CONECTATE CON NOSOTROS

Economía

Endurecieron los controles para el ingreso de transportes de carga a Tucumán

Después de las 23 no podrá ingresar ni salir ningún camión.

Avatar

Publicado

el

Los camioneros que traigan cargas a Tucumán -y los que regresen tras haber llevado mercadería a otros distritos- deberán sortear controles más estrictos. El Comité Operativo de Emergencia (COE) emitió una resolución sobre en ingreso y egreso de camiones de carga a nuestra provincia, que eleva los procedimientos y controles en los límites, con el objetivo de minimizar el riesgo epidemiológico.

“Se tomaron medidas estrictas para el control de los transportes de carga ya que, en muchos casos, se trata de personas que vienen de provincias donde hay circulación del virus. Después de las 23 no podrá ingresar ni salir ningún camión. Quedarán en la ruta hasta que se habilite el horario, a las 6”, sostuvo el subsecretario de Seguridad, José Ardiles.

En los puestos limítrofes actúa personal de sanidad y de seguridad, de manera coordinada. Sanidad se encarga de realizar el control febril y de verificar que el conductor no tenga síntomas compatibles con la covid-19. Los policías piden la documentación del vehículo, de la empresa para la cual trabajan, la identificación del conductor y la guía con la que cuentan los choferes. «Esta especifica de dónde viene, hacia dónde va y qué carga lleva”, explicó Ardiles.

En cuanto a las rutas habilitadas para el ingreso y para el egreso de los transportes de carga, el funcionario precisó: “los camiones que trasladan carga interjurisdiccional -es decir, que viajan de una provincia a otra, que pasan por Tucumán o vienen a Tucumán- lo hacen por rutas 38, 157, 9 y 34. Está prohibido los empalmes con 34 por ruta 304 y 336. Los camiones que vienen por ruta 34 deben pasar por el control de Las Cejas para no obviar los controles”.

Fuente: La Gaceta

Continuar Leyendo
Publicidad

Economía

Double Blue Capital Management, el fondo de Tomás Arlia que saca beneficio de la crisis Argentina

La empresa liderada por el veterano financista, encontró “una oportunidad” a expensas de la mala situación económica de nuestro país

Avatar

Publicado

el

Por

Los fondos buitre son especialistas en capitalizar los procesos de crisis. Se instalan, compran títulos de deuda pública o privada, de países o empresas en problemas que enfrentan procesos de quiebra a un 20% o 30% de su valor nominal. Luego, litigan en los fueros internacionales, buscando cobrar la totalidad de la deuda.

En esta nueva crisis Argentina, el fondo que capitalizó la desgracia nacional es DoubleBlue, cuyo financiamiento lo “provee” la alta inflación argentina.

Bajo la figura de fideicomisos financieros, DoubleBlue Capital Management presta a entidades locales que no están pudiendo acceder a otras formas de financiamiento y para subsistir, soportan las tasas usurarias que plantean.

Double Blue Capital Managment está a cargo de Tomás Arlia, quién sería el encargado de trazar la estrategia esquilmadora en toda la región.

«Es un modelo de negocios en el mejor de los casos legítimamente cuestionable y en el peor, moralmente corrupto», declaró a la agencia AFP Eric LeCompte, director del grupo de ONG Jubilee Network USA.

«Ellos utilizan procedimientos judiciales muy rigurosos y demandan por el valor total (de la deuda) a pesar de que en realidad nunca invirtieron en el país», agrega LeCompte.

Arlia fundó DoubleBlue en 2015 como una operación de fondo de fondos. La firma aún maneja un vehículo de gerentes múltiples denominado DoubleBlue Partners Fund con aproximadamente $ 50 millones bajo administración.

Fuente: https://www.infoveloz.com/post/double-blue-capital-management-el-fondo-de-tomas-arlia-que-saca-beneficio-de-la-crisis-argentina_198454

Continuar Leyendo

Economía

Dólar blue hoy: a cuánto cotiza este 1 de julio

El dólar blue se alejó de su máximo de junio y cerró a $126,

Avatar

Publicado

el

Por

Condicionado una mayor demanda estacional de pesos, el dólar blue sufrió este martes su mayor caída diaria en casi un mes, al ceder $3 hasta los $126 para la venta, según un relevamiento de Ámbito en cuevas del Microcentro. De esta manera, registró en el mes una suba del 0,8% ($1)

Tras tocar un máximo mensual de $129 el lunes, el billete paralelo retrocedió más de 2%, ante una mayor necesidad de pesos por fin de mes, en momentos en que las empresas -que pueden- deben afrontar el pago del aguinaldo, comentaron fuentes del mercado.

«Junio siempre es un mes demandante de pesos por el tema del aguinaldo», indicó a Ámbito un cambista, quien además remarcó que «probablemente algunos estén anticipando operaciones de venta en vísperas de una cuarentena más rígida, en la cual será más difícil movilizarse».

La última fuerte caída diaria del paralelo se había registrado a principios de mes, cuando pasó de $128 a $124 (2 de junio).

Más allá que desde el inicio de la cuarentena obligatoria decretada por el Gobierno el billete paralelo acumula un salto de $40,50 (el 20 de marzo había cerrado a $85,50), durante junio la cotización del blue mostró una mayor estabilidad, operando en un rango de entre $124 y $129, en el marco de mayores controles en los mercado oficiales.

Cabe recordar que desde comienzos de junio, los ahorristas que quieran adquirir los u$s200 mensuales permitidos por el Banco Central (BCRA) en bancos deben presentar una declaración jurada en la que dejarán constancia de no haber operado en contado con liquidación o MEP en los últimos noventa días. Esto encendió las advertencias respecto a una mayor presión sobre el blue.

Adicionalmente, la autoridad monetaria estableció que las empresas que tengan dólares fuera del país, deben utilizar esos fondos para hacer frente al pago de sus compromisos en el exterior, entre otras medidas tendientes a restarle presión al mercado cambiario oficial.

Paralelamente, la Comisión Nacional de Valores (CNV) decidió establecer un “parking” de cinco días hábiles a la compra de bonos, lo que en la práctica implica que quien quiere entrar en pesos y salir en dólares a través de la compraventa de títulos públicos, deberá afrontar el riesgo que supone la fluctuación de los valores hasta que se cumpla el plazo para vender los bonos y hacerse con los dólares.

Continuar Leyendo

Economía

Actividad económica: se conoce hoy dato oficial de abril; estiman caída del 26%

Analistas privados prevén que el derrumbe en términos interanuales oscilará entre 18,5% y 23,5%. El nuevo endurecimiento de la cuarentena en el AMBA, sostuvieron, demorará la recuperación.

Avatar

Publicado

el

Por

El INDEC dará a conocer hoy la cifra oficial de la caída de la actividad económica durante abril, mes abarcado íntegramente por la cuarentena en todo el país. Con la mayoría de los comercios cerrados, las industrias -salvo las “esenciales”- paralizadas y sin obras de construcción, los analistas privados estimaron un desplome en torno al 20% interanual. En marzo, y con sólo diez días de aislamiento, el EMAE se derrumbó un 11,5% en comparación con el mismo mes del año anterior.

Los indicadores oficiales que se conocen del cuarto mes del año alcanzan para cuantificar el impacto que tuvo la pandemia en la actividad. Por ejemplo, la utilización de la capacidad instalada en la industria se ubicó en el 42%, una cifra que, según aseguraron economistas a este medio, no se dio ni en los peores meses de 2002. El Índice de Producción Industrial, en tanto, arrojó una caída del 33,5% interanual. Es así que, según estimó la consultora Orlando Ferreres, la economía cayó 19,2% anual en abril, mientras que evidenció una contracción del 9% con respecto a marzo. “La construcción, la industria manufacturera y el comercio acusaron los desplomes más importantes, pero ningún sector logró escapar a la debacle general. Se trató de la mayor caída de la serie que comienza en 1993”, remarcó el estudio.

También una baja cercana al 20% es la que proyectó el Instituto de Trabajo y Economía, que calculó una caída del 18,5% interanual y un retroceso del 9,2% con respecto a marzo. Desde Ecolatina estimaron un piso de caída del 20%. Para la consultora Eco Go, en tanto, se dio un derrumbe del 23,5% con respecto al mismo mes del año anterior y cerca del 13% en relación con marzo. Según un sondeo realizado por Reuters, en tanto, el desplome fue del 20,8%. Para la consultora ACM, el desplome incluso podría superar al 30%. Aunque, según aclararon, es “difícil estimar la magnitud de la caída”.

Lo que viene

Las flexibilizaciones que se dieron en algunos sectores y regiones ayudarían para provocar un repunte estadístico en el nivel de actividad de mayo. De hecho, según informó Orlando Ferreres, se dio el mes pasado un rebote del 9% con respecto a abril. “Aún no alcanzó para recuperar los niveles de marzo”, escribió en su cuenta de Twitter Fausto Spotorno, director de la consultora. En términos interanuales, la caída fue del 14,9%.

De todas formas, las nuevas restricciones en la zona metropolitana podrían llevar a que esa aparente recuperación se torne todavía mucho más lenta. “Nosotros estimábamos una caída de la actividad en torno al 9% para este año”, analizó ante Ámbito Lorenzo Sigaut Gravina, director de Ecolatina, quien se refirió a la extensión de las medidas de aislamiento: “Independientemente si se volvía a una fase anterior o no, prevemos que la cuarentena en el GBA se va a extender hasta finales de agosto, ya que parecería que estamos atravesando el pico de contagios, por lo que la mitad del PBI seguiría en cuarentena. Es por eso que ahora estimamos que la caída va a ser en torno al 10,5%”.

Una proyección similar realizó Andrés Borenstein, de Econviews, quien remarcó que desde la consultora estimaban una caída del PBI de 10 puntos para este año. Aunque aclaró que en caso de que la cuarentena estricta continúe en el tiempo, “ese número va a quedar como optimista”.

“La caída de la actividad será la mayor de los últimos cien años, y 2020 será el de peor calidad del PBI, y estamos estimando un poco más del 12%, la más grande desde 1914, cuando estalló la Primera Guerra Mundial. Será la caída más grande y la gran duda es si se puede revertir de a poco, pero tiene que empezar a hacerse desde ahora”, concluyó el economista jefe de la Fundación FIEL Juan Luis Bour.

Continuar Leyendo