CONECTATE CON NOSOTROS

Curiosidades

COLONIA DEL SACRAMENTO EN URUGUAY, UNA OPCIÓN UNA ESCAPADA TURÍSTICA

Una escapa turística de esas que siempre vienen bien, cuando es posible, puede resultar como excelente opción la ciudad de Colonia, del otro lado del charco, en Uruguay.

Avatar

Publicado

el

Por este motivo María Cristina Otero, subdirectora de Turismo de Colonia, y Gustavo Silveyra referente de la Cámara hotelera de Colonia nos visitaron esta mañana en Mal Pero Contentos donde sin más la primera razón que dieron para visitar ese maravilloso lugar es: “nosotros los queremos a ustedes y ustedes nos quieren a nosotros, tenemos una muy buena relación y somos muy parecidos”, destacando así esa hermandad uruguaya y argentina.

Colonia del Sacramento, su nombre completo, es la capital del departamento de Colonia y es considerada patrimonio de la humanidad con su barrio histórico colonial y frente a la Ciudad de Buenos Aires, a 470 kilómetros de la Ciudad de Rosario por tierra o bien vía la Ciudad de Buenos Aires a una hora en cruce desde Puerto Madero en buque hasta el centro de Colonia.

Entre lo que más se destaca y buscan sus visitantes argentinos es la tranquilidad y la seguridad. “Quienes trabajamos en turismo vemos que cuando llega un argentino, fundamentalmente de Buenos Aires, baja muy tenso. A le media hora cambió su gesto, a la media hora ya aflojó y comienza a entrar en el ritmo que tenemos los colonienses”, afirmó María Cristina.

“Tenemos algo que nos diferencia que son los tiempos. Las distancias son menores, no tenemos por ejemplo en Colonia más que dos semáforos, entonces no hay un aglomeramiento en ningún lado. Hacemos las compras todo caminando, porque todo está cerca”.

Otra faceta de este lugar que vale la pena visitar es la posibilidad de estar en contacto con el aire puro y los sonidos de la naturaleza, oír a los pájaros, sentir la naturaleza en la ciudad. Recorrer el barrio histórico con sus calles empedradas, legado de los portugueses y los españoles. Y por supuesto disfrutar de una gastronomía muy buena, típica de las colonias alemanas.

En cuanto a alojamiento, las opciones son diversas, desde hoteles y posadas muy chicas y familiares, hasta cadenas internacionales y hoteles de lujo, la ciudad cuenta con ofertas muy interesantes para todos los pasajeros, incluso hostels. “Colonia apunta a la calidad, al servicio, a la pausa y a disfrutar de los sentidos”.

Continuar Leyendo
Publicidad

Curiosidades

El enigmático fósil del monstruo de Tully

Cada cierto tiempo, los científicos descubren fósiles tan extraños que desafían cualquier posible clasificación, con patrones corporales que no se asemejan a ningún otro animal o planta existente.

Avatar

Publicado

el

Por

Es el caso del Tullimonstrum (conocido como el monstruo de Tully), un fósil de 300 millones de años de antigüedad hallado en el depósito fósil de Mazon Creek en Illinois (Estados Unidos).

A simple vista, el monstruo de Tully presentaría un aspecto parecido al de una babosa. Sin embargo, donde cualquiera esperaría encontrar una boca, esta criatura poseería un alargado apéndice rematado por lo que parece ser un par de afiladas garras. En cuanto a los ojos, las cuencas sobresaldrían de su cuerpo en forma de antenas coronadas por sendos globos oculares.

Este ser era tan peculiar que nadie en la comunidad científica ha sido capaz de discernir si se trataba de un animal vertebrado, es decir, con una columna vertebral (como los mamíferos, las aves, los reptiles y los peces), o invertebrado (como los insectos, los crustáceos, los pulpos y demás animales). En 2016, un equipo de científicos aseguró haber descifrado el enigma: sus pruebas, las más exhaustivas hasta el momento, demostraban que era un animal vertebrado. No obstante, mis compañeros y yo hemos desarrollado un nuevo estudio que pone en duda dicha conclusión. La criatura es más misteriosa que nunca.

El monstruo de Tully fue descubierto en la década de los 50 del siglo pasado por un coleccionista de fósiles llamado Francis Tully. Desde entonces, los investigadores han tratado de resolver un rompecabezas que les lleve a averiguar a qué grupo de especies modernas pertenece. La incógnita de las conexiones evolutivas del monstruo le ha granjeado una gran popularidad, hasta el punto de que se ha convertido en el fósil oficial del estado de Illinois.

Fósil del Monstruo Tully (Shutterstock)

Fósil del Monstruo Tully (Shutterstock)

Se han llevado a cabo numerosos esfuerzos para clasificar al monstruo de Tully. La mayoría de los estudios elaborados se han centrado en la apariencia de los rasgos más prominentes del animal, entre los que se encuentran un característico trazo lineal interpretado como la prueba de que el monstruo tenía intestinos, las bandas de colores claros y oscuros que presenta el fósil y las singulares garras de su boca. El patrón corporal del monstruo de Tully es tan poco común en su totalidad que, sin duda, supondrá la expansión del grupo al que pertenece y cambiará la concepción que tenemos sobre el mismo.

En la investigación que vio la luz en 2016 se argumentaba que el animal debería ser clasificado dentro de los vertebrados porque sus ojos contienen unos gránulos pigmentados llamados melanosomas, los cuales se disponen en base a su forma y tamaño de la misma manera que los de los ojos de los vertebrados. Sin embargo, nuestro trabajo demuestra que los ojos de algunos invertebrados, como los pulpos o los calamares, también contienen melanosomas divididos en forma y tamaño de una manera similar a la de los ojos del monstruo de Tully, y también se conservan en fósiles.

Investigación con un acelerador de partículas

Para desarrollar nuestro estudio utilizamos un acelerador de partículas llamado Synchrotron Radiation Lightsource (fuente de luz de radiación sincrotrón), situado en la Universidad de Stanford (California). El acelerador nos permitió explorar la composición química de diferentes muestras de fósiles y animales aún hoy vivos. El sincrotrón bombardea a los sujetos de estudio con intensas ráfagas de radiación para “agitar” los elementos que albergan en su interior. Cuando absorben la radiación, cada elemento libera rayos X con marcas específicas. Al detectar las marcas emitidas, podemos averiguar qué elementos fueron estimulados y, en última instancia, de qué está compuesto el espécimen en cuestión.

Fósil del Monstruo Tully (Shutterstock)

Fósil del Monstruo Tully (Shutterstock)

El primer hallazgo que llevamos a cabo fue que los ojos de los vertebrados modernos poseen una mayor proporción de zinc respecto al cobre que los invertebrados modernos que estudiamos. Para nuestra sorpresa, posteriormente descubrimos que se podía apreciar el mismo patrón en los vertebrados e invertebrados fosilizados encontrados en Mazon Creek.

Después, analizamos la composición química de los ojos del monstruo de Tully y comprobamos que la proporción de zinc y cobre era más cercana a la de los animales invertebrados, lo cual apunta a que esta criatura pudo no ser vertebrada, en contradicción con las aproximaciones previas para clasificarlo.

También descubrimos que los ojos del monstruo contienen un tipo de cobre distinto al encontrado en los ojos de animales vertebrados. Sin embargo, tampoco era idéntico al de los invertebrados que estudiamos. Por lo tanto, aunque nuestros avances inclinen la balanza hacia la idea de que no estamos hablando de una especie vertebrada, tampoco permiten identificarla de manera clara como lo contrario.

(Shutterstock)

(Shutterstock)

Y ahora ¿qué podemos hacer? No cabe duda de que realizar un análisis más exhaustivo de la química de los melanosomas y de otros pigmentos de los ojos de un número más amplio de invertebrados sería dar un paso en la dirección correcta, ya que contribuiría a acotar los posibles grupos de animales a los que el monstruo de Tully podría pertenecer.

El misterio, pues, continúa sin resolverse. Dicho esto, nuestra investigación demuestra que el estudio de los fósiles a nivel químico y molecular puede ser fundamental en el descubrimiento de la identidad de esta y otras criaturas enigmáticas.

Por Chris Rogers, Investigador Postdoctoral en Paleobiología, University College Cork

Continuar Leyendo

Curiosidades

¿Por qué se conmemora el 19 de noviembre el “Día internacional del hombre”?

Surgió por iniciativa de un profesor estadounidense y apunta, sobre, todo a valorar en lugar del hombre en una sociedad donde la masculinidad está en permanente cambio.

Avatar

Publicado

el

Por

Cada 19 de noviembre se conmemora el Día Internacional del Hombre, una fecha a la que se sumó la UNESCO por iniciativa de Thomas Oaster, un profesor de la Universidad de Missouri.

Este organismo sostuvo que la fecha es «una excelente idea que proporcionará un poco de equilibrio entre sexos». Además la Organización Panamericana de la Salud lo incorporó a su calendario, ya que una de las premisas fue contar con la difusión del cuidado de la salud del varón.

En la página de los promotores del International Men´s Day comparten algunas pistas sobre el modo de conmemorar esta jornada.

 Nuevas masculinidades. Los hombres debaten su nuevo rol ante el avance del feminismo

«El Día Internacional del Hombre puede celebrarse a nivel individual o familiar, pasando un tiempo especial con los hombres valiosos más cercanos de sus vidas.»

También proponen algunas acciones concretas como «escribir cartas, correos y enviarlas a los amigos, familiares y los hombres que han contribuido en tu vida. Es importante decirles, del modo que encuentres, cuánto los aprecias.»

 Nuevas masculinidades: del supermacho al hombre sensible. Nuevas masculinidades masculinidad hombre hombres

Según International Men’s Day, los principales aspectos que los hombres actualmente deben revertir son las cifras de suicidios, «3 veces mayor que al de las mujeres».

Lo doméstico de la esfera masculina

También apuntan a un cuidado especial de la salud ya que los hombres «mueren en promedio 4 – 5 años antes que las mujeres. Y que los hombres tienen «el doble de probabilidades que las mujeres de padecer cáncer de pulmón».

Continuar Leyendo

Curiosidades

Tucumán: lo adoptó pensando que era un gato pero era un cachorro de puma

Una chica tucumana adoptó al puma pensando que era un gato; se dio cuenta a los pocos días, tras identificar su especie a través de una foto.

Avatar

Publicado

el

Por

Una joven tucumana se llevó la sorpresa de su vida cuando se dio cuenta que el gato que había adoptado era, en realidad, un cachorro de puma. La chica fue identificada con el nombre de Florencia Lobo y, tras percatarse de su confusión, se comunicó con la Fundación Argentina de Rescate Animal para que se lleven al animal a un refugio.

Según reveló a la prensa local, Florencia había encontrado el puma en una cueva de la localidad de Santa Rosa de Leales cuando este tenía apenas dos meses de vida; el pequeño estaba tomando leche del cuerpo de su mamá, que había muero hacía pocas horas.

Preocupada por la salud del animal, lo agarró y lo llevó a un veterinario, que le curó una lesión en una de sus patas sin percatarse que se trataba de un puma salvaje. La joven lo adoptó rápidamente y lo apodó “Tito”; sin embargo, le llamaron la atención alguna de sus reacciones, que solían ser inesperadamente violentas.

El pequeño puma tras ser rescatado por la fundación

Por esta razón contactó con los rescatistas de la Fundación Argentina de Rescate Animal, que señalaron que se trataba de un puma perteneciente a la especie “yaguarundí”. Desde la entidad, aseguraron que se encargarán de cuidar la pata del felino y de devolverlo a su hábitat natural.

Recordemos que esta no es la primera vez que se produce una confusión; hace algunas semanas, un hombre confundió en Alemania a un perrito de apenas ocho meses con un simpático oso de peluche, que se trataba nada más ni nada menos que del cruce de un Spitz con un caniche toy.

Continuar Leyendo