El gobernador del estado mexicano de Jalisco echó al director de la morgue estatal debido al hallazgo de un camión de carga refrigerado que se usa... Camión con cadáveres en México: despiden al jefe forense de Jalisco

Abren una investigación por “mal manejo” de 157 cuerpos no reclamados.

El gobernador del estado mexicano de Jalisco echó al director de la morgue estatal debido al hallazgo de un camión de carga refrigerado que se usa para almacenar 157 cadáveres no reclamados, y que no entraban en el morgue por falta de lugar.

El gobernador Aristóteles Sandoval ordenó el cese del director del Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses, Luis Octavio Cotero, por lo que describió como “indolencia y negligencia”.

Sin embargo, Cotero dijo el martes que había advertido hace dos años a la fiscalía estatal que la morgue no podría manejar el aumento en el número de cuerpos a causa del mayor número de homicidios en el país. Y se consideró un chivo expiatorio.

 

El escándalo surgió debido al hallazgo del camión con su carga macabra en la zona metropolitana de Guadalajara, donde en los últimos días el vehículo era cambiado de un lugar a otro debido a las quejas de los habitantes por el olor.

Cotero dijo que la fiscalía también había rentado una segunda unidad también con caja de refrigeración después de que la primera se llenara de cadáveres no reclamados, aunque se desconoce su ubicación. Aunque la refrigeración retrasa la descomposición de los cadáveres, muchos ya estaban muy deteriorados porque fueron retirados de fosas clandestinas en el estado.

El ex funcionario rechazó que hubiera ordenado el retiro de uno de los camiones del estacionamiento del instituto. La unidad fue estacionada en distintos lugares y finalmente en un campo abierto en la zona metropolitana de Guadalajara. En todos los casos tuvo que moverse de nuevo debido a las quejas de vecinos.

Desmintió que mostrara insensibilidad ante las familias de personas desaparecidas cuyos cadáveres quizá no fueron identificados y señaló: “Tengo una hija mía desaparecida”.

La hija, abogada, desapareció en julio, según la denuncia, y desde entonces se desconoce su paradero.

Número sin precedentes de muertos por violencia

Las autoridades estatales y locales tienen problemas para hacerse cargo del número sin precedente de cadáveres causado por la ola de violencia en México. Las autoridades han registrado 16.339 homicidios en México en los primeros siete meses del año, un incremento de 17% sobre el mismo periodo de 2017.

Los asesinatos asuelan en particular a Tlajomulco y Tlaquepaque, ambos municipios de la zona metropolitana de Guadalajara donde el camión con cadáveres estuvo estacionado. Los dos municipios han registrado este año un aumento en la tasa de homicidios que rebasa los 50 por cada 100.000 habitantes.

Los habitantes de un complejo de viviendas en Tlajomulco habían protestado contra la presencia del camión salpicado de sangre y difundieron videos del vehículo cuando era retirado de un lote vacío próximo a sus casas. “Trae cuerpos, cuidado, no permitan que lo dejen en tu colonia”, dice un hombre en el video.

Un cementerio especial

Las autoridades estatales consideran construir un cementerio para cadáveres no reclamados que puedan ser localizados de nuevo en caso de que los identifiquen.

Sin embargo, los vecinos próximos al proyecto, que podría contener 800 cuerpos, se oponen por temor a que les acarree delincuencia, enfermedades, hedores y la desvalorización de sus propiedades.

El recorrido del camión

La Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) de México inició una investigación por el “mal manejo” y “trato inhumano” que se dio a los cadáveres.

Entre el viernes por la tarde y el sábado en la mañana el trailer, que era refrigerado y servía de morgue improvisada para los cadáveres, salió de una bodega rentada, que fue clausurada por no contar con permisos de construcción.

Posteriormente, fue llevado hasta la sede de la Fiscalía, en la ciudad de Guadalajara, pero no pudo quedarse ahí porque era muy grande, así que se intentó trasladarlo hasta la bodega de la empresa en la que fue alquilada la caja refrigerante.

Sin embargo, el vehículo y su carga se atascaron a un lado de una urbanización en la ciudad de Tlajomulco, en Jalisco, debido a las fuertes lluvias. Los vecinos se quejaron del mal olor que desprendía el camión, por lo que fue trasladado a otra bodega en Guadalajara.

Los cadáveres en el camión habían sido identificados, pero no reclamados. Como el Servicio Forense del estado estaba rebasado de cuerpos, el camión refrigerante servía de morgue provisional.

Comentarios