmán, buscará empezar a remontar un partido contra la suba de los dólares paralelos en el que el marcador no podría serle más adverso. Luego de que las trabas cambiarias impuestas en septiembre ampliaran la brecha cambiaria y la relajación de los controles a los dólares financieros no alcanzara para estabilizarla, ahora el funcionario busca mostrar al mercado la predisposición para reducir la dependencia de la emisión monetaria para cubrir los gastos del Tesoro.

A través de la colocación de un bono atado al dólar con vencimiento en abril del año que viene y otros cuatro títulos de deuda en pesos, Guzmán quiere señalizar su giro ortodoxo en cámara lenta. En lo inmediato, la licitación de mañana martes tiene como objetivo recaudar dinero suficiente para pagar todos los vencimientos del mes. En lo que queda de octubre vencen dos letras en pesos, un bono ajustado por CER y un bono atado al dólar que entre todos obligan a pagos por $97.416 millones.

Pero más allá de cubrir los pagos de vencimientos de emisiones pasadas, lo que mira el mercado es cuánto dinero recauda la licitación por encima de ese nivel mínimo indispensable para refinanciarse. Cada peso extra que obtenga la licitación que conducen el secretario de Finanzas, Diego Bastourre, y su subsecretario, Ramiro Tosi, será un peso menos que el Banco Central tendrá que imprimir para cubrir el déficit público.

Más aún, lo que logre recaudar la operación va a sentar el tono para lo que serán los próximos meses en los que los vencimientos a pagar en pesos son mucho más importantes. En noviembre hay que pagar $263.798 millones de vencimientos de diez títulos de deuda distintos. En diciembre, mientras tanto, otros $164.342 millones más. Son, en total, $525.000 millones los vencimientos en pesos de acá a fin de año.

El menú de emisiones incluye la reapertura de un Bono ajustado por CER por $10.000 millones con vencimiento el 17 de abril de 2021. Otro Bono a tasa Badlar, actualmente en 27,56% anual, por $10.000 millones que vencerá el 5 de agosto del año que viene. También Letras ajustadas por CER por $20.000 millones con vencimiento el 4 de diciembre y Letras a descuento por $20.000 millones, que vencerán el 30 de diciembre de este año.

Pero las miradas van a estar en el bono atado al dólar con vencimiento el 29 de abril del año próximo. Una emisión similar a principios de mes recogió unos $136.000 millones. Esa cifra es un primer indicador.

“El punto es cuánto logra captar en la licitación del bono dollar-linked. Cuanto más capte de eso, más estira el perfil de vencimientos”, dijo Juan Ignacio Paolicchi de EcoGo.

“Hoy tenés $525 mil millones (un cuarto o un quinto de la base monetaria, aproximadamente) en menos de dos meses y medio. Si lográs despejar fuerte esos vencimientos, ya las licitaciones que quedan en el año van a ser financiamiento neto”, agregó.

La expectativa en el mercado es que la licitación atraiga una considerable cantidad de dinero, un bien para nada escaso en el sector financiero de estos días.

“Los bancos tienen un exceso de liquidez que van a buscar asignarlo a este tipo de instrumentos que al menos te cubren contra la devaluación del oficial y muchos inversores minoristas y mayoristas temen de que una devaluación sensible del tipo de cambio se dé en algún momento del corto plazo (aun asumiendo que luego de eso venga un desdoblamiento), por lo que el instrumento es atractivo”, dijo Paolicchi.

Si el Tesoro muestra capacidad de financiarse en pesos refuerza las señales que trata de dar Guzmán respecto a un muy lento movimiento hacia depender cada vez más de la colocación de deuda en pesos para reducir la cantidad de dinero que tiene que emitir el Banco Central.

“Que le vaya bien implica que coloquen un monto relevante y que no canibalice los otros bonos más cortos que vencen. El tesoro tiene vencimientos muy pesados en noviembre y diciembre a lo que se suma el déficit estacional de diciembre. Es decir, necesita que el mercado le financie lo más posible. Mi impresión es que una buena licitación puede comprar algo de tiempo, pero no resuelve la situación”, dijo Andrés Borenstein de Econviews.

La entidad conducida por Miguel Pesce le transfirió este año al fisco $1,7 billón, dinero creado de la nada que equivale a lo que era la base monetaria a fines del año pasado y es uno de los fundamentos que más mira el mercado a la hora de correr a dólares.

El discurso de Guzmán es que la pandemia forzó a aumentar el gasto sin que el Tesoro tuviera opción de emitir deuda, pedir al FMI o recurrir a ahorros: de ahí la masiva emisión monetaria. Eso creó un desequilibrio que, asegura, se puede administrar. En parte, tomando más deuda en el mercado local en pesos. Algo más, con financiamiento extra de organismos multilaterales. Pero, como en los super martes del pasado, ganar un partido no implica ganar el campeonato.

Y, para los analistas, las señales pueden ir en la dirección correcta pero llegan con la corrida contra el peso ya lanzada. Y probablemente se necesiten más señales antes de que el partido contra la brecha cambiaria pueda emparejarse.

Guzmán necesita que el mercado le financie lo más posible. Mi impresión es que una buena licitación puede comprar algo de tiempo, pero no resuelve la situación (Andrés Borenstein, Econviews)

“Hay muy poca demanda de pesos porque la presunción es que hay un déficit muy grande y la credibilidad está dañada. Quizás por razones ajenas al equipo económico, pero desde Vicentin para acá al Gobierno no dio señales de moderación. Con respecto al déficit quizás podrían corregir el presupuesto para bajar la estimación de 2021 para aumentar la confianza. En resumen, puede comprar tiempo, pero le va a costar mantener un piso de dólar que está más abajo de lo que quiere el mercado. Para que el mercado empiece a confiar se necesita más que una buena licitación”, comentó Borenstein.

Para adelante, analistas y operadores se mantienen atentos al avance de las negociaciones con el FMI para un nuevo acuerdo. Y a las condiciones monetarias y fiscales que se comprometen como parte de ese programa. El funcionario dijo a empresarios que ese programa incluirá un sendero fiscal multianual, metas de reservas y medidas para promover la competencia y el desarrollo del mercado de capitales.

“Vemos a las declaraciones como una noticia muy positiva incluso cuando llegan en una etapa muy avanzada de la crisis. Tener un buen diagnóstico es siempre el primer paso fundamental”, analizó un informe de SBS que lleva la firma de Adrián Yarde Buller y Juan Manuel Franco.

Continuar Leyendo

Economía

El dólar Blue tuvo otra jornada infernal trepó $5 y alcanzó los $195

La brecha con el tipo de cambio oficial llegó a 149,5%

Avatar

Publicado

el

Por

El dólar blue trepó hoy $5, a $195, y marcó así otro máximo histórico, en una nueva jornada con tensiones cambiarias en la que la brecha con el tipo de cambio oficial llegó a 149,5%.

El billete en las «cuevas» del microcentro porteño mantuvo una fuerte tendencia alcista y tomó impulso con el correr de las horas para acumular en la semana un avance equivalente a $17.

La actividad se mantuvo en niveles limitados, principalmente luego de los operativos y allanamientos llevados a cabo de manera sorpresiva por Gendarmería Nacional el miércoles.

En tanto, el contado con liquidación, la operatoria para llevar divisas al exterior a través de la compra de bonos cortó con la racha alcista y bajó 4,9%, a $172,21.

En ese escenario, estimaciones del mercados apuntan a que el Banco Central terminó la jornada con un balance diario negativo en torno a los u$s 60 millones. El volumen negociado en el segmento de contado se ubicó en u$s 244,755 millones.

La divisa para ahorro, según los promedios informados por el Banco Central, fue ofrecida a $77,556 para la punta compradora y a $83,847 para la vendedora. Con esos valores sumados al recargo del impuesto PAIS y el nuevo tributo que puede ser deducible a futuro de Ganancias y Bienes Personales, el dólar «solidario» fue ofrecido a $138,34.

El ministro de Economía, Martín Guzmán, afirmó este viernes que hay capitales especulativos que ingresaron al país durante el macrismo que ahora están buscando salir y lo hacen vía el mercado de contado con liquidación.

Continuar Leyendo

Economía

Economía prepara agresiva licitación para «secar la plaza»

El equipo económico estudia nuevas acciones para absorber pesos. Insistirá con título para dar una cobertura del tipo de cambio a inversores.

Avatar

Publicado

el

Por

En su pulseada con el dólar, el Ministerio de Economía analiza una serie de opciones de instrumentos financieros para absorber los pesos y quitarle presión el tipo de cambio, en momentos en donde los dólares alternativos alcanzan cotizaciones récord, y la brecha se eleva por encima del 120%.

Según pudo saber Ámbito, en estos momentos el equipo económico que dirige Martín Guzmán, junto con el secretario de Finanzas, Diego Bastourre, analiza contra reloj nuevas acciones para canalizar los pesos sobrantes y descomprimir la demanda de dólares alternativos, que llevan la cotización a niveles inconsistentes con la realidad económica, tal como lo analizan los propios funcionarios.

«En Economía se espera una gran licitación de pesos para la semana que viene que ayude a secar la plaza, con un menú muy variado de instrumentos que incluirán muy probablemente un nuevo bono linked«, dijeron a Ámbito fuentes del Palacio de Hacienda.

El 6 de octubre pasado, en el debut de la licitación de dólar linked, se colocó el Bono del Tesoro Nacional vinculado al dólar por un total de $136 mil millones, a una tasa del 0,1% anual.

Dicha la licitación, acumuló 1.362 ofertas. En total, el mercado ofreció colocaciones por u$s1.767.774.986, de los cuales Finanzas terminó colocando u$s1.766.417.715. A cambio de los títulos, el Tesoro recibió $136.105,4 millones. La amortización será íntegra al vencimiento al mismo tipo de cambio que rija el 30 de noviembre de 2021. Los cupones se pagarán el 30 de mayo y el 30 de noviembre del año próximo.

El miércoles pasado, al participar en el Encuentro Iberoamericano con empresarios “Perspectivas económicas de la Argentina”, Guzmán afirmó que “un segundo frente de avance importante fue reconstruir el mercado de deuda pública en pesos. Eso explica que no haya una proporcionalidad entre el financiamiento monetario y la tasa de inflación. Buena parte fue absorbido por instrumentos en pesos”.

En esa línea, dijo que “la política monetaria, alineada con la política fiscal va a ir en la dirección de tener tasas de interés ordenadas”, y aseguró que “definir un sendero de acumulación de reservas va a ser parte del programa con el FMI”.

https://www.ambito.com/finanzas/dolar/economia-prepara-agresiva-licitacion-secar-la-plaza-que-incluiria-nuevo-bono-linked-n5142573

Continuar Leyendo