CONECTATE CON NOSOTROS

Policiales

Crimen en Santa Cruz : la hija de Alicia Kirchner es la fiscal que investiga la muerte del exsecretario de Cristina

Natalia Mercado está al frente de la causa de la muerte de Fabián Gutiérrez en El Calafate.

Avatar

Publicado

el

Natalia Mercado es la fiscal de El Calafate que ,junto al juez Carlos Narvarte, investigan el homicidio de Fabián Gutiérrez,  exsecretario de Néstor y Cristina Kirchner.  La representante del Ministerio público Fiscal,  es hija de la gobernadora Alicia Kirchner y sobrina de la vicepresidenta.

Con menos exposición pública, Natalia Mercado quedó ajena a las investigaciones por lavado de dinero que recaen sobre su familia. Su hermana Romina Mercado está procesada junto a sus primos Máximo y Florencia en la causa Hotesur (la firma hotelera dueña del Alto Calafate).

Policiales

Denuncian que a Maradona le vaciaron la caja fuerte el día de su muerte

Afirman que el astro del fútbol sufría sistemáticos robos desde hace tiempo por parte de la gente de su entorno.

Avatar

Publicado

el

Con el correr de las horas se van conociendo más detalles que tienen que ver con la muerte de Diego Maradona y los últimos minutos antes de su deceso. También de algunas actitudes de las personas que formaban parte de su entorno.

Paralelamente, la Justicia sigue avanzando para determinar a ciencia cierta las circunstancias de su fallecimiento, tras su repentina muerte

En medio de todo esto que con el correr de los días va sumando más dudas que certezas, salieron a escenas algunas acusaciones que apuntan de lleno contra el entorno del entorno del que fuera el mejor jugador del mundo por robos sistemáticos de su caja fuerte.

Incluso en el programa «Los Ángeles de la Mañana», que se emite por El Trece revelaron que el día de su muerte le robaron los ahorros que tenía en una caja de seguridad de la casa que tiene en Tigre.

«Dicen que le vaciaron la caja fuerte», aseguró Ángel de Brito en medio de un debate sobre el manejo de los fondos que generaba Maradona.

«Sí, le robaron todo», aportó la panelista Andrea Taboada, quien detalló que «no eran dos pesos. Fue un robo hormiga. Seis mil dólares un día, 3.500 dólares otro, 6.000 dólares otro, etcétera…».

Sin embargo, y más allá de la indignación que puedan causar estas versiones, uno de los datos más impactantes lo aportó Mariana Brey, quien aseguró que de muy buena fuente «me contaron que el día en que Maradona muere en esa casa, y cuando el cuerpo de Maradona todavía estaba tendido en la cama, abrieron la caja de seguridad y se llevaron todo lo que había”.

Por su parte, Yanina Latorre, también panelista del programa, dio su impresión al respecto y salió en defensa de su exesposa. «Para mí la única que no le afanaba, y lo digo de verdad, fue Claudia (Villafañe). Fue otra cosa. Y a partir de que la sacaron de encima a Claudia, cada uno se fue llevando una parte de la guita…».

Y remató contando algo sobre la última vez que lo llevaron a la cancha, cuando se notaba que ya no estaba en condiciones físicas ni anímicas para ir. «A ellos no les importaba si estaba bien, si se tocaba el barbijo, si caminaba mal. Había que meterlo en la cancha porque estaba vendido y cobrado. Y lo llevaban», sostuvo sobre el entorno de Maradona en los últimos tiempos.

«Él no quería ir ese día a la cancha, lo obligaron a ir diciéndole que eran 5 minutos. Al tipo este le sacaron el jugo hasta morir. Maradona era una máquina de facturar. Acordate lo que cobraba las entrevistas. Vos lo ponés en un campo de fútbol un minuto, el tipo te vende todo el merchandising, así como estaba, vendía todo. ¿Por qué te creés que lo llevan de técnico a Gimnasia?”, reflexionó polémica Yanina.

Fuente: La Capital

Continuar Leyendo

Policiales

Requieren la elevación a juicio del caso del asesinato del cura Oscar Juárez

Para el Ministerio Público Fiscal hay evidencias suficientes para enjuiciar a Jorge Leonardo Herrera

Avatar

Publicado

el

El Ministerio Público Fiscal informó que el fiscal Carlos Sale, a cargo de la Fiscalía de Instrucción Conclusional de Homicidios, solicitó la elevación a juicio de la causa por el crimen del párroco Oscar Antonio Juárez, que tiene como imputado a Jorge Leonardo Herrera, de 32 años, por el delito de homicidio agravado con alevosía, ensañamiento y criminis causae.

El 14 de julio de 2020, entre horas 22:40 y 23:30 horas aproximadamente, Juárez se encontraba en el interior de su dormitorio de la residencia parroquial de la Iglesia de San Martín de Porres (en la intersección de calles San Martín y Castro Barros), cuando fue asesinado por Herrera.
El homicida, empuñando un arma blanca y con la intención de matar al sacerdote para ocultar el desapoderamiento de la suma de dinero que portaba la víctima y lograr su impunidad (atento a que Juárez lo conocía), valiéndose que el sacerdote se encontraba de espaldas, le causó catorce heridas punzocortantes en diferentes partes del cuerpo, prolongando deliberadamente los padecimientos de la víctima.
Según la teoría del caso expuesta por el fiscal Sale, el religioso fue asesinado «a través de un proceso de apuñalamiento en la espalda, luego un proceso asfíctico incompleto (colocando cintas de embalaje en la boca) para luego terminar con las últimas puñaladas que truncaron su vida. Todos estos actos que exteriorizan sadismo y brutalidad (heridas punzocortantes descriptas en Informe Autópsico)».

Las cámaras
En el marco de la pesquisa, en el exterior de la Iglesia se recolectaron grabaciones de cámaras de seguridad cercanas. De acuerdo al informe técnico confeccionado por el Equipo Científico de Investigaciones Fiscales (ECIF) del Ministerio Fiscal, la persona que se observa en esas imágenes posee las características del imputado. «El vehículo Peugeot blanco de techo oscuro coincide en esas características con todos los fotogramas de las distintas cámaras en cada uno de los horarios”, remarca ese informe.

Huellas
Según consta en el requerimiento de elevación a juicio, resultó de especial relevancia el análisis efectuado a una de las huellas que se ubican en el asiento de la silla que se encontraba en habitación contigua al dormitorio donde se encontraba la víctima.
Al analizar las impresiones de las zapatillas secuestradas y las del calzado ubicadas en el lugar del hecho, surgió la correspondencia entre las mismas.

El robo
De los testimonios recabados a lo largo de la investigación penal preparatoria se desprende que «estamos en presencia de personas (miembros de una misma familia: madre e hijo) con residencia en referido domicilio, que contaban con la confianza de la víctima, compartiendo muchos momentos juntos y manteniendo contacto con cierta regularidad (ello concretamente la madre, dada su condición de secretaria de la Iglesia)».
Testigos relataron un episodio que para el caso resulta relevante, ya que confirma que el imputado tenía conocimiento de que la víctima contaba con una considerable cantidad de dinero en efectivo. Según esos testimonios, esa suma estaba guardada en la casa de la secretaria de la parroquia, madre del presunto homicida. El efectivo había desaparecido de esa propiedad en marzo, antes del inicio de la cuarentena.

Informes de ADN
De los resultados del informe sobre los exámenes de ADN practicados en Buenos Aires a diferentes elementos de prueba surge que había material biológico del cura en las zapatillas y un pantalón del acusado, en su automóvil y en la funda de un cuchillo.
«… resultando ser, de esta manera, que el imputado se encontraba en el lugar del hecho, pisó la sangre con las zapatillas y al manipular el arma blanca tuvo sangre de la víctima que se trasladó hacia el cabo (zona de agarre) y de su mano hacia la funda y los jeans que llevaba al momento de ejecutar el brutal crimen en contra del sacerdote», sostiene Sale.
«A la luz de la regla de la sana crítica, no cabe ninguna duda de que el imputado es presunto autor del hecho investigado que se le atribuye, habiéndose obtenido los medios probatorios que posibilitan formular este requerimiento», concluye el fiscal.

Continuar Leyendo

Policiales

Encuentran maniatado y asesinado a un rondín en una finca de Benjamín Paz

La víctima mortal fue identificada como Víctor Ovejero de 42 años

Avatar

Publicado

el

Las fuentes judiciales informaron que la víctima mortal fue identificada como Víctor Ovejero (42), quien cuidaba una finca ubicada en inmediaciones de la ruta 304, a la altura del kilómetro 46, en la localidad de Benjamín Paz, en el noreste de la provincia.

«Se trata de un hecho lamentable, con una persona que fue atada de pies y manos para darle un disparo en el pecho. La víctima fue encontrada por otro rondín que iba a hacer el cambio de turno. Estamos trabajando en el lugar realizando diferentes medidas y en la búsqueda de testigos«, informó el fiscal Carlos Sale, a cargo de la Unidad Fiscal de Homicidios II.
El fiscal dispuso que en el lugar intervengan los equipos de la Unidad Fiscal interviniente, del Equipo Científico de Investigaciones Fiscales (ECIF), del MPF, a cargo de Eugenio Agüero Gamboa, y la División Homicidios en el abordaje de la escena. Las tareas fueron coordinadas por el prosecretario Alejandro López Isla, de la UFI interviniente.

El caso
El crimen fue descubierto por un cuidador que encontró sin vida a su compañero en el predio cerca de las 5:30 horas de este viernes 27 de noviembre de 2020. El cuerpo fue hallado cerca de una plantación de limones.
«Estamos trabajando para establecer el móvil sobre lo que pudo haber ocurrido. Hasta este momento no se observan indicios de robo, pero eso se determinará con la investigación. Es una causa compleja porque se trata de un lugar alejado, pero confiamos en recolectar pruebas y testimonios que permitan esclarecer lo sucedido», indicó Sale.
En ese sentido, los investigadores mencionaron que en la propiedad se encontraron diferentes productos agroquímicos y la motocicleta de la víctima.

Continuar Leyendo