Hayden es un chico de 10 años que vive con su familia en Virginia, Estados Unidos. Bryan Thornhill, el papá de Hayden, trabaja en... Castigo a su hijo por hacer bullying

Un hombre fuerza al menor a ir corriendo hasta la escuela porque lo habían expulsado del micro escolar.

Hayden es un chico de 10 años que vive con su familia en Virginia, Estados Unidos. Bryan Thornhill, el papá de Hayden, trabaja en un comercio y envía regularmente a su hijo al colegio en el micro escolar. Pero el 1° de marzo hubo una situación que corrió del eje al señor Thornhill: descubrió que el menor había sido suspendido del micro por acosar y cargar a sus compañeros. Y que ya no podía subir al bus por tres días.

Enojado, Bryan tomó una decisión polémica: decidió castigarlo con dureza. Y obligó a su pequeño a ir corriendo hasta el colegio, a 20 cuadras de la casa familiar.

“Hola a todos, es mejor que escuchen al padre del año 2018. Han expulsado a mi hijo del bus escolar durante tres días por ser un pequeño matón. No lo soporto. Ahora tiene que ir corriendo a la escuela y estamos a más de un kilómetro y medio de distancia, así que durante toda la semana tendrá la experiencia de correr. La buena noticia es que tiene muy buen ritmo”, explicó el padre.

Polémico castigo de un padre a su hijo por hacer bullying

Hayden, el menor de 10 años que debe ir corriendo hasta el colegio.

Para difundir su “medida”, Thornhill siguió a su hijo con su auto mientras él corría adelante y lo compartió por Facebook y YouTube. No le importó que en una ocasión se desatara una lluvia torrencial: no permitió que el chico se subiera al vehículo.

“Eduquen a sus hijos. No sean amigos, sean padres. Eso es lo que necesitan los niños hoy en día”, dice el hombre, quien considera su idea “un modo saludable de castigo”, ya que supone hacer ejercicio. Para Thornhill, es “educación infantil simple y de la vieja escuela” y se basa en el principio de que cuando tus hijos “hacen algo (incorrecto) tienen que pagar el precio”, justificó.

Polémico castigo de un padre a su hijo por hacer bullying

Bryan Thorhill, el padre que hace correr a su hijo.

La polémica medida generó una enorme controversia entre quienes apoyaron la iniciativa del padre y quienes lo acusan de maltrato infantil. “No hay que pegar a los niños, pero de vez en cuando hay que apretarles las tuercas”, opina Thornhill, que se defiende de las críticas asegurando que “no está matando a nadie”.

En la última grabación, su otra hija y él mismo van también corriendo al cole. “Se volvió un asunto divertido”, comenta el padre, quien asegura que el castigo funcionó y el comportamiento del chico mejoró. “Esta semana no se ha metido en líos, mientras que la semana pasada estaba totalmente fuera de sí. A esto se le llama criar a los hijos. Enséñales, sé su padre”, declara el hombre, que considera que su hijo “ha aprendido una lección valiosa”.

Comentarios