CONECTATE CON NOSOTROS

Economía

La deuda familiar «no bancaria» creció 16,1% en junio y el 44,9% de las familias teme quedarse sin trabajo o ingresos

Según el Centro de Economía Regional y Experimental (CERX), lo que más se acumuló a junio en deudas no bancaria fueron impuestos, seguida por servicios en Argentina.

Avatar

Publicado

el

La deuda familiar continuó creciendo en junio impulsada por los atrasos no bancarios. Si bien se redujo levemente la cantidad de familias endeudadas, 11,9 millones de hogares finalizará el mes debiendo algo. La deuda total creció 4,6% que se compone de una reducción en 1,6% de la deuda bancaria y un aumento de 16,1% en la no bancaria, que es la que más preocupa por la cadena de eslabones sin cobrar que quedan detrás de ella. Las deudas «bancarias» sumaron $1.168.217 millones y las «no bancarias» $737 mil millones. Lo que más se acumuló a junio en deudas no bancaria fueron impuestos, seguida por servicios. Un dato de junio: creció el temor de los hogares a quedarse sin ingresos o empleo. Para el 44,9% ese temor es muy alto. A su vez, cuando finalice la cuarentena, si se recuperan los ingresos el 61,8% de los hogares los destinará a cancelar pasivos.

La deuda total de las familias creció 4,6% en junio y alcanzó los $1.905.119 millones, afectando a 11,9 millones de hogares, que equivalen al 86,5% de los hogares del país. Frente a mayo, 163 mil hogares menos pasaron a tener deudas, pero creció en $83.415 millones el stock adeudado para quienes no pudieron cancelar sus pasivos.

En promedio cada familia adeudaba en junio 159.738 pesos, 6% más que en mayo. Ese monto no incluye los costos asociados a moras y retrasos, que fueron en incremento con los días en cuarentena y podrían incrementar fuertemente ese stock. A su vez, la deuda no bancaria promedio por hogar es de $62 mil.

Así surge de cruzar los datos del Banco Central con una encuesta entre 6770 hogares realizada por CERX entre el 22 y 25 de junio para monitorear la evolución de esta variable fundamental para conocer el impacto socio-económico de la pandemia y las restricciones en la recuperación del consumo post covid.

El stock de deuda tiene dos grandes componentes: por un lado, la deuda «no bancaria» que estimamos en $736.902 millones, 16,1% más que en mayo. Unos 11,9 millones de hogares tenían algún tipo de esas deudas en junio (86,2% de los hogares del país). Y por otro, la deuda «bancaria» que según el BCRA se redujo 1,6% en el mes a $1.168.217 millones a fines de mayo. La principal caída estuvo en créditos prendarios (-5,8%) y tarjetas de crédito (-2%).

Porcentaje de los Hogares con deudas
Junio 2020 – Sobre encuesta a 6770 hogares del país

Fuente: CERX

Deuda «no Bancaria»

– Lo más frecuente en junio continuaron siendo los atrasos en impuestos, que acumuló deudas por $185.040 millones, 24,0% más que en mayo. Las familias continuaron dejando de pagar impuestos como el inmobiliario, patentes, y otros nacionales y municipales.

– La otra gran deuda que se acumula es servicios: el stock total alcanzó los $165.102 millones, 15,5% más que en mayo. Con una deuda promedio de $16.140 por familia. Aún así, es uno de los principales items que aparece en la lista de deudas a cancelar cuando se recuperen los ingresos.

– Si bien creció poco (+1,4%), le sigue la deuda con familiares y amigos por $117.881 millones. Una deuda que creció fuerte en junio (12,6%) y preocupa por su costo y riesgo es con Prestamistas, que alcanza los $106 mil millones, consecuencia de las urgencias de muchos hogares y la creencia que podrán en breve recuperar ingresos.

Una aproximación a la deuda de las familias
Junio 2020

Fuente: CERX. (*) A diferencia de abril, solo se tomó cuotas adeudas de planes de pago, no la deuda total-

Temor a perder el empleo: el 44,9% de los hogares manifestaron en junio alto temor a perder su empleo o quedar sin ingresos. Para el 19,3% ese temor es moderado mientras que para el 35,8% es bajo.

Comportamiento post-pandemia: el 61,8% sostiene que cuando se levante la pandemia y se regularicen los ingresos destinará esos fondos prioritariamente a pagar deudas atrasadas, 16,2% a mayor consumo de bienes y servicios y 5,7% a mejorar la vivienda.

 

En la medida que se liberen más actividades es de esperar que las familias vayan regularizando sus deudas no bancarias. Pero ese proceso será muy lento e irá combinado con aumentos en el stock de deuda de quienes perdieron ingresos o empleo y no recuperan todavía.

Eso será uno de los grandes limitantes para recuperar el consumo, aun cuando los ingresos comiencen a ganar terreno. Primero se cancelarán deudas y después habrá consumo.

Continuar Leyendo
Publicidad

Economía

Desde el martes se completa el pago del sueldo de junio

La Tesorería de la Provincia, que depende del Ministerio de Economía, dio a conocer las fechas en las que se hará efectivo el pago de la parte complementaria de los salarios del mes de junio para los empleados estatales

Avatar

Publicado

el

Por

De acuerdo al cronograma establecido por la repartición que encabeza el ministro Eduardo Garvich, las fechas de pago son las siguientes

Martes 07 de julio 

-Seguridad (Departamento General de Policia-Dirección General de Institutos Penales)

Miércoles 08 de julio

-Sistema Provincial de Salud (SIPROSA)

Jueves 09 de julio

– Educación, Establecimientos Provinciales -(Escuelas Provinciales.-Rep.18 – Escuelas Secundarias Transferidas Rep.25 – Escuelas Secundaria Transferidas Rep 26, Escuelas Secundarias Transferidas Rep. 27)

Martes 14 de julio

-Administración Central
-Defensoría del Pueblo
-Comunas Rurales
-Institto Provincial de la Vivienda

Miércoles 15 de julio

-Poder Judicial (Centro Judicial Concepción-Centro Judicial Monteros-
Corte Suprema de Justicia, Juzgados de Paz Legal)
-Ministerio Público Fiscal
-Ministerio Pupilar y de la Defensa
-Honorable Tribunal de Cuentas
-Tribunal Fiscal de Apelación
-Poder Legislativo

Jueves 16 de julio

-Municipios del Interior
-Dirección de Recursos Hídricos
-Ente Autárquico Tucumán Turismo
-Instituto Provincial Acción Cooperativa y Mutual (I.P.A.C.Y.M.)
-Servicio Provincial de Agua Potable y Saneamiento (S.E.P.A.P.Y.S.)
-Ente Único de Regulación de Servicios Públicos Provincial  (E.R.S.E.P.T.)
-Ente Cultural Tucumán
-Instituto de Desarrollo Productivo
-Ente de Infraestructura Comunitaria
-Instituto de Promoción del Azúcar y el Alcohol
-Ente Autárquico Teatro Mercedes Sosa
-Jubilados fuera de convenio
-Renta Vitalicia Héroes de Malvina
-Asignaciones Ex Empleados de Talleres de Tafí Viejo
-Dirección Provincial de Vialidad (D.P.V.)
-Educación Establecimientos Públicos de Gestión Privada ( Privados Primarios, Secundarios- ‘Terciarios Transferidos)

Continuar Leyendo

Economía

Deuda: el Gobierno postergó la publicación de la oferta hasta mañana y habrá dos plazos para los acreedores

Se debe a ciertas cláusulas de los bonos emitidos en 2016, durante la presidencia de Macri. Pero el detalle legal no afectará la propuesta económica-financiera destinada a los fondos de inversión para cerrar un acuerdo y evitar juicios en los Tribunales de Manhattan

Avatar

Publicado

el

Por

En instantes, el ministerio de Economía dará a conocer un comunicado informando las condiciones básicas de la oferta a los bonistas que mañana se publicará en el Boletín Oficial. La demora fue explicada en la cercanía de Martín Guzmán debido a una cláusula de los contratos de los bonos 2016 que establece que el plazo de negociación debe tener un máximo de 30 días, y por lo tanto el cierre temprano del diálogo entre el gobierno y los bonistas será el próximo 4 de agosto.

Pero como Alberto Fernández y Guzmán quieren ratificar su “buena fe” en la negociación con los acreedores privados, en la propuesta que se publicará mañana habrá dos fechas de cierre: el 4 de agosto para no violar la norma de los bonos 2016 y una segunda fecha que se extenderá hasta el 31 de agosto, como adelantó Infobae.

De esta manera, el Gobierno ratifica su estrategia negociadora con dos plazos de diálogo con los bonistas. Uno que respeta el indenture 2016 y otro, puesto de forma deliberada, para lograr en el tiempo las adhesiones necesarias para evitar demandas judiciales.

Una conversación telefónica entre Alberto Fernández y Martín Guzmán sirvió ayer para ultimar los detalles de la oferta a los bonistas que finalmente se publicará en el Boletín Oficial con la firma del Presidente, el ministro de Economía y el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero.

La propuesta de reestructuración de 66.000 millones de dólares establece un equilibrio entre las aspiraciones de los fondos de inversión y la decisión política del gobierno de evitar un default. “Es lo que podemos ofrecer. Ni un peso más”, explicó Alberto Fernández en Olivos.

Alberto Fernández y Guzmán ofrecen una iniciativa de reestructuración que aún no tiene los porcentajes de adhesión necesarios entre los acreedores privados para bloquear la posibilidad de una demanda por incumplimiento en los tribunales de Manhattan.

En este sentido, el Presidente y su ministro mantuvieron ayer una conversación telefónica para ajustar la estrategia que permita cumplir con los porcentajes previstos en las Cláusulas de Acción Colectivas (CAC´s) que establecen los bonos emitidos durante las administraciones de Néstor Kirchner y Mauricio Macri.

Si Alberto Fernández y Guzmán no logran un 75 por ciento de las adhesiones en los bonos Kirchner y un 66 por ciento de adhesiones en los bonos Macri, la reestructuración de la deuda fracasó y Argentina va sin escalas a un nuevo juicio por default.

“Una clave de la negociación es el tiempo”, explica el ministro de Economía a su staff. Y por eso ayer, junto al Presidente, se decidió que el lapso de negociación de la deuda se extenderá del 24 de julio hasta el 31 de agosto.

En Estados Unidos y Europa iniciaron las vacaciones de verano, un circunstancia inevitable que sumada a la crisis de la pandemia complica la negociación con los bonistas que aún dudan de adherir a la propuesta que hoy se publicará en el Boletín Oficial. Si todavía no están los votos para cumplir con las CAC´s, al gobierno no le quedó otra alternativa que extender por seis semanas la ventana de negociación.

En términos financieros, la propuesta oficial se acercó con holgura a las aspiraciones y pretensiones de los acreedores privados. Fue una decisión política que asumió Alberto Fernández para lograr consenso entre los fondos de inversión y avanzar un paso más hacia un programa económico que sea respaldado por los países centrales y los organismos multilaterales de crédito.

Esa meditada decisión presidencial chocó inesperadamente con BlackRock y su poderoso CEO Larry Fink, que tiene acceso ilimitado al Departamento del Tesoro, al Departamento de Estado, al Fondo Monetario Internacional (FMI), a la Unión Europea (UE) y a la Casa Blanca. Si Alberto Fernández y Guzmán no logran un acuerdo con BlackRock y Fink, la posible reestructuración corre peligro.

El jefe de Estado y su ministro de Economía aún no terminan de entender por qué BlackRock combate la propuesta de Argentina sobre la deuda externa. Asumen que hay un problema de ego con un portfolio manager -que detesta a Guzmán-, pero a continuación añaden que abrieron otras líneas de comunicación con Fink -a través de Andrés Manuel López Obrador y Miguel Galuccio- y que sirvieron de muy poco para encarrilar las conversaciones.

Ante la reticencia de BlackRock, que influye en las acciones de los grupos de acreedores Ad Hoc y Exchange, Alberto Fernández y Guzmán diseñaron un táctica con final incierto: pretenden romper a esos bloques de bonistas, explicar que se puede encontrar un punto de consenso sin “vencedores ni vencidos” y cerrar un deal beneficioso para ambas partes.

Desde esta perspectiva, el jefe de Estado y su ministro de Economía pueden demostrar que acercaron posiciones para lograr un acuerdo de reestructuración. La oferta que se publicará hoy tiene tres cláusulas que favorecen a los aliados de BlackRock y Fink:

1. Reconoce los derechos de los fondos con bonos canjeados en 2005 y 2010.

2. Pagará los intereses devengados hasta el 31 de agosto de 2020, a los bonistas que adhieran a la última oferta que se registrará mañana en la SEC. En la primera oferta oficial, este beneficio económico no estaba previsto.

3. Abonará los cupones desde el 1 de septiembre de 2021, cuando en la oferta original se había establecido el 15 de noviembre de 2023.

La predisposición del gobierno a cerrar un deal con los acreedores privados también implicó cruzar los límites de las recomendaciones del FMI sobre la sostenibilidad de la deuda externa de la Argentina. Kristalina Georgieva, tras dos contactos telefónicos con Alberto Fernández y Guzmán, ordenó la redacción de un informe al staff del FMI que recomendara que el acuerdo con los fondos no debía establecer un Valor Presente Neto (VPN) de los bonos por encima de 49.90 dólares.

El ministro de Economía explicó al jefe de Estado -hace dos semanas- que se debía aumentar el VPN sobre los bonos, si se pretendía llegar a un acuerdo con los acreedores privados para evitar un juicio por default. Alberto Fernández estuvo de acuerdo con la recomendación de Guzmán y, a partir de ese momento, en el Palacio de Hacienda se trabajó en un nuevo Valor Presente Neto (VPN) que permita sumar adhesiones a la propuesta oficial.

Guzmán comentó sobre la decisión de elevar el VPN a las autoridades del FMI, y sin reclamos a la vista, ordenó a su staff que se pusieran a modelizar una nueva ecuación para acercar posiciones con los fondos de inversión. De ese trabajo técnico, ejecutado en los últimos 15 días, se llegó a las siguientes cláusulas que se publicaran hoy en el Boletín Oficial:

1. El Valor Presente Neto (VPN) estará cerca del 53.4 dólares por cada lámina de cien dólares. Y en el caso de los bonos Exchange, superará los 57 dólares por cada lámina de 100 dólares.

2. Se establece el concepto de Minimun Participation: si no se llega al 60 por ciento de las CAC´s no se firma el canje y todo se vuelve a negociar.

3. La quita de capital, que era promedio del 5 por ciento, ahora será de cero para los bonos Exchange y del 3 por ciento para el resto de los títulos soberanos.

La oferta oficial de la Argentina se registrará mañana en la SEC, y habrá un plazo de negociación que se extenderá hasta el 31 de agosto. Alberto Fernández y Guzmán tienen expectativa de cerrar un acuerdo con los acreedores privados. Reconocen que será complicado con los bonos M -se necesita el 66 por ciento de las CAC´s) y muy complicado con los bonos K (establecen el 75 por ciento de las CAC´s).

“Ahora vamos a la cancha. Se acabaron las especulaciones”, opinó el Presidente en Olivos. Y completó: hicimos todo para acordar y evitar el default”.

/Fuente: Infobae/

Continuar Leyendo

Economía

Deuda: Argentina presenta el lunes oferta ante la SEC y extiende plazo al 28 de agosto

La nueva propuesta es de alrededor de u$s53 por lámina de 100. La negociación que vencía el 24 de julio se prorrogará para dar tiempo a los bonistas analizar los detalles

Avatar

Publicado

el

Por

El Gobierno terminó de armar su nueva propuesta para los acreedores externos y se prepara para inscribirla este lunes en la Security and Exchange Commission (SEC, la Comisión de Valores de los Estados Unidos), tal como adelantó Ámbito.

El presidente Alberto Fernández se muestra confiado en que logará una importante adhesión por parte de los bonistas, según consignan fuentes de la Casa Rosada.

Las negociaciones se habían enfriado con dos de los principales grupos acreedores. Ad Hoc, liderado por el fondo de inversión BlackRock, y Exchange, encabezado por Monarch, manifestaron que no tuvieron ningún avance significativo con las autoridades argentinas desde el 17 de junio. En realidad, hace tiempo que el grupo expresaba su rechazo a continuar conversando con el ministro de Economía, Martín Guzmán.

A raíz de esta tensa relación entre el grupo Black Rock y el titular de Hacienda, intervino en su momento el presidente Alberto Fernández solicitando al presidente de México, Andrés López Obrador que interceda ante Larry Fink, titular de este fondo. Sin embargo, estas gestiones no tuvieron buen resultado.

En los últimos días, el presidente y diferentes interlocutores intervinieron para acercar posiciones, “estamos negociando con Flint”, confió una alta fuente a Ámbito.

También colaboraron en los contactos con el exterior el titular de la Cámara de Diputados, Sergio Massa y el secretario de Asuntos Estratégicos, Gustavo Beliz.

El primer mandatario tomó su decisión tras distintas gestiones que se realizaron para evaluar el ánimo de los acreedores.

A pesar de estas gestiones, en todo momento, el presidente dijo que “yo soy Guzmán y Guzmán es Alberto Fernández”. Las cuestiones técnicas siempre estuvieron en manos del titular del Palacio de Hacienda y la decisión política en Fernández.

La expectativa ahora más favorable se asienta no sólo en la mejora que realizó la Argentina en su ofrecimiento, sino en estas últimas gestiones.

Las autoridades argentinas formalizarán su propuesta de canje de los títulos de la deuda externa a una paridad del orden de los 53 dólares por cada lámina de 100 – para los bonos Exchange alcanzará a 57 dólares – (con una tasa de salida de 10%).

La última versión de la oferta argentina se ubica más de 13 dólares por encima de los 40 que propuso inicialmente el ministro Martín Guzmán en marzo pasado.

El plazo de negociación se prolongará hasta el viernes 28 de agosto y los resultados se anunciarán el lunes 31. Cabe recordar que el anterior plazo establecido vencía el 24 de julio. Sin embargo, se evaluó que este lapso era insuficiente para lograr la aceptación de los bonistas tomando en cuenta que ya comenzaron las vacaciones en el hemisferio boreal.

La mejora en la oferta argentina se logró, según trascendió, mediante una reducción en la quita de capital a un promedio de 3% -los Exchange no tendrán recorte-.

Asimismo, se contempla el reconocimiento de los intereses devengados al 31 de agosto de 2020 para quienes acepten la oferta sin demoras.

Otra novedad es que se pagarán los intereses del cupón en febrero y agosto comenzando este año. La tasa se ubica en torno de 1%.

En el terreno jurídico, se mantendrán los derechos adquiridos de los bonos canjeados en 2005, pero sólo para los tenedores de estos títulos.

Con relación a la presentada en marzo por el ministro Guzmán, la última oferta argentina supone una mejora de 10.000 millones de dólares para los acreedores, se calcula en fuentes oficiales.

La iniciativa recién será conocida por los grupos acreedores cuando se publique en el Boletín Oficial, pero las primeras reacciones que Ámbito pudo recoger en medios cercanos a la negociación es que se trata de una oferta “razonable”.

Con esta mejora para los acreedores, el Gobierno apuesta a lograr la adhesión de los bonistas, particularmente de los inversores que compraron títulos de la deuda argentina en los valores deprimidos que se registraron tras la derrota de Mauricio Macri en las PASO. En ese momento los papeles se derrumbaron hasta valores inferiores a 30 dólares, de donde la nueva oferta argentina supondría elevadas ganancias para estos inversores.

La nueva oferta argentina se encuentra muy cerca de las aspiraciones expresadas por uno de los clubes de acreedores, el Comité de Acreedores de la Argentina (ACC en su sigla en inglés). Este grupo hizo llegar una contrapropuesta del orden de los 54,5 dólares.

Mayores son las diferencias con los otros dos grupos de bonistas, Ad Hoc y Exchange que exigen paridades a partir de los 57 dólares. Dentro de estas agrupaciones, se comenta que el más duro es el fondo Ashmore que tiene gran parte de su tenencia en Global 21.

Las condiciones de emisión de los bonos lanzados en 2016 requieren una adhesión de 66% para activar las Cláusulas de Acción Colectivas (CACs) y la primera impresión en el mercado es que la última oferta argentina “es suficientemente atractiva como para disparar las CACs en la mayoría de las series”.

Pero para los títulos emitidos en 2005 se requiere un piso de 75% de adhesión para realizar el canje, “más difícil, pero no imposible”, según operadores.

Fuente: https://www.ambito.com/economia/deuda/gobierno-presenta-el-lunes-oferta-la-sec-y-extiende-plazo-al-28-agosto-n5114895

Continuar Leyendo