CONECTATE CON NOSOTROS

Salud

¿La gaseosa de dieta es más dañina que la azucarada?

¿Beber mucha gaseosa dietética lleva a una muerte temprana?

Avatar

Publicado

el

Los adeptos a la Coca-Cola Sin Azúcar y a la Pepsi de dieta expresaron su angustia en los últimos días después de reportes noticiosos sobre un nuevo estudio, según el cual quienes toman frecuentemente esas bebidas edulcoradas artificialmente tienen una probabilidad 26 por ciento mayor de morir prematuramente que las personas que rara vez beben gaseosas sin azúcar.

El estudio, publicado en la revista JAMAL Internal Medicine, dio seguimiento a 450.000 europeos a lo largo de dieciséis años con un registro de la mortandad entre todo tipo de consumidores de gaseosa, tanto los que prefieren bebidas azucaradas como aquellos que gustan de las versiones con sustitutos de azúcar.

Dados los consabidos efectos de consumir demasiada azúcar, no sorprendió que los autores encontraran que la posibilidad de morir joven era 8 por ciento mayor para la gente que bebía dos o más vasos de bebidas azucaradas al día en comparación con las personas que consumían menos de un vaso al mes.

Sin embargo, el tema que acaparó la atención y que creó un nerviosismo generalizado fue la insinuación de que beber Coca-Cola de dieta podría ser aún más mortífero que ingerir la versión clásica.

«Si ponemos en contexto nuestros resultados con otros estudios publicados, quizá sería prudente reducir el consumo de todas las gaseosas y remplazarlas con alternativas más saludables, como el agua», sostuvo Amy Mullee, nutrióloga en University College Dublin y una de cincuenta investigadores que trabajaron en el estudio, uno de los más grandes de su tipo que se han llevado a cabo hasta la fecha.

El estudio no fue algo único. Durante el último año, otras investigaciones en Estados Unidos han encontrado una correlación entre las bebidas con edulcorantes artificiales y la muerte prematura.

El problema, sostienen los expertos, es que estos y otros estudios no han logrado responder una pregunta esencial: ¿Consumir bebidas endulzadas con aspartame o sacarina daña tu salud o sucede que la gente que bebe mucho Snapple de dieta o Sprite sin azúcar en general ya lleva un estilo de vida menos saludable?

Algunos nutriólogos, epidemiólogos y científicos del comportamiento creen que suponer lo segundo es lo más acertado.

«Podría ser que la gente que bebe gaseosas dietéticas también come mucho tocino o quizá es porque hay gente que racionaliza su estilo de vida insano: ‘Si ya me tomé una soda de dieta, puedo comerme unas papas a la francesa'», dijo Vasanti S. Malik, investigadora de la Escuela de Salud Pública T. H. Chan de Harvard y autora principal de otro estudio. Ese análisis, publicado en abril, señaló que el vínculo entre un consumo de edulcorantes artificiales y una mayor mortalidad en las mujeres no tenía una correlación concluyente.

Los autores del artículo de JAMA intentaron tomar en cuenta estos factores de riesgo respecto a la alimentación general al retirar del estudio a participantes con obesidad o fumadores; además, trataron de mejorar la precisión con modelado estadístico.

Pero David Ludwig, especialista en obesidad en el Hospital Infantil de Boston, dijo que estos supuestos estudios observacionales no pueden realmente determinar la causa y el efecto. «Tal vez los edulcorantes no son los que están aumentando la mortalidad», comentó. «Quizá es que la gente con un riesgo mayor de mortalidad, como quienes tienen sobrepeso u obesidad, eligen beber refrescos de dieta, pero eso no resuelve sus problemas de peso y mueren prematuramente» indistinto.

Las preocupaciones sobre los edulcorantes artificiales han existido desde la década de 1970, cuando algunos estudios descubrieron que ingerir grandes cantidades de sacarina causaba cáncer en ratas de laboratorio. La Administración de Alimentos y Medicamentos estadounidense (FDA) emitió una prohibición temporal del edulcorante, pero investigaciones subsecuentes encontraron que el químico era seguro para el consumo humano. Los edulcorantes químicos creados más recientemente, como el aspartame o la sucralosa, también se han estudiado mucho; de acuerdo con la FDA, hay poca evidencia de que afecten de manera negativa la salud de una persona.

Algunos estudios han encontrado una correlación entre los edulcorantes artificiales y la pérdida de peso, mientras que otros han sugerido que es posible que incrementen el deseo de consumir alimentos dulces.

«No hay ninguna evidencia de que sean nocivos para la gente con una dieta saludable que intenta vivir una vida sana», afirmó Barry M. Popkin, nutriólogo de la Universidad de Carolina del Norte, campus Chapel Hill. A él y a otros les sigue preocupando que dar bebidas dietéticas a niños jóvenes les provoque un gusto por lo dulce.

No obstante, muchos científicos afirman que se necesitan más investigaciones para determinar los efectos a largo plazo de los edulcorantes artificiales. La misma nutrióloga Mullee, advirtió que no se debían sacar conclusiones determinantes de los datos del estudio del que es autora, aunque también mencionó que los efectos nocivos de los edulcorantes artificiales no se pueden descartar. Hizo alusión a estudios que sugieren un posible vínculo entre el aspartame y los niveles elevados de glucemia e insulina en humanos.

Para los consumidores, la falta de precisión puede ser confusa. Jim Krieger, el fundador y director ejecutivo de Healthy Food America, un grupo de defensa en Estados Unidos que aboga por establecer impuestos a las bebidas azucaradas, dijo que el nuevo estudio y otros como este generan más preguntas de las que resuelven.

«A estas alturas lo mejor sería tomar agua, té o café sin azúcar y no arriesgarte con bebidas de las que sabemos poco», opinó.

Andrew Jacobs es un reportero de la sección de Ciencia y Salud, con sede en Nueva York. Antes reportaba desde Pekín y Brasil, y ha trabajado como reportero en la sección Metro, ha sido escritor de la sección de Estilo y un corresponsal de noticias nacionales que da cobertura al sur de Estados Unidos. @AndrewJacobsNYT

Copyright: c. 2019 The New York Times Company

Continuar Leyendo
Publicidad

Salud

Tucumán, junto a otras 14 provincias, reclamaron a Nación respuestas en materia de Salud

Los ministros de salud firmaron una solicitada en la que exigieron respuestas, por la falta de provisión de leche, vacunas, medicamentos, insumos, drogas oncológicas, entre otros reclamos.

Avatar

Publicado

el

Por

La ministra de Salud, Rossana Chahla, junto a otros 14 ministros de la cartera exigen que el Gobierno Nacional asuma su responsabilidad, entendiendo a la Salud como un Derecho Humano básico, frente a la falta de respuesta en reiterados reclamos realizados por distintas vías y ante la situación extraordinaria de Emergencia Sanitaria y Prestacional.

En ese marco, los ministros redactaron ayer una solicitada en la que exigen respuestas a los siguientes puntos: el abandono de programas nacionales en las provincias y la falta de provisión de leche, vacunas, medicamentos, insumos, drogas oncológicas, reactivos, antiretrovirales, entre otros; al deterioro en la cobertura de personas con discapacidad; la falta de regulación que lleva a un aumento explosivo de precios de medicamentos y de bienes y servicios indispensables para la salud de las personas; y la falta de previsibilidad y de decisiones políticas sanitarias para determinar qué cubre el Estado Nacional.

“Frente a estos problemas exigimos medidas urgentes y que se recupere el rol de rectoría del Estado Nacional hasta el último día del mandato que la Constitución Nacional lo Establece”, concluye el texto de la solicitada.

Los ministros firmantes, además de Chahla, fueron: Adrián Pizzi (Chubut), Alejandra Venerando (San Juan), Andrea Uboldi (Santa Fe), Guillermo Ruckauf (Tierra del Fuego), Judit Díaz Bazán (La Rioja), Luis Zapico (Chaco), María Rocío García (Santa Cruz), Natividad Nassif (Santiago del Estero), Ramón Figueroa (Catamarca), Silvia Sosa Araujo (San Luis), Sonia Velázquez (Entre Ríos), Walter Villalba (Misiones), Roque Mascarello (Salta) y Luis Fabián Zgaib (Río Negro).

Continuar Leyendo

Salud

¿Por qué con la edad nos cuesta más perder peso?

Nos pasa a casi todos a medida que envejecemos. Controlamos lo que comemos, tratamos de estar activos pero, cuando nos subimos a la báscula, lo que marca la aguja nos llena de decepción: hemos aumentado de peso.

Avatar

Publicado

el

Por

Entender cómo es ese proceso es clave en un mundo que atraviesa una epidemia de obesidad y las complicaciones para la salud que eso conlleva.

Tiene que ver con lo que llaman sustitución de lípidos, según los investigadores del Instituto Karolinska, en Suecia.

¿Qué es la sustitución de lípidos?

La sustitución o recambio de lípidos es la capacidad que el cuerpo tiene de almacenar y eliminar lípidos para regular la masa de tejido adiposo.

El exceso de masa corporal está directamente asociado a una disminución de las tasas de eliminación de lípidos adiposos.

Eso es lo que nos afecta, a medida que envejecemos y facilita el aumento de peso, no obstante los cambios de dieta o ejercicio que hagamos, dijeron los científicos.

La clave está en la tasa de cambio en el almacenamiento y eliminación de lípidos.

Los investigadores del Instituto Karolinska recopilaron los cambios de peso y los procesos moleculares registrados por casi 100 individuos (hombres y mujeres) a lo largo de 13 años.

En ese período, todos los sujetos, independiente de que hubieran subido o bajado de peso, demostraron una reducción de sustitución de lípidos.

Y la incapacidad de ajustarse a lo que comían durante este período de 13 años está relacionada a un 20% de aumento de peso corporal, explicó Kirsty Spalding, una de las principales investigadoras, en el sitio Karolinska.

«La salud en general está afectada por un incremento en el tamaño de las células grasas (adiposas), así que, a medida que envejeces y consumes alimento al mismo ritmo y no te ajustas al hecho de que no estás quemando lo mismo, tus células grasas crecerán en tamaño y eso tendrá consecuencias negativas para tu salud», comentó.

Hay que ajustar el volumen de lo que se come.

Mejorar el ritmo al que se quema grasa

Los investigadores también examinaron esa rotación de lípidos en 41 mujeres que habían sido sometidas a cirugía bariátrica, un procedimiento por el que se reduce el tamaño del estómago con una liga o removiendo una parte de éste.

Estudiaron cómo sus tasas de sustitución de lípidos afectaban su capacidad de controlar el peso entre cuatro a siete años después de la cirugía.

Los resultados demostraron que sólo aquellas que habían manifestado una baja tasa antes de la cirugía pudieron aumentar la sustitución de lípidos y mantener su pérdida de peso.

La explicación, señalaron los investigadores, es que esas personas tenían más espacio para mejorar la sustitución de lípidos que las que ya habían demostrado tasas altas antes de la cirugía.

Los resultados son particularmente esperanzadores para los pacientes que de entrada muestran tasas bajas de sustitución de lípidos porque significa que pueden mejorar su capacidad para quemar grasa.

El ejercicio sigue siendo fundamental

Con anterioridad se había vinculado el ejercicio con el ritmo al cual los humanos quemaban grasa, pero estos nuevos descubrimientos presentan nuevas posibilidades para intensificar este proceso.

Además de los beneficios del ejercicio, los investigadores buscan cómo acelerar el ritmo de quemar grasa.

Además de hacer énfasis en lo que ya se sabe sobre el beneficio del ejercicio, los científicos también destacaron la importancia de buscar nuevos métodos y estrategias de tratamientos que realmente puedan acelerar el ritmo al que quemamos grasa.

«Los resultados por primera vez indican que los procesos en nuestro tejido adiposo regulan los cambios en peso corporal durante el envejecimiento de una manera que es independiente de otros factores», afirmó Peter Arner, profesor del Departamento de Medicina en el Instituto Karolinska y uno de los principales autores del estudio.

«Esto podría abrir nuevas formas de tratar la obesidad», añadió.

La obesidad y las complicaciones de salud por el exceso de kilos han llegado a niveles de epidemia en el mundo.

Se estima que 13% de la población mundial está afectada por la obesidad, una de las principales causas de problemas cardiovasculares y metabólicos.

Continuar Leyendo

Salud

El ejercicio físico reduce el estrés y mejora el trabajo

Luciana León es una de las profesoras de Educación Física que recorre hospitales, policlínicas, CAPS, espacios y oficinas públicas junto al programa Pausa Activa que tiene como principal objetivo la promoción de prácticas saludables, como ejercicio físico, en cualquier ámbito, como el laboral donde este tipo de actividad ha demostrado resultados positivos en la reducción del estrés, como también de los dolores provocados por mantener una misma postura durante un tiempo prolongado, mejorando además las relaciones entre compañeros y la productividad.

Avatar

Publicado

el

Por

Estas pausas son descansos breves para cortar la rutina, eliminar los dolores provocados por malas posturas y mejorar la calidad de vida, esa es la propuesta del programa de Educación Sanitaria que incluye ejercicios físicos y mentales que se realizan en un lapso de 5 a 15 minutos para revitalizar cuerpo y mente. “El objetivo principal es poner en movimiento el cuerpo, un estímulo de no más de 15 minutos, una pausa de la rutina laboral para que el empleado pueda continuar con más energía, predisposición, lo que mejora significativamente su producción”, destacó León.

Si una persona está sentada durante un tiempo prolongado solo debe ponerse de pie y caminar, la clave es la constancia, se debe realizar todos los días, pero no toma más de 15 minutos y conlleva numerosos beneficios como mejorar la energía, las relaciones entre compañeros, aumenta la productividad, cambia el ánimo lo que lleva a reducir el estrés. También mejora la postura y evita dolores musculares e incluso lesiones.

“La gente va tomando mayor conciencia de los beneficios, muy evidentes, del ejercicio físico, antes eran más reacios pero ahora vemos que el 90% de ellos responde de manera positiva, lo primordial es la constancia, por eso intentamos cumplir al menos con una visita por semana”, puntualizó León.

Para conocer más sobre Pausa Activa podes visitar las redes sociales de Educación Sanitaria en Instagram: educación_sanitaria, y en Facebook: Educación Sanitaria – Ministerio de Salud Pública.

Continuar Leyendo