CONECTATE CON NOSOTROS

Salud

Bromatología recomendó no hacer churros caseros

El debate inició en las redes sociales y los expertos dieron su veredicto.

Avatar

Publicado

el

Es una de las masas preferidas a lo largo y ancho del territorio nacional. Con chocolate, con dulce de leche, bien bañados de azúcar, los churros parecen hacer más rica cualquier desayuno o merienda. Pero a pesar de que la receta es sencilla, conlleva riesgos que deben conocerse.

En las redes sociales, se inició un debate sobre su preparación y por qué puede resultar peligrosa, resaltándose como principal que la masa, que debe ser espesa y bien compacta, puede retener burbujas de aire que luego al freírla explotan.

Usuarios compartieron su experiencia afirmando que en el mejor de los casos el resultado es una cocina sucia, y en el peor, una quemadura producto del aceite hirviendo en la piel o los ojos.

De hecho, días atrás la cuenta de Twitter Bromatología en Casa inició una particular campaña en contra de las «churrerías caseras», afirmando: «si sabes que hacer churros caseros es peligroso, por que correr el riesgo?»

Además, desde la cuenta compartieron algunos testimonios:

«Una vez quise hacer churros y no tenía churrera. Vi tutoriales en que los hacían con manga y pico rizado… ¡los tuve que rasquetear de las paredes y la campana! Empezaron a explotar con salpicaduras y saltos ornamentales con el consabido peligro».

«A mí me explotó un churro, me quemé palma de la mano y muñeca. Menos mal que mi mamá tenía pomada de quemados y me bañé en eso inmediatamente, la saqué re barata, ¡pero es horrible! A la noche me ardía».

Continuar Leyendo
Publicidad

Salud

Coronavirus: un estudio revela por qué hay contagiados que no presentan síntomas

Científicos daneses analizaron muestras de donantes para investigar la reacción del organismo ante el nuevo virus.

Avatar

Publicado

el

Por

Los descubrimientos con relación a la pandemia de coronavirus covid-19 avanzan día a día. Mientras continúa la carrera por la búsqueda de la vacuna, científicos también trabajan para tratar de comprender la enfermedad que en pocos meses cambió drásticamente el modo de vida en todo el planeta. Y uno de los interrogantes clave es el papel que juegan los pacientes asintomáticos en la propagación del virus. De allí se desprende otra pregunta fundamental: ¿por qué hay personas contagiadas que no presentan síntoma alguno?

Un estudio efectuado por expertos de la Universidad de Aarhus y el Hospital Universitario de Aarhus en Dinamarca (uno de los más importantes a nivel global) podría haber resuelto la cuestión. Según concluyeron los investigadores, la virus SARS-CoV-2 podría ocultar su genoma, lo cual imposibilitaría que el organismo pueda reconocerlo y actuar.

El documento publicado por los científicos daneses explica, tanto en términos generales como en detallado informe técnico, las razones que explicarían el fenómeno de los pacientes asintomáticos.

El estudio señala que infecciones respiratorias -entre las cuales está incluida la pandemia de coronavirus- se dirigen a las células epitetiales (aquellas que ayudan a proteger los órganos, protegiendo las superficies internas y externas del cuerpo humano) ubicadas en el tracto respiratorio.

En estos casos, añadieron los expertos, los macrófanos alvoleares o «MA» (la célula con actividad fagocítica más importante del árbol respiratorio) tienen un rol fundamental, ya que «son macrófagos residentes en tejidos ubicados dentro del pulmón». «Desempeñan un papel clave en las primeras fases de una respuesta inmune a los virus respiratorios», aclararon los especialistas. De hecho, indicaron que probablemente sean los MA «las primeras células inmunitarias en encontrar el SARS‐CoV‐2 durante una infección, y su reacción al virus tendrá un impacto profundo en el resultado de la infección».

Además, los científicos analizaron el comportamiento de los interferones o «IFN», que son un grupo de proteínas señalizadoras producidas y secretadas por las células anfitrionas como respuesta a la presencia de diversos patógenos, tales como virus, bacterias, parásitos y células tumorales. Cuando el organismo detecta una infección, el sistema inmunológico inicia la producción de interferones como respuesta al «ataque». Los IFN son citocinas antivirales y se encuentran entre las primeras citocinas producidas tras una infección viral», explicaron los autores de la investigación.

Para el estudio, los científicos daneses tomaron los MA de donantes no infecciosos que feron «desafiados» con el virus.

«Demostramos que los MA desafiados son incapaces de detectar el SARS‐CoV‐2 y de producir una respuesta de IFN en contraste con otros virus respiratorios, como el virus de la influenza-A y el virus Sendai, que desencadenan una respuesta IFN robusta», señalaron,

Así, concluyeron, «la ausencia de producción de interferones en los MA tras la exposición al SARS‐CoV‐ 2 podría explicar la fase asintótica inicial observada durante el covid‐19 y argumenta en contra de que los MA sean las fuentes de citocinas proinflamatorias más adelante durante la infección».

Los macrófagos alveolares producen interferones y activan genes estimulados por interferón cuando se enfrentan al virus de la influenza A o al virus Sendai, pero no cuando se enfrentan al SARS‐ CoV‐ 2, lo que sugiere que su ARN genómico es indetectable para los sensores inmunes innatos (EMBO Reports)

El informe, que fue publicado en la revista EMBO Reports, sostiene que este coronavirus tiene la capacidad de inhibir la producción de interferones, por lo que el sistema inmunológico no reacciona ante el contacto con el virus.

Para llegar a esta conclusión, los científicos tomaron muestras de donantes y, en laboratorio, las pusieron en contacto con distintos virus. «El SARS‐CoV-2 no muestra ninguna interacción con el sistema IFN en AM», señalaron en uno de los párrafos del estudio. Precisamente, la «ausencia de inducción» de los interferones en los macrófagos alveolares «sugiere que el ARN genómico del SARS‐CoV‐2 es indetectable para los sensores inmunes innatos».

El próximo paso en esta investigación podría ser la determinación de cómo el nuevo coronavirus evita ser reconocido por el sistema inmunológico. Teniendo en cuenta el rol que tendrían los asintomáticos en la propagación de la enfermedad, la respuesta a este interrogante también aportará elementos esenciales para seguir con la lucha contra la pandemia de covid-19.

Continuar Leyendo

Salud

Salud busca sintomáticos en varios puntos del Gran Tucumán

Por tercer día consecutivo los equipos sanitarios de la Búsqueda Activa de Sintomáticos (BAS) realizan controles en Manantial Sur, por segundo día consecutivo en Villa 9 de Julio e iniciaron las visitas en la Olla, Horco Molle y Alejandro Heredia.

Avatar

Publicado

el

Por

Al respecto, la referente del programa, Yolanda Breppe, comentó: “Estamos trabajando en la búsqueda activa en domicilios. Una vez que identificamos un paciente con sintomatología, es trasladado a la carpa ministerial donde, de acuerdo a los síntomas que presenta, se le realiza el testeo de antígeno”. En tanto, explicó que si el paciente tiene síntomas hace más de 7 u 8 días y tiene factores de riesgo, con sintomatología se le realiza la prueba de PCR.

El trabajo del equipo sanitario

  • El equipo de enfermería realiza la prueba de saturación y toma de temperatura.
  • El médico realiza una evaluación clínica
  • Si el paciente presenta sintomatología leve ambulatoria tiene factores de riesgo como ser mayor de 60 años o tiene dificultades compatibles con neumonía dolor corporal o fiebre
  • Se le solicita estudio de laboratorio y radiografía pulmonar en la policlínica de referencia del lugar donde se está realizando el operativo

Por último, Breppe dijo que en el caso de tratarse de pacientes con mayores complicaciones, se los deriva a un dispositivo modular del Ministerio de Salud Pública..

Continuar Leyendo

Salud

El Covid -19 a largo plazo traería secuelas cardíacas, neurológicas, psicológicas y pulmonares

Un estudio de dos universidades de Estados Unidos confirman secuelas más frecuentes que pueden presentar los pacientes de coronavirus.

Avatar

Publicado

el

Por

Casi siete meses han pasado desde el inicio de la pandemia de la COVID-19. Un virus totalmente nuevo, con el que seguimos aprendiendo a convivir. Con más de 30 millones de personas afectadas en todo el mundo y un millón de muertes, la COVID-19 todavía está lejos de erradicarse por completo. A la espera de una vacuna, ciertos estudios siguen analizando esta nueva enfermedad y, a pesar de que todavía es pronto, ya se conocen algunas de las secuelas.

Así aparece reflejado en el artículo de ‘JAMA’, desarrollado por Carlos Del Río, Lauren F. Collins y Preeti Malani, de la Universidad Emory (Georgia) y de la de Michigan. «Todavía es temprano en el seguimiento de la pandemia, es posible que un gran número de pacientes experimenten secuelas a largo plazo”, se informa, que ha sugerido el término “transportistas de larga distancia» para referirse a los infectados.

Problemas pulmonares
Un experto español indica que los síntomas más frecuentes se encuentran “la fatiga, el cansancio o el dolor de cabeza”. Sin embargo, la falta de aire también “es frecuente, pudiendo ser ocasionalmente grave, impidiendo realizar las actividades de la vida diaria e incluso necesitar tratamiento con oxígeno en domicilio”. Esto se puede dar debido “a un daño crónico con fibrosis en sus pulmones tras la infección viral y la inflamación subsiguiente”.

Algunos pacientes han necesitado de un trasplante de pulmón “ante el deterioro tan importante de la función pulmonar”. “La insuficiencia respiratoria puede ser debido también a otras complicaciones graves, como la formación de trombos”, añade el experto. Entre otros síntomas, pueden persistir “los dolores y debilidad musculares, mareo, palpitaciones, dolor de pecho, pérdida del olfato o del gusto, tos, febrícula, dolor de garganta, dispepsia y otras molestias abdominales, lesiones cutáneas, parestesias o problemas de memoria”.

Problemas cardiácos
Se ha visto en ciertos pacientes graves de coronavirus, junto con enfermedad tromboembólica. Entre las secuelas se encuentra la inflamación y miocarditis de miocardio, así como arritmias cardiacas después de la infección, es decir, una inflamación del tejido del corazón. Un estudio alemán con 100 pacientes reveló compromiso cardiaco en 78% e inflamación del miocardio en curso en 60%.

Problemas neurológicos
El SARS-CoV-2 puede penetrar el tejido cerebral a través de la viremia o, también, por invasión directa del nervio olfatorio, lo que produce anosmia. Entre los pacientes de coronavirus, los más persistentes son cefalea, vértigo y disfunción quimiosensorial (por ejemplo, anosmia y ageusia).

También se han informado casos de encefalitis, convulsiones y otras afecciones como cambios de humor importantes y ‘niebla mental’ hasta 2 a 3 meses después del inicio de la enfermedad.

Problemas psicológicos
Lejos de los problemas físicos, los psicológicos pueden ser incluso más persistentes a largo plazo. Aún no se ha determinado el alcance, pero expertos apuntan a trastornos psicológicos, como la ansiedad o el insomnio. Entre los síntomas, puede haber cambios de humor e irritabilidad. Algunos cuadros pueden llevar a una depresión más grave o al estrés postraumático.

Muchos de los pacientes de la COVID-19 presentan sentimientos de aislamiento y soledad. El estigma relacionado con el virus también se ha generalizado y puede dar como resultado una sensación de desesperanza.

https://as.com/diarioas/2020/10/12/actualidad/1602509656_763669.html

Continuar Leyendo