CONECTATE CON NOSOTROS

Salud

El Gobierno asegura que no hubo casos de sarampión en Tucumán

El ministerio de Salud de la Provincia afirma que se mantiene el alerta epidemiológico. Recomendaciones al viajero.

Avatar

Publicado

el

El aumento de casos de sarampión (triplicados en todo el mundo en relación con 2018) fue calificado como “alarmante” por la directora de inmunización de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Kate O’Brien, quien aseguró que está teniendo un impacto devastador: “enormes pérdidas de vidas y en las economías nacionales, y muchos problemas en los sistemas sanitarios”.

En Argentina, según confirmó Cristian Biscayart, responsable de la Dirección de Control de Enfermedades Inmunoprevenibles de la Secretaría de Salud de la Nación, ya son 29 los casos confirmados en el país. Sin embargo, la ministra de Salud de de la Provincia, Rossana Chahla, aseguró que no hay casos de sarampión en Tucumán.

«No hemos tenido casos aún pero debemos mantenernos en alerta, con barreras sanitarias, trabajando en distintos lugares y coordinando acciones con el Ente Tucumán Turismo para el bloqueo oportuno en caso de sospecha, consideramos que el alerta epidemiológico es la medida preventiva más efectiva en este sentido”, remarcó la titular de esa área.

Chahla pidió a las personas que ya están planificando sus vacaciones consultar en el sitio del ministerio, todo lo que deben saber en cuanto al esquema de vacunación, que deben tener completo, para prevenir enfermedades como el sarampión y también la fiebre amarilla.

Las vacunas se las pueden conseguir en CAPS y hospitales de toda la provincia que tienen sus centros de vacunación, como también en el Vacunatorio de la Familia de avenida Mate de Luna 1935, y Sanidad de Fronteras ubicado en avenida República del Líbano 956.

El jefe de Inmunizaciones del ministerio de Salud, Ricardo Cortez, anticipó que se encuentran articulando acciones con Turismo y la Cámara de Hoteles para ampliar los operativos de vacunación repitiendo lo realizado ya en el aeropuerto Benjamín Matienzo y en el hotel Tucumán Center, atendiendo de esta manera a la población de riesgo que está en contacto con personas del exterior, reforzando así las medidas preventivas.

Sarampión: ¿quiénes deben vacunarse?

– Niños de 6 a 11 meses de edad deben recibir una dosis de triple viral al menos 15 días antes de viajar.

– Niños de uno a cinco años deben recibir la dosis que corresponde al esquema de vacunación.

– Adultos de todas las edades tendrían que contar con dos dosis contra el sarampión y la rubéola.

Las personas que nacieron antes del año 1965 no deben vacunarse, porque se supone que al haber estado ya en contacto con la enfermedad están inmunizados.

Con el brote de sarampión en diversos países, autoridades sanitarias recomiendan revisar el carnet de vacunación antes de viajar y consultar con el médico ante la menor duda. Los menores de seis meses es recomendable que no viajen al no poder recibir la vacuna. La vacuna contra el sarampión está disponible y es gratuita en todos los vacunatorios de la provincia.

Síntomas

El sarampión es una enfermedad viral, eruptiva-febril de transmisión respiratoria y altamente contagiosa, que se disemina rápida y fácilmente de persona a persona. Las manifestaciones clínicas son: fiebre alta, erupción, secreción nasal, conjuntivitis y tos. Sus complicaciones son respiratorias como neumonía y neurológicas como meningoencefalitis. No tiene tratamiento específico y es mortal en 1 a 2 casos cada 1000 personas que tienen la enfermedad.

Ante la presencia de fiebre y erupción cutánea, se debe consultar inmediatamente al médico y no concurrir a espacios públicos hasta que el profesional descarte la presencia

Continuar Leyendo
Publicidad

Salud

Enseñan alimentación saludable para pacientes con obesidad

A cargo del servicio de Alimentación del hospital Regional de Concepción y se dictó un taller de alimentación saludable que se enmarcó dentro de un ciclo de charlas mensuales que realizan en el lugar.

Avatar

Publicado

el

Por

La jefa del servicio de Alimentación del hospital de Concepción, Cecilia Reynoso, destacó que el taller surgió como una necesidad de la comunidad con la que llegaban al consultorio, debido a la cantidad de pacientes que concurren al centro sanitario y presentan sobrepeso, obesidad, obesidad mórbida y patologías como síndrome metabólico.

Mala alimentación, representada principalmente por un consumo excesivo de hidratos que crean adicción, y una vida sedentaria son las principales causas de esta problemática que crece exponencialmente a nivel mundial.
“Armamos un grupo de WhatsApp para los pacientes que sirvió para crear una red de contención entre ellos a partir de la exposición de testimonios y lo más importante es que se creó a partir de esto una concientización”, comentó la profesional, al tiempo que agregó actualmente el grupo se conforma de veinte personas de entre 18 y 28 años de edad.

Una vez al mes se llevan a cabo las reuniones durante las cuales se abordan diferentes temáticas. “En el caso de hoy analizamos opciones de desayunos saludables con alimentos como cereales, leche de almendras, leche de coco, además cocinamos tortillas de avena para que vean que pueden ampliar las posibilidades de ingestas cotidianas”, contó Reynoso.

Por otra parte y a través de la realización de carteles, los pacientes tuvieron la posibilidad de manifestar cuáles son sus objetivos dentro del taller y cuál es la meta a la que quieren llegar.

Los beneficios del grupo, enfatiza su referente, son múltiples y van desde mejoras a nivel de la salud física como psíquica. “Se redujo en gran porcentaje la medicación que toman algunos pacientes que requerirían potencialmente de internación. Se concientizaron y pudieron bajar una gran cantidad de kilos gracias a estos talleres, donde además hacemos ejercicio juntas”, finalizó la especialista.

Cabe destacar que la invitación a participar de este espacio queda abierta a todas aquellas personas que deseen acudir a una consulta en el hospital e iniciar su tratamiento.

Continuar Leyendo

Salud

Cáncer: descifran el origen de la metástasis

El estudio demuestra que no deriva de mutaciones genéticas sino de una reprogramación de las células, que les permite regenerarse.

Avatar

Publicado

el

Por

El cáncer es una de las enfermedades más frecuentes y con mayor tasa de mortalidad en todo el mundo. Se reconoce por el crecimiento anormal de las células del organismo, donde estas se dividen sin control y deterioran los tejidos corporales.

Según el Instituto Nacional del Cáncer, solo en Argentina se registran 290 nuevos casos por cada 100.000 mujeres y 269 por cada 10.000 hombres. Gracias a los avances médicos y tecnológicos, cada vez existen más tratamientos (cirugías, radioterapia y quimioterapia) que ayudan a tratar de curar o controlar esta enfermedad y prolongar así la calidad de vida de los pacientes afectados.

Un nuevo descubrimiento abrió hoy una nueva vía para hallar un tratamiento eficaz y funcional contra la metástasis, que es el proceso de propagación o reproducción de células cancerígenas a un órgano diferente de aquel donde se inició la enfermedad. Esta situación es la responsable de alrededor del 90% de las muertes por cáncer.

El estudio que fue llevado a cabo por un grupo de científicos del Instituto Sloan Kettering de Manhattan (Nueva York, Estados Unidos), y liderado por Joan Massagué Solé, farmacéutico e investigador español experto en el campo del cáncer, abre el camino a un posible tratamiento contra el cáncer.

Después de diversos análisis, los académicos descubrieron que aquellas células cancerígenas que iniciaban el proceso de metástasis lo hacían por medio de mecanismos naturales propios del organismo como el de la reparación y curación de heridas del cuerpo. “Gracias a este hallazgo, entendimos que se regeneraba el tejido equivocado (en este caso el tumor) en el lugar equivocado (órganos vitales donde no habitaba la enfermedad)”, aseguró Joan en una entrevista con la revista científica Nature.

Joan Massagué Solé, líder de la investigación basada en la molécula L1CAM y la producción de metástasis (Foto: Memorial Sloan Kettering)

A lo largo del tiempo, se realizaron varias investigaciones que apuntaron a encontrar nuevos caminos para una cura más certera. En la década de los ´80, el patólogo e investigador vascular estadounidense Harold Dvorak relacionó a los tumores cancerosos con lastimaduras que logran sanar correctamente. Los nuevos descubrimientos hacen hincapié en la misma hipótesis y sostienen que existen claras similitudes entre la metástasis y las heridas.

Respecto a la cicatrización de una herida, las células deben desplazarse sobre el espacio abierto o desgarrado por la lesión para formar un nuevo tejido que cerrará la lastimadura. En el caso de la metástasis, aquellas células que contrajeron el cáncer se vehiculizan hacia otros órganos no afectados para construir paredes de tejidos que derivarán en potenciales tumores.

El hallazgo científico

El anterior análisis (heridas y metástasis) ayudó a que los investigadores estadounidenses entendieran su relación biológica y cómo funcionan de forma maliciosa por medio de un mecanismo que en la producción de tejidos sanos resulta ser beneficiosa. De esta manera, detectaron una molécula denominada L1CAM, encargada de sellar las heridas ocasionadas. Su aporte al organismo es inmenso, aunque en algunas situaciones, esta molécula es utilizada por células que escapan de algún tumor para adherirse a un nuevo tejido y comenzar así con la metástasis.

Investigaciones previas realizadas por Massagué Solé indican que la L1CAM puede llegar a estar presente en diferentes enfermedades cancerígenas (pulmón, riñón, mama), así como también afectar a diversos órganos del cuerpo. El descubrimiento de los académicos se basó entonces en que esta molécula sí estaba estrechamente involucrada con el inicio de la propagación de la enfermedad.

Observaron diversas muestras de tejidos donde había una clara presencia del tumor y se evidenció que el avance de la enfermedad no se trata de una mutación genética, sino de la reprogramación de las células (como en la sanación de heridas o cortes comunes) que reactiva genes que no se encontraban mutados, pero si apagados. Al regenerarse, ciertas células tumorales pueden llegar a adquirir un comportamiento similar al de células madre regenerativas, provocando la creación de la metástasis.

Continuar Leyendo

Salud

Advierten sobre los peligros de la automedicación

La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que más de la mitad de los medicamentos a nivel mundial se prescriben, dispensan o venden de manera inapropiada y que el 50% de los pacientes no toma sus medicamentos correctamente.

Avatar

Publicado

el

Por

Se define a la automedicación como la selección y el uso de los medicamentos por parte de las personas, con el propósito de prevenir, aliviar o tratar síntomas o enfermedades leves que ellas mismas puedan identificar. Es recomendable siempre consultar con un profesional antes de consumir cualquier producto medicinal.

El director del hospital Avellaneda, Miguel Ferre Contreras, explicó que las consecuencias de la automedicación tiene que ver con el tipo de medicamentos que se consume y con la persona que lo consume. No es lo mismo un remedio que se lo administra a un niño o a un adulto particularmente porque las dosis que se usan son diferentes.

“Si un adulto toma una dosis de ibuprofeno que usa habitualmente para un dolor de cabeza y se la administra a un niño pequeño está ocasionando una sobredosificación, lo que puede generar un cuadro de intoxicación. Además hay una serie de reacciones adversas inherentes a cada fármaco, por ejemplo los antiinflamatorios, que no son corticoides, pueden dar gastritis o incluso generar un cuadro de hemorragia digestiva alta. La otra consecuencia se da con los antibióticos ya que al usar indiscriminadamente se genera resistencia bacteriana, es decir que una bacteria que hoy en día se puede matar con un antibiótico, que está en el mercado y es barato, genera cambios a nivel de su estructura que hace que sea resistente a él y por lo tanto no se lo puede usar y hay que pasar a otros más caros o que están reservados para bacterias más resistentes”, advirtió el profesional.

En este sentido, Ferre Contreras resaltó que cuando en la comunidad empiezan a aparecer ciertas resistencias a causa de la medicación hay dos consecuencias importantes: la económica porque el medicamento que se tendrá que usar será el más caro, y la otra es médica ya que son remedios más fuertes que deberían estar reservados para determinado tipo de cuadro o de bacteria.

La automedicación con productos de venta bajo receta se denomina autoprescripción y puede ocasionar consecuencias como:
• Ocultar síntomas y demorar la posibilidad de un tratamiento adecuado.
• Anular efectos de otros medicamentos.
• Producir efectos adversos.
• Generar resistencias (es decir, que no vuelvan a hacer efecto esos medicamentos).

Continuar Leyendo