CONECTATE CON NOSOTROS

Internacional

La policía venezolana le disparó 52 perdigones en el rostro a un joven de 16 años y lo dejó ciego: «Le arruinaron la vida, se quiere morir»

«Mi hijo perdió los ojos solo por ayudarme a pedir gas», declaró su madre. Ocurrió en el estado de Táchira. Atención, las imágenes pueden herir tu sensibilidad.

Publicado

el

Este lunes, Rufo Chacón se convirtió en la última víctima de la brutalidad de la policía venezolana. Este chico de 16 años perdió los ojos por disparos a quemarropa de balas de goma durante la represión de una protesta por falta de gas en el interior del estado Táchira, en el oeste de Venezuela.

Chacón fue llevado inmediatamente al hospital Central de San Cristóbal -la capital de Táchira- pero «las heridas eran demasiado graves y perdió por completo la visión», describió el diario El Nacional. La imagen del chico, con la cara ensangrentada mientras su mamá lo abraza, se viralizó rápidamente.

«Perdió la vista de los dos ojitos. Tiene desfigurado el rostro completamente. Le arruinaron la vida a mi hijo, se quiere morir», declaró su su mamá, Adriana Parada, a medios locales.

«Quiero justicia, justicia, justicia», repetía.

Según Parada, de 36 años, el joven participaba en una manifestación el lunes en la localidad de Táriba -a 10 minutos de San Cristóbal- para pedir gas. «Mi hijo perdió los ojos solo por ayudarme a pedir el gas que necesitamos», lamentó entre sollozos.

Según la mujer, hace tres meses que no cuentan con servicio de gas. Las deficiencias en la distribución -monopolizada por el gobierno a través de la estatal petrolera PDVSA- se acentuaron en el último año, dando lugar a protestas. En lo que va de 2019 el Observatorio Venezolano de Conflictos (OVCS) ha contabilizado más de 400 cortes.

«Estamos en dictadura, por reclamar por una garrafa de gas lo dejaron sin visión. Mi sobrino no quiere vivir», afirmó el tío del adolescente, William Parada.

Luis Ramírez, al frente del equipo médico que asistió a Rufo, confirmó a la agencia de noticias AFP que «recibió 52 disparos perdigones en el rostro, lo que hizo que posteriormente perdiera su visión».

Los funcionarios dispararon «a quemarropa» a menos de un metro de los manifestantes, dijo a la AFP el diputado del Consejo Legislativo regional, Juan Carlos Palencia.

«No nos acostumbraremos, no dejaremos de llamarlos asesinos», dijo el líder opositor Juan Guaidó -reconocido como presidente interino de Venezuela por medio centenar de países-, al tildar lo ocurrido como un «sádico acto».

El fiscal general, Tarek William Saab, informó que dos policías fueron detenidos y «serán severamente sancionados ante la violación de derechos humanos cometida».

En el incidente también fue herido un hermano de Chacón, de 14 años, reportó Saab.

El director de la Policía de Táchira, Jesús Arteaga, admitió en conferencia de prensa que el caso representó una violación de derechos humanos, según El Nacional.

«Había una protesta con cierre de vía por más de 10 horas, se hizo necesario el uso de la fuerza pública y hubo un herido grave», explicó el funcionario, y aseguró que dentro de la fuerza estaban efectuándose «las averiguaciones de rigor».

El hecho se produce en medio de la conmoción causada por la muerte presuntamente por torturas del capitán de corbeta Rafael Acosta Arévalo, detenido por su supuesta vinculación en un plan para asesinar al mandatario Nicolás Maduro.

Continuar Leyendo

Internacional

Video: mujer irrumpió en una misa y tiró al sacerdote del altar

Fue durtante la ceremonia de clausura de un campamento religioso a la que asistieron 50 mil personas. La acción inesperada dejó atónito al público pero el cura se incorporó de inmediato y continuó con su palabra

Publicado

el

Por

Una mujer irrumpió en una misa que se llevaba a cabo en Brasil y para sorpresa de los miles de asistentes empujó al sacerdote y lo tiró del altar.

Ocurrió durante una ceremonia de clausura de un campamento religioso ante 50 mil personas en Cachoeira Paulista, municipio de San Pablo. Según informó O’Globo, la mujer saltó el control de seguridad, subió al altar y empujó al sacerdote.

La víctima de la agresión fue el cura Marcelo Rossi, quien además es cantante, escritor, columnista de un periódico y una persona muy reconocida del movimiento católico en su país.

El propio Rossi restó importancia a lo sucedido y no quiso denunciar a la mujer, que tras pasar por las dependencias policiales fue puesta en libertad y enviada a servicios sanitarios por un posible trastorno.

Continuar Leyendo

Internacional

Los desesperados mensajes de auxilio de una chica que se subió a un taxi y apareció muerta: «Ayúdame, por favor, me quieren secuestrar»

Fue en México. Daniela le pidió ayuda a un amigo por WhatsApp pero él no hizo nada.

Publicado

el

Por

Daniela Ramírez Ortiz salió el pasado 18 de mayo de su trabajo en Ciudad de México para reunirse con un grupo de compañeros, pero nunca llegó. “Ayúdame por favor”, fue el último mensaje de alerta que envió a un amigo antes de que desapareciera. Casi dos meses después encontraron su cuerpo.

La última vez que algún conocido la vio fue cuando se subió a un taxi al salir de la pizzería en la que trabajaba. Según la reconstrucción de los hechos -a partir de una conversación de WhatsApp que mantuvo con uno de los amigos con los que se reuniría- le dijo al taxista la dirección a la que quería ir, pero luego se dio cuenta de que el hombre se dirigía a un lugar que no conocía.

Algunos de los mensajes que compartió con un amigo momentos antes de desaparecer. (Crédito: Especial)

Fue entonces cuando alertó a su amigo: «Creo que el taxi me quiere secuestrar. Me está llevando casi a Tres Marías”. La conversación duró 14 minutos y ocurrió de las 12:41 de la madrugada a las 12:55.

Los últimos mensajes que envió Daniela pidiendo ayuda. (Crédito: Especial)

En varias ocasiones Daniela le pidió ayuda, pero el receptor de los mensaje no hizo nada. “Llama a una patrulla”, le dice él; “¿Y qué le digo?”, pregunta ella; “Que te quieren secuestrar”. A lo que la chica responde de nuevo y por última vez: “Ayúdame. Por favor”. Fue su última oportunidad para que alguien la rescatara.

La denuncia y el hallazgo

Cuando su mamá notó que no llegaba a casa fue hasta la pizzería. Fue entonces que el compañero que había recibido los mensajes se dio cuenta que posiblemente la habían secuestrado y se lo dijo a la mujer. Inmediatamente, Margot Ortiz denunció la desaparición de su hija y mostró los mensajes de Whatsapp.

Carteles y mensajes por las redes con la imagen de Daniela fueron distribuidos por familiares, amigos y voluntarios.

La familia indicó que Daniel traía un vestido anaranjado y botas cafés el día de su desaparición. (Crédito: Especial)

A pesar de que las pistas de su paradero eran claras, fue hasta el 9 de julio cuando la Justicia ordenó inspeccionar la localidad de Parres. Allí encontraron huesos, unas botas cafés y un vestido naranja. Tres días después su familia confirmó que se trataba de Daniela.

 

Continuar Leyendo

Internacional

Un joven hindú con muerte cerebral «revivió» antes de ser cremado

Un joven de 18 años se despertó en medio de preparativos para su cremación, luego de haber sido declarado con muerte cerebral en un hospital indio. Es el segundo despertamiento de este tipo reportado en julio en la India

Publicado

el

Por

Gandham Kiran, del pueblo de Pillalamarri, estado de Telangana, fue hospitalizado el 26 de junio pasado con fiebre y vómitos y los médicos le diagnosticaron una forma grave de hepatitis. Dos días más tarde se sintió peor y fue transferido a una clínica privada, donde cayó en coma. El 3 de julio los especialistas afirmaron que su cerebro había muerto y que no sobreviviría.

Los familiares se lo llevaron a casa con un sistema de apoyo vital, para que Gandham rindiera su último suspiro en su pueblo natal, y empezaron a preparar los funerales: se colocó un cartel de homenaje, se erigió una tienda y se recogió leña para la cremación.

Ya convocados los amigos y familiares del joven, la madre, que estaba llorando por la difícil pérdida, notó lágrimas en los ojos de su hijo. De inmediato fue llamado un médico, quien examinó al «difunto» y alabó a los familiares por no desconectarlo del sistema de apoyo vital, según publicó Actualidad.rt.com.

Gandham fue ingresado en un hospital y tres días más tarde recuperó la conciencia y pudo hablar en voz baja. El 7 de julio fue dado de alta y al momento sigue siendo tratado en casa.

A principios de este mes, otro joven indio, que había sido declarado muerto, se despertó justo antes de ser enterrado durante su ceremonia fúnebre.

Continuar Leyendo

Tendencias