CONECTATE CON NOSOTROS

Internacional

El mundo supera el umbral del millón de muertes por coronavirus

La pandemia ha dejado a nivel mundial, además, una gran crisis económica.

Avatar

Publicado

el

El mundo supera el umbral del millón de muertes por coronavirus

La pandemia de Covid-19, originada a finales de 2019 en China y que se expandió por todo el mundo, superó este domingo el umbral del millón de muertes, según un recuento de la AFP establecido a partir de fuentes oficiales. En total, se confirmaron oficialmente 1.000.009 decesos en el mundo, de un total de 33.018.877 casos detectados, mientras que 22.640.048 personas sanaron, según las autoridades.

Las drásticas medidas adoptadas por muchos países no han logrado por el momento frenar la pandemia, que está provocando desastrosas consecuencias económicas y ha atizado las divisiones políticas.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) advirtió el viernes que las muertes por Covid-19 podrían duplicarse y alcanzar los dos millones si no se mantienen medidas para evitar la propagación del virus.

Las regiones más afectadas en número de decesos son América Latina y el Caribe (341.032 decesos, de 9.190.683 casos), Europa (229.945; 5.273.943) y Estados Unidos y Canadá (214.031; 7.258.663).

El mundo tiene grabadas en sus retinas las imágenes de fosas comunes en Brasil, una morgue improvisada en el Palacio de Hielo de Madrid y camiones frigoríficos con cadáveres en las calles de Nueva York.

Más allá de la frialdad de las cifras, la consecuencia más devastadora es el vacío dejado por quienes murieron, ya que muchos duelos tuvieron que hacerse sin que los familiares pudiesen acompañar a la víctima en el tramo final de la enfermedad, o siquiera despedirse de ella una vez muerta, a raíz de las medidas sanitarias.

Ni en mis peores pesadillas me imaginé que me iba a pasar esto“, dice Mónica, de 45 años, cuando recuerda que tuvo que certificar con su firma que el cuerpo que estaba por cremarse era el de su padre, Oscar Farías, que sucumbió en Buenos Aires el 27 de abril a los 81 años, sin haber visto siquiera el ataúd.

(Foto: ADEK BERRY / AFP)

(Foto: ADEK BERRY / AFP)

El 11 de enero China registró oficialmente el primer muerto por el Sars-CoV-2, virus responsable del Covid-19, que se propagó en un principio rápidamente en la provincia de Wuhan, donde fue detectado en diciembre.

En un mes, China registró más de 1.000 muertos, un balance más grave que el que dejó el SRAS (Síndrome Respiratorio Agudo Severo), que circuló en Asia en 2002-2003 y fue fatal para 774 personas.

A partir de febrero, el virus comenzó a provocar muertes fuera de China y su aceleración fue exponencial, primero en Europa, que ve llegar ahora una segunda ola, y luego en el continente americano, donde las cifras de casos y decesos se mantienen altas desde junio.

 

La respuesta gubernamental fue drástica en la inmensa mayoría de los casos. A mediados de abril, cerca del 60% de la población mundial, unos 4.500 millones de personas, llegó a verse afectada por algún tipo de confinamiento. Las consecuencias económicas de este encierro, inédito en la historia, llegaron a todos los rincones del planeta.

Comercios cerrados, calles desiertas, aeropuertos vacíos, penuria de abastecimiento en mercados: el mundo no había vivido algo parecido. En junio, el Fondo Monetario Internacional calculaba que el PIB iba a contraerse un 4,9% en 2020. En un año, el sector aéreo ha perdido el 92% de su volumen de vuelos.

Los grandes eventos deportivos fueron interrumpidos, y los Juegos Olímpicos de Tokio aplazados hasta 2021, sin tener la certeza absoluta de que se puedan celebrar.

Patrick Vogt, un doctor de Mulhouse, una ciudad del este de Francia que se convirtió en el principal foco en ese país en marzo, recuerda el terrible momento en que se dio cuenta de que el coronavirus estaba por todas partes. Otros médicos comenzaron a enfermar, algunos murieron. No se trataba solo de una gripe, como habían creído, sino de una “enfermedad mortífera”.

En Asia, donde se registraban menos de 100 muertos por día hasta mediados de abril, el alza es continua desde entonces, principalmente por la situación en India.

A nivel mundial, la curva se encuentra en una “meseta” desde principios de junio, con unos 5.000 muertos diarios según cifras oficiales.

Para Franklin Américo Rivera, un fotoperiodista salvadoreño de 52 años, y su familia la pesadilla comenzó el 22 de junio con una faringoamigdalitis y, poco después, una infección urinaria.

“No podemos describir ese gran vacío”, dice su hermana Geraldina Juárez. “No podía caminar mucho, así que pasaba el día en su silla, que había colocado en el patio”, y una noche la escasez de ambulancias, una tormenta y la saturación del sistema de emergencia se encargaron del resto.

(Foto: Biju BORO / AFP)

(Foto: Biju BORO / AFP)

Diversos laboratorios del mundo están inmersos en la fabricación de una vacuna. El jueves, el grupo biotecnológico estadounidense Novavax anunció que inició en Reino Unido un ensayo clínico de fase final para su potencial inmunización.

Se trata de la undécima vacuna experimental del mundo que entra en la fase final de los ensayos clínicos.

El número de un millón de muertos por la pandemia del nuevo coronavirus es mucho mayor al de otros virus recientes, como la gripe A (H1N1) llamada “porcina” que en 2009 causó oficialmente 18.500 decesos, pero menor al de la terrible “gripe española” de hace un siglo.

La gran gripe de 1918-1919, conocida como gripe “española” (causada asimismo por un nuevo virus) fue una hecatombe: en tres “oleadas” causó un total estimado de 50 millones de muertos, según datos publicados al comienzo de los años 2000.

Continuar Leyendo
Publicidad

Internacional

Alberto Fernández y Evo Morales celebraron el triunfo del MAS con una cena en Olivos

El presidente argentino y el dirigente boliviano brindaron por la victoria de Luis Arce, analizaron la situación de Bolivia y cómo se dará la transición de poder tras los comicios del domingo. No fueron los únicos comensales, se sumaron los diputados del Frente de Todos Eduardo Valdés y Hugo Yasky

Avatar

Publicado

el

Por

Alberto Fernández y Evo Morales celebraron el triunfo del MAS con una cena en Olivos

Alberto Fernández sintió como propio el triunfo electoral del Movimiento al Socialismo (MAS) en Bolivia. Haber cobijado a Evo Morales a lo largo de estos últimos meses ante un contexto regional adverso le permite aventurarse a vislumbrar un escenario de equilibrio ideológico frente a las diferencias que guarda con sus pares de los países vecinos.

Los resultados oficiales vienen a paso lento pero la propia mandataria interina Jeanine Añez felicitó a primera hora de la madrugada del lunes al candidato del MAS, Luis Arce. Por ello, si bien apenas se había escrutado el 15% de los sufragios, Alberto Fernández llamó exultante ayer por la mañana a Evo Morales para saludarlo por la victoria de su delfín. En el intercambio telefónico que duró unos minutos, el Presidente y el dirigente boliviano que se encuentra refugiado en Argentina analizaron los primeros números de la contienda electoral. El debate y los festejos se trasladaron por la noche a la Quinta de Olivos. El mandatario argentino lo invitó a cenar y Evo, sumamente agradecido, no dudó en aceptar.

En medio de un clima de crisis política y social, Morales tuvo que renunciar a la presidencia de Bolivia tras los conflictos provocados por la sospecha de fraude en las últimas elecciones. En diciembre llegó a Buenos Aires en calidad de refugiado. El Gobierno argentino le dio asilo a él y a su familia, y desde el exilio se le permitió dirigir la campaña de su partido para las elecciones que se llevaron a cabo el último domingo y en las que Morales no podía competir.

El ex presidente boliviano está agradecido con Alberto Fernández porque políticamente le “salvó la vida” y le permitió su resurrección desde Buenos Aires. En su exilio, el Gobierno argentino le permitió realizar actos de campaña y puso a disposición el aparato estatal para la realización de los comicios -se estima que concurrió a votar más del 45% del padrón electoral, unos 142 mil bolivianos que residen en la Argentina-. El apoyo no solo fue logístico, el rol activo del kirchnerismo y de los movimientos sociales en respaldo del MAS generó la queja formal de parte de la diplomacia de Bolivia. Dos protestas presentadas por la embajada boliviana en Argentina ante la Cancillería, jamás recibieron respuestas de Felipe Solá. El Ministerio de Relaciones Exteriores siempre desconoció a Añez como presidenta de Bolivia.

“La Argentina no reconoció nunca a los golpistas transformados en gobierno de facto. Hace un año, la decisión de los presidentes @alferdez y @lopezobrador_salvó la vida de @evoespueblo. Recordemos para valorar”, tuiteó ayer el canciller argentino.

Alberto Fernández felicitó a Evo Morales por el triunfo del MAS

Este lunes por la noche, Alberto Fernández recibió a Evo Morales en la Quinta Presidencial de Olivos. No fueron los únicos comensales. Cerca de las 21 horas se sentaron a la mesa los diputados del Frente de Todos Eduardo Valdés y Hugo Yasky. A los cuatro los une el afecto que se tienen el uno por el otro. Además de la estrecha relación que guardan el Jefe de Estado y Valdés, el titular de la CTA y el ex mandatario boliviano tienen una amistad que se fortaleció estos meses en los que el Gobierno cobijó a Morales. De hecho, con ironía y entre risas, se comentó que Yasky se puso contento del triunfo de Arce “porque tenía miedo que Evo lo desplazara como titular de la CTA”.

Un plato de salmón acompañado de una copa de vino, fue el menú que se compartió en “la cena de amigos» -como definieron en Olivos-. Además de brindar por el triunfo de la fórmula Luis Arce – David Choquehuanca, analizaron el contexto de América Latina, la situación particular en Bolivia, cómo se dará la transición para que el MAS termine de recuperar el Gobierno una vez que estén los resultados oficiales de los comicios, y cómo se llevará a cabo el regreso de Morales a su país cuando las condiciones estén dadas. Los cuatro retrataron el encuentro con una foto en la que se coló Dylan, el perro presidencial.

Para Alberto Fernández el triunfo del socialismo y el retorno de Morales le significó algo de oxígeno en el ámbito de las relaciones exteriores ya que servirá para generar una suerte de equilibrio ideológico frente a los mandatarios de derecha que dominan la región: Jair Bolsonaro, Sebastián Piñeira y Luis Lacalle Pou. El Gobierno se anota este triunfo también mirando hacia adentro tras las críticas que recibió de un sector del Frente de Todos por su posicionamiento frente a la ONU condenando la violación de derechos humanos por parte del régimen de Nicolás Maduro.

El equilibrio entre las posturas tan extremas como insólitas que priman en la Argentina entre la oposición que dice “vamos rumbo a Venezuela” y el kirchnerismo marginal que cree que Maduro es el Hugo Chávez del “no al ALCA”.

Continuar Leyendo

Internacional

Luis Arce, el candidato de Evo Morales, se impuso en las presidenciales de Brasil

El mensaje del nuevo presidente llegó cuando dos empresas encuestadoras entregaran los resultados de conteos rápidos no oficiales

Avatar

Publicado

el

Por

A la espera de resultados oficiales, el candidato de Evo Morales y ex ministro de Economía de su gobierno, Luis Arce, es el nuevo presidente de Bolivia. Arce se adjudicó el triunfo esta madrugada sin dar mayores detalles y la presidenta interina de ese país, Jeanine Áñez, también lo reconoció como ganador.

«Mi compromiso es trabajar, de llevar adelante nuestro programa y como lo venimos diciendo vamos a trabajar para todos los bolivianos y vamos a construir un gobierno de unidad nacional, vamos a construir la unidad en nuestro país«, aseguró Arce en las redes sociales, donde agradeció a quienes lo apoyaron con su voto.

El mensaje del nuevo presidente llegó cuando dos empresas encuestadoras entregaran los resultados de conteos rápidos no oficiales que le dieron la victoria en primera vuelta con más del 50% de los votos.

Evo Morales también se expresó sobre el triunfo, afirmando: dos empresas encuestadoras entregaran los resultados de conteos rápidos no oficiales que le dieron la victoria en primera vuelta con más del 50% de los votos.

La presidente de facto de Bolivia, Jeanine Añez, felicitó este domingo a Luis Arce por el resultado de las elecciones presidenciales que le darían el triunfo en primera vuelta, según los conteo de boca de urna.

Aún no tenemos cómputo oficial, pero por los datos con los que contamos, el Sr. Arce y el Sr. Choquehuanca han ganado la elección. Felicito a los ganadores y les pido gobernar pensando en Bolivia y en la democracia”, escribió la mandataria en su cuenta de Twitter.

Bolivia inició el recuento de la votación de este domingo tras nueve horas de afluencia a los recintos electorales para recibir a más de 7,3 millones de electores en el país. La hora dispuesta para iniciar el recuento de votos fue las 17:00 (21:00 GMT), aunque a más de siete horas de cerradas las mesas solo hay un 3,6% de las actas procesadas. Con esos escasos datos, el órgano electoral le otorga a Luis Arce, el candidato de Evo Morales habría obtenido 33,21% de los votos, el ex presidente Carlos Mesa el 50,79% y Luis Fernando Camacho el 14,06%. Sin embargo, los pocos votos escrutados no sirven como tendencia.

De hecho, la única encuesta a boca de urna difundida hasta el momento, de la consultora CIESMORI, arroja un triunfo en primera vuelta para Arce con un 52,4% de los votos sobre el 31,5% que le otorga a Mesa. El estudio, arroja un 14,1% para Camacho.

Por otra parte, Evo Morales, desde su exilio en Buenos Aires, tomó la palabra por el partido y declaró un triunfo electoral en primera vuelta, aun cuando los resultados oficiales no superan el 4% y son insuficientes para marcar una tendencia clara.

Hermanos de Bolivia en el mundo, Lucho será nuestro presidente. A nuestra patria, al camino del desarrollo económico, político y social y especialmente aportará al crecimiento económico. A la distancia quiero hacer llegar mis hermanos Lucho y David mis más sinceras felicitaciones”, afirmó pasada la medianoche en Buenos Aires, una hora más que en Bolivia.

Tras la declaración de Morales, se pronunció Luis Arce desde el búnker en La Paz. “Todos los bolivianos hemos dado pasos importantes. Hemos recuperado la democracia y la esperanza con una jornada pacífica tranquila, en la que gran parte de los bolivianos han respondido con su voto”.

Una jornada que felizmente y contrario a lo que el pueblo boliviano está acostumbrado, una jornada pacífica, tranquila, en la que todos los bolivianos o gran parte de los bolivianos que gran parte de los bolivianos han acudido a las urnas a emitir su voto”, dijo Arce.

Arce se comprometió a responder al resultado electoral, que por el momento no es oficial, con compromiso de trabajo. Y prometió a liderar un proceso de cambio sin odio y aprendiendo de los errores.

Como lo venimos diciendo, vamos a gobernar para todos los bolivianos, vamos construir un gobierno de unidad nacional, vamos unir al país”, agregó el candidato del MAS.

Por último, el candidato del MAS agradeció a la comunidad internacional por su acompañamiento y seguimiento de la jornada electoral.

Fuente: Infobae

Continuar Leyendo

Internacional

En un clima tenso y polarizado, Bolivia elige Presidente

El candidato del MAS, Luis Arce, aparece en los sondeos como el probable ganador

Avatar

Publicado

el

Por

En total de 7.332.925 bolivianos están habilitados para elegir este domingo presidente y otros cargos, como corolario de un proceso electoral atravesado por la crisis económica y el coronavirus, en el que se enfrentan en un clima tenso varios candidatos que representan sustancialmente dos modelos antagónicos de país: uno estatista y plurinacional y otro neoliberal y de élites.

Bolivia llega a esta elección luego de un año dramático, que comenzó con la indefinición de las presidenciales de 2019, con acusaciones de fraude para reelegir a Evo Morales, que fueron avaladas por la Organización de Estados Americanos (OEA) y sirvieron para forzar su renuncia, el 10 de noviembre, y la instalación de un gobierno irregular.

En ese marco de tensión, con al menos 33 personas muertas durante el golpe, la pandemia de coronavirus forzó la postergación de dos fechas electorales, en medio de denuncias contra el gobierno de facto de Jeanine Áñez de intentar utilizar la crisis sanitaria para socavar las posibilidades del Movimiento Al Socialismo (MAS), cuyos principales dirigentes están bajo acoso judicial por diversos cargos.

El candidato del MAS, Luis Arce, aparece en los sondeos como el probable ganador, aunque deberá alcanzar el 40% de los votos con 10 puntos de diferencia de su seguidor para ganar directamente en esta primera vuelta.

En caso de ir a segunda vuelta, convocada para el 29 de noviembre, las chances del MAS de volver al gobierno son menos ciertas. Por esta razón, la apuesta es a todo o nada para este domingo.

Tal como en las frustradas elecciones del año pasado, el segundo en las intenciones de voto es el expresidente Carlos Mesa, candidato de Conciencia Ciudadana, un liberal moderado que representa a las élites del oriente boliviano.

Y el tercero, que puede incidir en el resultado, es el ex prefecto de Santa Cruz de la Sierra Luis Fernando Camacho, que se postula por Creemos y representa a la derecha más radical y elitista.

Todo el espectro viene presionando a Camacho para que respalde a Mesa, porque consideran la unión del voto de derecha “es la única forma de evitar que gane el MAS”, según dijo la presidenta de facto, Jeanine Áñez, al retirar su propia postulación al ver que no convocaba al electorado.

El resto de los candidatos son Chi Hyun Chung, del Frente para la Victoria; Feliciano Mamani, del Partido Acción Nacional Boliviana, y María de la Cruz Bayá, de Acción Democrática Nacionalista.

Además de presidente y vice se eligen 36 senadores y 130 diputados, entre otros cargos.

Una de las pocas certezas en este proceso es que quien pierda difícilmente se resigne a aceptar el resultado. En caso de que gane el MAS tendría que ser muy amplia su ventaja para ahogar los previsibles reclamos de los sectores más radicalizados, con Camacho como figura sobresaliente.

El tema, como en tantos lados, son las clases medias que hace un año terminaron por avalar el derrocamiento de Evo Morales, donde primó el enojo por su postulación a pesar de que el referendo de febrero de 2016 le había negado esa posibilidad.

Muchos de esos votantes de clase media ahora estarían dispuestos a volver a votar al MAS, pero Morales les sigue resultando refractario. Por eso el expresidente declaró en un video difundido el último jueves que no interferirá en un posible Gobierno de Arce.

Fuente: Cadena 3

Continuar Leyendo