CONECTATE CON NOSOTROS

Deportes

El VAR le anuló otra vez un gol a Boca y el Atlético Mineiro ganó por penales

Avatar

Publicado

el

Por segunda vez en la cerrada serie con Atlético Mineiro, el VAR le anuló un gol a Boca, que luego perdió por penales y quedó eliminado de la Copa Libertadores.

En la definición desde los 12 pasos, el conjunto local se impuso 3 a 1. Para el Xeneize convirtió Rojo, mientras que Everson le detuvo los disparos de Villa y Rolón, e Izquierdoz la tiró afuera. Para Mineiro anotaron Nacho Fernández, Junior Alonso y Everson. En tanto, Hulk estrelló su remate en el poste derecho e Hyoran se resbaló y su tiro se fue muy por arriba del travesaño.

Con esta celebrada y apretada clasificación, el Mineiro enfrentará en cuartos de final a Argentinos o a River, que este miércoles cerrarán su serie en La Paternal, luego del muy buen 1 a 1 disputado en el Monumental la semana pasada.

Hay que remontarse a 2015 para registrar la última vez que el equipo de la Ribera se quedó afuera del torneo continental en octavos de final. Entonces, el escándalo del gas pimienta en el desquite en la Bombonera frente a River derivó en su descalificación. Luego, se encadenaron un subcampeonato (2018), tres semifinales (2016, 2019 y 2020) y una no participación (2017).

El tanto anotado por Weigandt, luego de una grave falla del aquero Everson, fue invalidado por los árbitros que manejan la tecnología, que lograron detectar un supuesto offside de Diego González en el centro inicial.

Ocho minutos se interrumpió la acción por esa jugada, que obligó al árbitro uruguayo Esteban Ostojich a revisar todo en el monitor. Sin que nada quede lo suficientemente claro, el juez levantó su brazo y marcó el tiro libre indirecto para el conjunto local.

“Otra vez lo mismo”, gritó Miguel Russo desde el banco de suplentes. Ocurre que el tanto no convalidado en Belo Horizonte se suma al que no le cobraron a Diego González en la Bombonera, luego de una supuesta (e inexistente) infracción de Briasco sobre Nathan.

Los primeros minutos evidenciaron un lógico protagonismo del Mineiro, que intentó buscar una rápida apertura del marcador. Boca, atento, desactivó esas búsquedas iniciales.

El pésimo estado del campo de juego, muy mojado y con parches de césped en varios sectores, complicó a Boca, que tardó en acostumbrarse a ese suelo traicionero.

Mal parado en defensa, Boca sufrió por primera vez a los 4, MIneiro tuvo la primera clara. Tche Tche encaró solo hacia Rossi, que con solvencia pudo ganarle el mano a mano y evitar la caída de su valla.

Las patinadas se hicieron frecuentes. Primero fue Weigandt (que pudo recuperarse y volver a tomar posesión del balón) y más tarde Briasco, cerca del área rival.

En los primeros 10 minutos, un Boca aguerrido se mostró más enfocado en neutralizar los intentos locales que en generar ataques propios.

Consciente de que un gol complicaría al MIneiro, el Xeneize intentó edificar su primer ataque cerca de los 15. Un acertado pase largo y frontal de Rolón dejó a Villa cara a cara con Everson. Aunque el colombiano estaba en posición adelantada, fue un llamado de atención. Poco después, un buen remate de Briasco desde la izquierda fue desviado con esfuerzo por el arquero.

El correr de los minutos le permitieron a Boca dos cosas: acomodarse al resbaloso campo de juego y aplacar la presión local inicial. Aunque lejos de arrimarse a Everson con peligro real.

A los 23, Boca pisó el área rival. Y aunque el centro de Pavón no pudo ser conectado por Briasco, confirmó el buen pasar del Xeneize en el desarrollo del partido.

Con limitaciones para generar jugadas ofensivas, el equipo dirigido por Russo encontró como elemento de peligro las pelotas paradas. Entonces, fue sumando tiros libres y corners, que al menos en la primera media hora no pudo capitalizar en la red.

A diferencia del partido de ida en la Bombonera, Diego González estuvo lejos de destacarse en el comienzo. Y el equipo lo sintió. Demasiado quieto sobre el sector izquierdo del mediocampo, dejó de ser una opción para la generación de juego.

Después de la media hora, el partido ingresó en una meseta. En la cual ni uno ni otro pudo generar acciones de peligro. Todo se hizo demasiado embarullado en el mediocampo, y el juego se hizo deslucido.

Sin poder volver a acercarse a Rossi, Mineiro fue mas claro en la construcción de las jugadas de mitad de cancha en adelante. Con buenas asociaciones, sobre todo por el sector derecho. Y poblando el campo de juego xeneize. A Boca, en cambio, todo le costó más, con jugadas más aisladas e individuales.

A los 41 se dio una buena jugada xeneize. Una limpia pared entre Villa y Pavón terminó con un fuerte remate del colombiano desde afuera del area, que fue desviada con esfuerzo por Everson al corner.

Fue un aceptable primer tiempo de Boca. Muy atento en el plano defensivo y aguantando los embates del Mineiro, pero también equilibrando la disputa del mediocampo. Con buenas tareas de Izquierdoz y de Weigandt, que por derecha le ganó varios duelos a Nacho Fernández.

Segundo tiempo

Contra lo imaginado, el inicio del complemento encontró a Boca lanzado en ataque. Salvo Rossi, los otros 21 futbolistas se posicionaron en el campo local en esos primeros minutos.

El desarrollo continuó por el mismo carril que la pimera mitad, e incluso que el juego de ida en la Bombonera: demasiado trabado y friccionado, y con escasas situaciones de peligro.

El partido aparte que jugaron Nacho Fernández y Weigandt terminó con ambos amonestados a los 14 minutos, después de un duro cruce de insultos mientras la jugada estaba detenida. Fueron las primeras dos amonestaciones de la noche.

Después del gol de Weigandt, que sorpresivamente anuló el VAR despues de 8 minutos de deliberación, costó que Boca vuelva a entrar en el partido. Así y todo, pudo anotar a través de Pavón (buen remate cruzado que salió apenas desviado) y también estuvo cerca de marcar el Mineiro.

A los 47, Hulk estuvo muy cerca de conectar un centro peligrosísimo de Nacho Fernández. El reclamo del delantero por una aparente falta derivó en su amonestación.

Con el mismo sinsabor que sintió tras el partido de ida, Boca culminó los 98 minutos de juego sintiéndose estafado. Y todo se resolvió en los penales.

Deportes

San Martín empató ante Estudiantes de Caseros y quedó a tres puntos del puntero

El Santo igualó sin goles en un partido chato cuya victoria podría ser para cualquiera de los dos equipos. Los de De Muner quedaron cuartos y se mantiene expectante de la cima.

Avatar

Publicado

el

San Martín y Estudiantes de Caseros igualaron sin goles en la Ciudadela por la Fecha 19 de la Primera Nacional. El partido fue parejo y con pocas llegadas. Arce tuvo un par de intervenciones claras para sostener el arco, mientras que Lucas González desperdició un chance inmejorable en tiempo de descuento.

En los primero minutos, Los de De Muner le cuesta manejar la pelota, pero es mucho más peligroso que su rival que por ahora no inquieta a inquieta a Arce.

A los 16, llegó la primera clara: Lucas Diarte desbordó y envió un centro preciso que Marcelo Estigarribia no llegó a empujar.

Lo volvió a tener el Santo: con una buena jugada coletiva terminó con remate de Ariel Chavés desde el borde del área y la pelota rozó el travesaño.

El primer tiempo culminó con el marcador en blanco. solo dos situaciones para San Martín y algunas insinuaciones del visitante, le dieron un poquito de emoción a una aburrida primera mitad.

En entretiempo, De Muner mete mano en el equipo y manda a la cancha a dos refuerzos: José Sinisterra (por Maxi Martínez) y Rodrigo Herrera (Por Ballini). De esta forma, arma una línea de cuatro y libera jugadores en ataque.

San Martín salió dormido al complemento y Estudiantes tuvo algunas situaciones para ponerse en ventaja.

A los dos minutos, Arce se enredo con la pelota, casi se la roban, pero terminó controlando la situación.

A los 13 llegó la más clarita para los visitantes que encontraron espacios a las espaldas de Diarte y Acosta remató fuerte al primer palo exigiendo a Arce.

La más clara para los visitantes fue a los 16: Arena desbordó por derecha y tiró un centro atrás para Bolzicco que no impactó de lleno y se fue desviado.

Como toda la tarde, lo mejor del Santo llegó por el lado de Sansotre que tiró un buen centro de media vuelta, Estigarribia buscó cambiarle el pal y la pelota se fue cerquita cuando el arquero hacía vista.

De Muner manda toda la carne al asador y hace ingresar a Lucas Cano, Gonzalo Gutiérrez y Lucas González, por Agustín Sandona, Daniel González y Ariel Cháves. El equipo queda con línea de tres y cuatro delanteros.

Sobre el final, Diarte se lesionó y el equipo disputó los últimos minutos con un jugador menos al tener agotadas las variantes. En ese tramo, el visitante lució más entero y casi lo gana, pero Arce le ahogó el grito con un gran atajada a Nicolás Toloza.

Ya se jugaba tiempo de descuento cuando Lucas Cano sacó un gran centro que Lucas González no pudo conectar de palomita en el área chica. El gol del triunfo en la más clara de San Martín en todo el segundo tiempo.

Después de esa situación, solo hubo tiempo para un par de envíos desde la mitad de cancha que nunca encontrar a ninguno de los cuatro delantero con los que el Ciruja terminó en la cancha.

Con el 0 a 0 final, Los de Ciudadela quedaron en la cuarta ubicación a tres unidades de los líderes Tigre y almirante Brown y un punto por debajo de Quilmes que hoy venció a Gimnasia en Mendoza.

 

Fuente: El Tucumano

Continuar Leyendo

Deportes

Argentina derrotó a Estados Unidos en voley y clasificó a cuartos de final de los juegos olímplicos

Los dirigidos por Marcelo Méndez ganaron por 3-0 con parciales de 25-21, 25-23 y 25-23. El seleccionado nacional sigue en carrera en busca de una medalla

Avatar

Publicado

el

Argentina dio una muestra de carácter y consiguió una victoria decisiva ante Estados Unidos en el último partido de la fase de grupos del voley masculino en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. El elenco nacional, que se jugaba su última chance de seguir en carrera por una medalla, se impuso por 3-0 y logró la clasificación a los cuartos de final del certamen.

Argentina tuvo un buen arranque y mostró una solidez que encontró en los saques de Facundo Conte su mejor versión. Fue así como construyó una ventaja que nunca estuvo en peligro y que se consumó en un primer set que se cerró por 25-21.

La segunda manga fue algo más ajustada y aunque los albicelestes estuvieron arriba durante gran parte del parcial, sobre la recta final Estados Unidos aprovechó un momento de desconcentración y se puso en ventaja por 20-19. La definición fue ajustada, pero terminó una vez más en manos de los dirigidos por Méndez por 25-23.

Con una tónica similar al primer set, Argentina tomó la delantera en un tercer parcial que generó algo de preocupación cuando Facundo Conte cayó detrás de los carteles en un intento por recuperar una recepción que había salido larga. Pero Estados Unidos creció y pronto revirtió el tanteador del parcial. Fue una lucha reñida hasta el final, pero la victoria quedó en manos de los albicelestes otra vez por 25-23 para sellar el boleto a los cuartos de fina

Continuar Leyendo

Deportes

Tokio 2020: los Leones aseguraron la clasificación a los cuartos de final y la defensa del oro de Río 2016 está intacta

En la última fecha del Grupo, se impusieron a Nueva Zelanda por 4 a 1; solo les servía ganar en la última fecha y consiguieron el objetivo.

Avatar

Publicado

el

Por

Tokio 2020: los Leones aseguraron la clasificación a los cuartos de final y la defensa del oro de Río 2016 está intacta

TOKIO.- Los Leones siguen en carrera. Con una cuota de sufrimiento y, cómo no, con un gran amor propio para que la chance de defender el oro de Río 2016 permanezca intacta. La victoria por 4 a 1 sobre Nueva Zelanda significó el tercer puesto del Grupo B y la clasificación a los cuartos de final. Su rival será Alemania, 2° del Grupo A, que venció 3 a 1 a Holanda. Era el momento de destaparse con goles, de quitarse esa mochila. Y la noche terminó de la mejor manera, con los jugadores abrazándose, felicitándose por la autoridad con la superaron un desafío a todo o nada. Así, el hockey sobre césped argentino se mantiene vivo en Tokio 2020, porque las Leonas también ya garantizaron su presencia en etapas decisivas.

Después de la victoria ante Japón (2-1), el empate frente a España (1-1) y las derrotas con Australia (5-2) y la India (3-1), la Argentina llegaba obligada a ganar en la última fecha. Horas antes, el imprevisto empate de los españoles ante los australianos frustró la posibilidad de que un empate ante los neocelandeses sirviera para la clasificación a la siguiente etapa. No había ninguna chance de especular, si no que había que lanzarse decididos a la victoria.

El equipo argentino marca su tercer gol ante Nueva Zelanda, tras un córner corto de Tolini.

La recuperación tras arrancar en desventaja

No fue sencillo el comienzo, más allá del dominio inicial: a un minuto de concluir el primer cuarto, Kane Russell anotó el 1 a 0, en la primera ocasión de córner corto. Urgía una reacción y llegó cuando faltaban apenas segundos para el cierre del período, después de un disparo de Lucas Martínez. Un golpe fundamental para restablecer la confianza y agregarle una preocupación al oponente, que sí tenía como posibilidad avanzar de ronda con la igualdad.

Lucas Vila, de desvío, colocó el 2-1 al minuto y medio del segundo cuarto y entonces trasladó toda la preocupación a Nueva Zelanda, que se estaba quedando afuera de los Juegos. El negocio seguía consistiendo en lastimar con largos tiros al corazón del área; los delanteros argentinos quedaban apretados y bajo presión, circunscriptos no mucho más allá del mediocampo y se necesitaban esos profundos envíos. Pero hasta la primera mitad, la posesión y las penetraciones al círculo provenían mayormente del lado argentino. “¡Para adelante, no se metan atrás!”, rogaba el head coach Carlos Retegui, pero el manejo de la bocha de los oceánicos impedía cualquier despliegue a lo largo del equipo.

Los Leones ya se enfocan en los cuartos de final.

A los 6 minutos del tercer cuarto, el capitán Blair Tarrant recibió una amarilla tras derribar a Matías Rey y enseguida llegaron dos nuevas posibilidades de córner para Argentina que pasaron de largo. Todo se volvió muy pensado, demasiado táctico. Los dos se jugaban demasiado. En ese interín, una mala noticia para el conjunto nacional, que perdió su chance en el video referal por un pedido de una falta dentro del círculo que no prosperó. Pero después de esos momentos de incertidumbre y nerviosismo, el gol de córner corto de Leandro Tolini llegó en el momento justo para conseguir una diferencia un poco más tranquilizadora, a falta de 1m55s para el final de ese período.

La defensa de la Argentina se volvió estoica en el último cuarto: dos córners cortos salvados y conteniendo los embates en cada centímetro de la cancha, pero también jugando con las urgencias de Nueva Zelanda. El equipo nacional estaba arrinconado, los Black Sticks atacaban por todos los flancos y solo cabía la posibilidad de buscar un contraataque y ganar tiempo y oxígeno ante el agobio constante.

Ya a seis minutos del final, Nueva Zelanda quemó las naves y decidió sacar al arquero. Arriesgó el todo por el todo, mientras la Argentina procuraba tener la pelota lo más que se pudiera, reteniéndola sobre la línea y llevándola a un rincón. El broche ideal fue el gol de Nicolás Keenan a 44 segundos del final, después de recibir el flick de Pedro Ibarra y definir con el arco libre. Allí, entonces, llegó el desahogo final y la posibilidad de mantener el sueño intacto. El campeón apareció.

El equipo argentino festeja su tercer gol ante Nueva Zelanda.

Continuar Leyendo