CONECTATE CON NOSOTROS

Salud

Cómo evitar intoxicaciones por monóxido de carbono en invierno

El monóxido de carbono es un tipo de gas venenoso, sin color ni olor, que se produce por la combustión incompleta del carbono. El control de las instalaciones de los artefactos de gas y mantener los ambientes ventilados son las principales medidas para prevenir eventos y muertes por esta causa.

Avatar

Publicado

el

Presente en materiales tales como leña, carbón de leña, gas, kerosene, alcohol, gas oil y nafta, su inhalación provoca que se reemplace el oxígeno en el torrente sanguíneo con la consecuente falta de oxígeno, dañando el corazón, el cerebro y otras partes del cuerpo.

Quienes tienen mayor riesgo de intoxicación son los niños pequeños, los adultos mayores, las personas con enfermedades cardíacas y/o pulmonares, los fumadores y las personas que habitan en zonas de gran altitud. Y cabe aclarar que, el principal peligro de este tipo de intoxicación es que en muchos casos la persona no es consciente de los síntomas, los cuales pueden variar de un individuo a otro.

Pese a que las muertes por monóxido de carbono son evitables, según los datos de la Dirección de Estadísticas e Información de Salud (DEIS) del Ministerio de Salud de la Nación en el último año registrado (2016), el total de muertes en el país por esta causa fue de 149.

Dentro de los síntomas que pueden aparecer por dicha causa son:
• Dolor de cabeza.
• Náuseas o vómitos.
• Mareos, acompañados de cansancio.
• Letargo o confusión.
• Desmayo o pérdida de conocimiento.
• Alteraciones visuales.
• Convulsiones.
• Estado de coma.

En caso de sospecha de estar sufriendo una intoxicación por monóxido se recomienda abrir las ventanas y puertas de la casa para ventilar los ambientes; salir a tomar aire fresco inmediatamente; apagar los artefactos de gas y concurrir con urgencia a al CAPS u hospital más cercano.

Medida de prevención
Para prevenir la intoxicación por monóxido de carbono es indispensable controlar las instalaciones y el buen funcionamiento de artefactos cada invierno así como mantener los ambientes bien ventilados:

• Controlar la correcta instalación y el buen funcionamiento de los artefactos: calefones, termotanques, estufas a gas, salamandras, hogares a leña, calderas, cocinas, calentadores, faroles, motores de combustión interna en automóviles y motos, braseros.
• Examinar especialmente las salidas al exterior de hornos, calefones, estufas y calderas para asegurarse que están permeables y en buen estado.
• Hacer una verificación de las instalaciones con personal matriculado que pueda identificar y corregir los desperfectos de la fuente generadora de monóxido de carbono.
• Existen distintos signos que muestran que un artefacto no está funcionando bien y vuelve urgente hacer revisar la conexión por un gasista matriculado:
• Comprobar que la llama de estufas y hornallas sea siempre de color azul. Si les anaranjada es señal de mal funcionamiento.
• Lo más notorio en un conducto de gas que no esté bien puesto o mal tapado, es el rastro de una mancha negra en el techo y en la pared (en el recorrido que hace el caño).
• Comprobar que los ambientes tengan ventilación hacia el exterior.
• Ventilar toda la casa una vez al día, aunque haga frío.
• Dejar siempre una puerta o ventana entreabierta, tanto de día como de noche, y aun cuando haga frío.
• Si se encienden brasas o llamas de cualquier tipo, no dormir con éstas encendidas y apagarlas fuera de la casa.
• No usar el horno u hornallas de la cocina para calefaccionar el ambiente.
• No mantener recipientes con agua sobre la estufa, cocina u otra fuente de calor.
• El calefón no debe estar en el baño, ni en espacios cerrados o mal ventilados.
• No encender motores a combustión (grupos electrógenos, motosierra, etc.) en cuartos cerrados, en sótanos o garajes.
• No mantener el motor del auto en funcionamiento cuando el garaje está cerrado. Si su garaje está conectado al resto de su hogar, cierre las puertas.
• No arrojar al fuego plásticos, goma o metales porque desprenden gases y vapor que contaminan el aire.

Continuar Leyendo
Publicidad

Salud

¿Por qué con la edad nos cuesta más perder peso?

Nos pasa a casi todos a medida que envejecemos. Controlamos lo que comemos, tratamos de estar activos pero, cuando nos subimos a la báscula, lo que marca la aguja nos llena de decepción: hemos aumentado de peso.

Avatar

Publicado

el

Por

Entender cómo es ese proceso es clave en un mundo que atraviesa una epidemia de obesidad y las complicaciones para la salud que eso conlleva.

Tiene que ver con lo que llaman sustitución de lípidos, según los investigadores del Instituto Karolinska, en Suecia.

¿Qué es la sustitución de lípidos?

La sustitución o recambio de lípidos es la capacidad que el cuerpo tiene de almacenar y eliminar lípidos para regular la masa de tejido adiposo.

El exceso de masa corporal está directamente asociado a una disminución de las tasas de eliminación de lípidos adiposos.

Eso es lo que nos afecta, a medida que envejecemos y facilita el aumento de peso, no obstante los cambios de dieta o ejercicio que hagamos, dijeron los científicos.

La clave está en la tasa de cambio en el almacenamiento y eliminación de lípidos.

Los investigadores del Instituto Karolinska recopilaron los cambios de peso y los procesos moleculares registrados por casi 100 individuos (hombres y mujeres) a lo largo de 13 años.

En ese período, todos los sujetos, independiente de que hubieran subido o bajado de peso, demostraron una reducción de sustitución de lípidos.

Y la incapacidad de ajustarse a lo que comían durante este período de 13 años está relacionada a un 20% de aumento de peso corporal, explicó Kirsty Spalding, una de las principales investigadoras, en el sitio Karolinska.

«La salud en general está afectada por un incremento en el tamaño de las células grasas (adiposas), así que, a medida que envejeces y consumes alimento al mismo ritmo y no te ajustas al hecho de que no estás quemando lo mismo, tus células grasas crecerán en tamaño y eso tendrá consecuencias negativas para tu salud», comentó.

Hay que ajustar el volumen de lo que se come.

Mejorar el ritmo al que se quema grasa

Los investigadores también examinaron esa rotación de lípidos en 41 mujeres que habían sido sometidas a cirugía bariátrica, un procedimiento por el que se reduce el tamaño del estómago con una liga o removiendo una parte de éste.

Estudiaron cómo sus tasas de sustitución de lípidos afectaban su capacidad de controlar el peso entre cuatro a siete años después de la cirugía.

Los resultados demostraron que sólo aquellas que habían manifestado una baja tasa antes de la cirugía pudieron aumentar la sustitución de lípidos y mantener su pérdida de peso.

La explicación, señalaron los investigadores, es que esas personas tenían más espacio para mejorar la sustitución de lípidos que las que ya habían demostrado tasas altas antes de la cirugía.

Los resultados son particularmente esperanzadores para los pacientes que de entrada muestran tasas bajas de sustitución de lípidos porque significa que pueden mejorar su capacidad para quemar grasa.

El ejercicio sigue siendo fundamental

Con anterioridad se había vinculado el ejercicio con el ritmo al cual los humanos quemaban grasa, pero estos nuevos descubrimientos presentan nuevas posibilidades para intensificar este proceso.

Además de los beneficios del ejercicio, los investigadores buscan cómo acelerar el ritmo de quemar grasa.

Además de hacer énfasis en lo que ya se sabe sobre el beneficio del ejercicio, los científicos también destacaron la importancia de buscar nuevos métodos y estrategias de tratamientos que realmente puedan acelerar el ritmo al que quemamos grasa.

«Los resultados por primera vez indican que los procesos en nuestro tejido adiposo regulan los cambios en peso corporal durante el envejecimiento de una manera que es independiente de otros factores», afirmó Peter Arner, profesor del Departamento de Medicina en el Instituto Karolinska y uno de los principales autores del estudio.

«Esto podría abrir nuevas formas de tratar la obesidad», añadió.

La obesidad y las complicaciones de salud por el exceso de kilos han llegado a niveles de epidemia en el mundo.

Se estima que 13% de la población mundial está afectada por la obesidad, una de las principales causas de problemas cardiovasculares y metabólicos.

Continuar Leyendo

Salud

El ejercicio físico reduce el estrés y mejora el trabajo

Luciana León es una de las profesoras de Educación Física que recorre hospitales, policlínicas, CAPS, espacios y oficinas públicas junto al programa Pausa Activa que tiene como principal objetivo la promoción de prácticas saludables, como ejercicio físico, en cualquier ámbito, como el laboral donde este tipo de actividad ha demostrado resultados positivos en la reducción del estrés, como también de los dolores provocados por mantener una misma postura durante un tiempo prolongado, mejorando además las relaciones entre compañeros y la productividad.

Avatar

Publicado

el

Por

Estas pausas son descansos breves para cortar la rutina, eliminar los dolores provocados por malas posturas y mejorar la calidad de vida, esa es la propuesta del programa de Educación Sanitaria que incluye ejercicios físicos y mentales que se realizan en un lapso de 5 a 15 minutos para revitalizar cuerpo y mente. “El objetivo principal es poner en movimiento el cuerpo, un estímulo de no más de 15 minutos, una pausa de la rutina laboral para que el empleado pueda continuar con más energía, predisposición, lo que mejora significativamente su producción”, destacó León.

Si una persona está sentada durante un tiempo prolongado solo debe ponerse de pie y caminar, la clave es la constancia, se debe realizar todos los días, pero no toma más de 15 minutos y conlleva numerosos beneficios como mejorar la energía, las relaciones entre compañeros, aumenta la productividad, cambia el ánimo lo que lleva a reducir el estrés. También mejora la postura y evita dolores musculares e incluso lesiones.

“La gente va tomando mayor conciencia de los beneficios, muy evidentes, del ejercicio físico, antes eran más reacios pero ahora vemos que el 90% de ellos responde de manera positiva, lo primordial es la constancia, por eso intentamos cumplir al menos con una visita por semana”, puntualizó León.

Para conocer más sobre Pausa Activa podes visitar las redes sociales de Educación Sanitaria en Instagram: educación_sanitaria, y en Facebook: Educación Sanitaria – Ministerio de Salud Pública.

Continuar Leyendo

Salud

Bromatología alerta sobre snacks no aptos para el consumo

Se trata de palitos salados, maní, entre otros productos.

Avatar

Publicado

el

Por

El Ministerio de Salud Pública, a través de la Dirección de Bromatología, sugiere a la población abstenerse de consumir y/o adquirir los siguientes productos:

Palitos salados, RNPA N° 04-027434;
Maní tostado salado, RNPA N° 17-001526;
Palitos de maíz, Chizos, RNPA N° 04-027784;
Maíz inflado y confitado, Palomitas, RNPA N° 17-001963;
Cereal de arroz endulzado, Pipoca Dulce, RNPA N° 17-001497;
Cereal de trigo endulzado, Pipoca Dulce, RNPA N° 17-001964.
Todos declaran RNE N° 17-000310, elaborado por Alimentos Tecnológicos, Avda. Durañona 1175, Parque Industrial Salta.

Aceite comestible, marca Caracas – girasol blends, RNE N° 01-000585, RNPA N° 01-037505.
Se solicita que, en caso de ser detectados a la venta, se informe a: Dirección de Bromatología, Pasaje Dorrego 1080, teléfono-fax 424-5617, o vía e-mail: bromatologiatuc@arnetbiz.com.ar

Continuar Leyendo