CONECTATE CON NOSOTROS

Curiosidades

El enigmático fósil del monstruo de Tully

Cada cierto tiempo, los científicos descubren fósiles tan extraños que desafían cualquier posible clasificación, con patrones corporales que no se asemejan a ningún otro animal o planta existente.

Avatar

Publicado

el

Es el caso del Tullimonstrum (conocido como el monstruo de Tully), un fósil de 300 millones de años de antigüedad hallado en el depósito fósil de Mazon Creek en Illinois (Estados Unidos).

A simple vista, el monstruo de Tully presentaría un aspecto parecido al de una babosa. Sin embargo, donde cualquiera esperaría encontrar una boca, esta criatura poseería un alargado apéndice rematado por lo que parece ser un par de afiladas garras. En cuanto a los ojos, las cuencas sobresaldrían de su cuerpo en forma de antenas coronadas por sendos globos oculares.

Este ser era tan peculiar que nadie en la comunidad científica ha sido capaz de discernir si se trataba de un animal vertebrado, es decir, con una columna vertebral (como los mamíferos, las aves, los reptiles y los peces), o invertebrado (como los insectos, los crustáceos, los pulpos y demás animales). En 2016, un equipo de científicos aseguró haber descifrado el enigma: sus pruebas, las más exhaustivas hasta el momento, demostraban que era un animal vertebrado. No obstante, mis compañeros y yo hemos desarrollado un nuevo estudio que pone en duda dicha conclusión. La criatura es más misteriosa que nunca.

El monstruo de Tully fue descubierto en la década de los 50 del siglo pasado por un coleccionista de fósiles llamado Francis Tully. Desde entonces, los investigadores han tratado de resolver un rompecabezas que les lleve a averiguar a qué grupo de especies modernas pertenece. La incógnita de las conexiones evolutivas del monstruo le ha granjeado una gran popularidad, hasta el punto de que se ha convertido en el fósil oficial del estado de Illinois.

Fósil del Monstruo Tully (Shutterstock)

Fósil del Monstruo Tully (Shutterstock)

Se han llevado a cabo numerosos esfuerzos para clasificar al monstruo de Tully. La mayoría de los estudios elaborados se han centrado en la apariencia de los rasgos más prominentes del animal, entre los que se encuentran un característico trazo lineal interpretado como la prueba de que el monstruo tenía intestinos, las bandas de colores claros y oscuros que presenta el fósil y las singulares garras de su boca. El patrón corporal del monstruo de Tully es tan poco común en su totalidad que, sin duda, supondrá la expansión del grupo al que pertenece y cambiará la concepción que tenemos sobre el mismo.

En la investigación que vio la luz en 2016 se argumentaba que el animal debería ser clasificado dentro de los vertebrados porque sus ojos contienen unos gránulos pigmentados llamados melanosomas, los cuales se disponen en base a su forma y tamaño de la misma manera que los de los ojos de los vertebrados. Sin embargo, nuestro trabajo demuestra que los ojos de algunos invertebrados, como los pulpos o los calamares, también contienen melanosomas divididos en forma y tamaño de una manera similar a la de los ojos del monstruo de Tully, y también se conservan en fósiles.

Investigación con un acelerador de partículas

Para desarrollar nuestro estudio utilizamos un acelerador de partículas llamado Synchrotron Radiation Lightsource (fuente de luz de radiación sincrotrón), situado en la Universidad de Stanford (California). El acelerador nos permitió explorar la composición química de diferentes muestras de fósiles y animales aún hoy vivos. El sincrotrón bombardea a los sujetos de estudio con intensas ráfagas de radiación para “agitar” los elementos que albergan en su interior. Cuando absorben la radiación, cada elemento libera rayos X con marcas específicas. Al detectar las marcas emitidas, podemos averiguar qué elementos fueron estimulados y, en última instancia, de qué está compuesto el espécimen en cuestión.

Fósil del Monstruo Tully (Shutterstock)

Fósil del Monstruo Tully (Shutterstock)

El primer hallazgo que llevamos a cabo fue que los ojos de los vertebrados modernos poseen una mayor proporción de zinc respecto al cobre que los invertebrados modernos que estudiamos. Para nuestra sorpresa, posteriormente descubrimos que se podía apreciar el mismo patrón en los vertebrados e invertebrados fosilizados encontrados en Mazon Creek.

Después, analizamos la composición química de los ojos del monstruo de Tully y comprobamos que la proporción de zinc y cobre era más cercana a la de los animales invertebrados, lo cual apunta a que esta criatura pudo no ser vertebrada, en contradicción con las aproximaciones previas para clasificarlo.

También descubrimos que los ojos del monstruo contienen un tipo de cobre distinto al encontrado en los ojos de animales vertebrados. Sin embargo, tampoco era idéntico al de los invertebrados que estudiamos. Por lo tanto, aunque nuestros avances inclinen la balanza hacia la idea de que no estamos hablando de una especie vertebrada, tampoco permiten identificarla de manera clara como lo contrario.

(Shutterstock)

(Shutterstock)

Y ahora ¿qué podemos hacer? No cabe duda de que realizar un análisis más exhaustivo de la química de los melanosomas y de otros pigmentos de los ojos de un número más amplio de invertebrados sería dar un paso en la dirección correcta, ya que contribuiría a acotar los posibles grupos de animales a los que el monstruo de Tully podría pertenecer.

El misterio, pues, continúa sin resolverse. Dicho esto, nuestra investigación demuestra que el estudio de los fósiles a nivel químico y molecular puede ser fundamental en el descubrimiento de la identidad de esta y otras criaturas enigmáticas.

Por Chris Rogers, Investigador Postdoctoral en Paleobiología, University College Cork

Continuar Leyendo
Publicidad

Curiosidades

Extraterrestres lo secuestraron y violaron para usarlo de «semental»

El escalofriante hecho ocurrió en 1957 en el estado brasileño de Mina Gerais. El joven campesino denunció que fue obligado a tener sexo con una alienígena con el objetivo de embarazarla.

Avatar

Publicado

el

Por

Unas de los más resonantes casos sobre abducciones de OVNIs a seres humanos se produjo hace 62 años en la localidad de San Francisco de Sales, estado de Mina Gerais, Brasil. Una historia que es una de las mayores incógnitas, y que seguramente no tendrá un cierre como hubiera merecido.

Es que el relato de una abducción de un ser humano por seres extraterrestres, analizado infinidad de veces, siempre resulta interesante y el caso de Antonio Vilas Boas, un agricultor que vivió aquella noche de 1957 un hecho de características únicas, al entremezclar los efectos posteriores que dañaron su salud y su psiquis, que marcó su vida para siempre. Porque al momento de fallecer, aquel hombre sencillo, que después de ese hecho ya no seria el mismo, murió convencido de haber mantenido relaciones sexuales con una alienigena. Un experimento incitado por los visitantes era que cumplió el papel de semental, para que la extraña mujer pudiera tener hijo suyo, y que estaría viviendo en algún sitio desconocido del universo.

En la noche del 16 de octubre, como lo venía haciendo, trabajaba con su tractor cuando fue la abducción. Vilas Boas araba los campos y al elevar la vista hacia el cielo volvió a ver una luz fuera de lo normal, que no se parecía a un avión ni tampoco un helicóptero.

En aquella noche oscura de primavera, calurosa y estrellada, Antonio vio lo que él mismo calificó como una «estrella roja», que se acercaba lento hasta el campo, pero en apenas unos segundos, esa luz roja se convirtió en una increíble máquina voladora desconocida para el campesino, dado que se trataba de una nave aparentemente oval, con una intensa luz roja y que parecía girar sobre su eje a enorme velocidad, mientras colores verdes se veían moverse más lento. Obviamente Vilas Boas pensó que debía ser extraterrestre, con una forma peculiar y diferente a todo lo que conocía. El joven brasileño, asustado pero decidido, quiso poner en marcha el tractor, pero el arranque no respondió, por lo que pensó en huir corriendo, ante el miedo de ser capturado, aunque su intento duró pocos metros, al ser alcanzado por tres seres de mediana estatura, de no más de 1,60 mts. vestidos con un mono plateado y un casco bastante para lo que parecía la contextura física, y del que apenas se podían ver dos nojos alargados y aparentemente azules.

Si dilaciones y sin que se comunicaran con el habla, ya que parecían entenderse a través de un ladrido o aullido muy extraño, lo tomaron y a pesar de su resistencia, fue capturado y llevado a la extraña nave, al que lo subieron por una especie de escalerilla, en medio de un haz de luz blanquecino, muy potente.

Más tarde, fue llevado a una sala semicircular y pudo observar varias puertas con extraños símbolos de color rojo. Los extraterrestres lo ingresaron en una de las salas y le tomaron una prueba de sangre de su barbilla; luego lo llevaron a una tercera habitación y lo dejaron solo por media hora y comenzaron a bombardear gases dentro de la sala, lo que hizo que Vilas Boas se sintiera enfermo y débil, en lo que debió ser un acto de desinfección. Antes había notado que cuando las puertas se cerraban, parecían desaparecer y todo quedaba iluminado por una potente.

El momento del acto sexual alienígena:

Antonio afirmó que en aquella sala donde se comenzó a sentir mal, ingresó una extraña mujer, aunque atractiva y desnuda. La describió con una altura similar a la de los demás, con un mentón chico, puntiagudo y con pómulos muy anchos u unos colmillos filosos. Era enormemente bella pero diferente a cualquiera otra mujer que conociera, y lo sorprendió sus ojos azules, alargados, y toda su piel muy suave. El cabello era largo, fino y blanco (como un rubio platinado), mientras que su pelo axilar y púbico eran color rojo brillante, algo que lo sorprendió mucho. El granjero afirmó que se sintió fuertemente atraído por esa supuesta «mujer« de otro mundo, y no pasó nada para que ambos tuvieran relaciones sexuales, intensas, aunque en ningún momento ella lo besó, pero sí le dio algunos mordiscos en la pera, y pocas veces pareció hablar en su extraño idioma.

Misión Preparada: nueve días antes comenzó a sentir que una luz inteligente lo seguía

Todo parece indicar que los seres de esa nave extraterrestre desconocida ya había decidido utilizar los servicios del joven granjero de apenas 23 años. Por entonces, Vilas Boas trabajaba como granjero de un campo familiar, junto con varios hermanos y hermanas de una familia numerosa que completaban sus padres. En su caso lo hacía de noche, para así evitar las altas temperaturas del día y realizar mucho mejor su labor con un tractor que iluminaba el campo, bajo la luz de la Luna. Pero su tranquilidad comenzó a perderse justo nueve días antes de la abducción. Aquella noche, ya pasada la medianoche, desde su habitación y cuando se disponía a dormir, en la habitación junto con uno de sus hermanos, pudo divisar una potente luz blanca que parecía el faro muy potente de un auto, pero enfocando desde el cielo hacia su pieza y con movimientos inteligentes.

En tanto, el 14 de octubre de 1957, mientras trabajaba en su tractor con su hermano, volvió a ver una extraña luz anaranjada y como suspendida en el cielo, a unos 100 metros de donde estaban. Otra vez su hermano no lo quiso acompañar, pero Antonio sí lo hizo y corrió hacia la luz, que al acercarse se movió increíblemente rápido de norte a sur. Y repitió el movimiento cada vez que el joven intentó acercarse a esa potente luz.

Las secuelas: lesiones y radiación

Después de haber vivido una experiencia tensionante para cualquiera, al regresar a su casa Antonio VIlas Boas se la comentó, primero, a su madre y, luego, tímidamente, a su familia. Días después decidió contar su historia al periodista Joao Martins, y posteriormente, a otros investigadores (entre ellos nuestro Fabio Zerpa), a quienes les fue contando cuanto le había sucedido, al mismo tiempo que iba padeciendo diferentes síntomas y lesiones que le generó el encuentro cercano del cuarto tipo.

Martins le presentó al doctor Olavo Fontes, dado que comenzó a sufrir náuseas y sentir una gran debilidad en el cuerpo, además de dolor de cabeza, mientras que le aparecieron varias lesiones en la piel que aparecían con cualquier cantidad de hematomas. Fontes, quien lo examinó exhaustivamente, constató que había sido expuesto a una dosis de radiación de una fuente muy alta, lo que le estaba produciendo una leve enfermedad.

El médico detalló que el granjero tenía dolores por todo el cuerpo, padecía náuseas, dolores de cabeza, pérdida de apetito, sensación de ardor en los ojos, lesiones cutáneas leves y moretones, que se repitieron durante meses, con aspectos de nódulos rojizos y con un pequeño orificio central que le producían una descarga de un líquido fino y amarillento. Fue sometido a todo tipo de estudios, incluso métodos muy avanzados de hipnosis, pero no se pudo constatar que existieran contradicciones. Su convencimiento de que tuvo un hijo con una extraterrestre se lo llevó a la tumba.

 

Fuente cronica

Continuar Leyendo

Curiosidades

Cómo abrir WhatsApp Web sin código QR (no apto para infieles)

Pilas, infieles que hay un truco para abrir WhatsApp Web sin código QR sin la necesidad de instalar una aplicación externa.

Avatar

Publicado

el

Por

Aunque la aplicación de este recurso es por un tema de seguridad, ver las conversaciones en la computadora sin necesidad de tener el celular al lado puede ser de gran utilidad para algunos.

El método no requiere de un complemento y todo se hace desde la misma aplicación.

PASO A PASO:

  • Descarga la aplicación de WhatsApp Web en tu computadora. Te dejamos el enlace para que lo hagas.
  • Luego abre la aplicación para PC y escanea tu código QR.
  • En el celular aparecerá que la app se ha abierto en una computadora.
  • De inmediato observarás todas tus conversaciones.
  • Aquí está el truco: si no deseas escanear otra vez tu código cada vez que intentes cerrar sesión en la computadora, no la apagues, si no pulsa la opción de suspensión.
  • De esa forma, los programas que tienes activos, como WhatsApp Web, no se cerrarán y no volverás a escanear el código QR.

Vale acotar que en el celular se verá que hay una sesión de la app abierta.

Recientemente, la app publicó su primer pack de stickers animados. De esa forma, la empresa continúa trabajando en nuevas características con las que mejorar la experiencia de uso.

Para acceder a ellas tan sólo hay que actualizar la versión beta de la aplicación. Sería en este caso la 2.20.195.1 en Android o la 2.20.70.26 en iOS.

Continuar Leyendo

Curiosidades

NO SEAS LA COPIA DE NADIE, MEJOR SÉ LA INSPIRACIÓN DE MUCHAS

Avatar

Publicado

el

Wari (prendas y accesorios artesanales), representa todo un proyecto de Celia Palermo, su creadora.

Celia se dedica justamente al tejido artesanal y su inspiración se basa en los paisajes y aromas de Tucumán, su gente y la cultura de los Valles. Ella piensa que su tierra es hermosa y única y trata de transmitir ese sentimiento en cada pieza que elabora.

Su objetivo es, por lo tanto, que quien luzca una prenda o un accesorio Wari, pueda destacarse con una pieza original, divertida y colorida.

Con emoción y sentimiento, su trabajo se basa en las formas geométricas y en los colores brillantes; utilizando distintas técnicas: Crochet, telar, dos agujas y combinaciones de las mismas.

Pretende trascender enseñando su tarea ya que disfruta el hecho de que su Arte se difunda.

Celia considera que, lo más seductor que puede tener una mujer es la confianza en sí misma, por lo que impone un valor agregado a cada artesanía que realiza. De modo que ofrece a sus clientas, la libertad de elegir entre sus elementos aquellos que las hagan sentir únicas.

Para contactarla:

🧿Instagram: @wari_tejidos_artesanales

🧿Facebook: Wari tejidos artesanales

🧿WhatsApp: 3815 326737

Adaptación del texto: Lic. María Del Mar Novoa Zamora

Continuar Leyendo