CONECTATE CON NOSOTROS

Economía

Para inversores: la arena, insumo olvidado, podría convertise en oro

Que se agoten las reservas de esta materia prima, clave para la construcción y otras industrias, hoy ya no sería una película de ciencia ficción.

Avatar

Publicado

el

Para inversores: la arena, insumo olvidado, podría convertise en oro
En los últimos años varios expertos internacionales vienen alertando sobre el riesgo del agotamiento de recursos naturales claves para la construcción y otras industrias vinculadas como la arena y la grava. Sin embargo, la gente cree que son materiales que abundan ya que hay millones de hectáreas de desiertos y dunas y la desertificación del planeta sigue aumentando año tras año. ¿Cómo va a faltar arena? La creencia de la abundancia, lamentablemente, es errónea. Ya varios especialistas vinculados al Programa del Medio Ambiente de la ONU encendieron las alarmas, y quizás el informe “Sand and sustainability: Finding new solutions for environmental governance of global sand resources” fue el más contundente al poner sobre el tapete la necesidad de debatir el uso racional de estos recursos. De lo contrario el desarrollo de la sociedad corre serios peligros. Por eso, la arena, que hoy está más asociada a una playa veraniega o una travesía o rally por un desierto podría convertirse, como algunos predicen, en el producto del siglo XXI, como lo fue el petróleo para el siglo XX. Es que ante la creciente y sostenida demanda mundial de esta materia prima, con reservas en retroceso, lleva a algunos a plantearse si la arena podría convertirse en oro. Tal es así que ya existen “mafias” en la comercialización mundial de los áridos. Se trata de un tema no menor, incluso para la Argentina, porque no solo afecta al sector construcción sino al fracking de Vaca Muerta.

La extracción de grava y arena ha experimentado un colosal crecimiento en los últimos años, superando los 330 millones de toneladas en 2019 (en 2018 llegaron a 335 millones) desde los 190 millones en 2016. A nivel mundial, la arena es el segundo recurso natural más utilizado después del agua. Es insoslayable que es de gran importancia en la industria de la construcción. Y con la urbanización extendiéndose por todo el mundo, se necesitan más materiales de construcción para construir infraestructura en áreas urbanas. El hormigón, que representa dos tercios de los materiales de construcción, está compuesto por dos tercios de arena. Además la arena y la grava industriales, que son ricas en sílice, pueden utilizarse en la fabricación de vidrio, pero también para operaciones de fracking (shale oil), lo que explica el fuerte aumento de la demanda en los últimos años. Aunque no hay cifras globales para la minería de arena para construcción, el aumento en la producción mundial de cemento muestra que la demanda de arena acompaña el boom. En 2008, la producción mundial de cemento ascendió a 2.800 millones de toneladas. En 2019, esa cifra aumentó a más de 4.000 millones de toneladas, lo que indica una demanda de arena y grava para construcción de 40.000 millones de toneladas solo para la producción de cemento. Se estima que se consumen 50.000 millones de toneladas de arenas por año en total.

En general, la arena es suministrada por fuentes locales, ya que el transporte representa hasta el 70% de los costos totales del comercio internacional de arena. Sin embargo, algunos países han tenido que importar este producto para satisfacer su demanda interna. Se sabe que los Emiratos Árabes Unidos importan toneladas de arena de Australia para llevar a cabo sus proyectos de infraestructura. Por ejemplo, las importaciones de arena de Qatar ascienden a u$s6.000 millones anuales. Y países como Vietnam se espera se queden sin arena y se conviertan en importadores. “Esta escasez de arena en algunas zonas está provocando que los precios suban en todo el mundo. En India, la escasez ha provocado un aumento del 100% al 150% en el precio de la arena en dos años. En EE.UU., los precios del cemento y el hormigón han aumentado casi un 70% durante los últimos 14 años”, señaló días atrás John Plassard, director de Research de la banca suiza Mirabaud, en un informe.

¿Cuál es el problema? La arena, grava y gravilla son agregados aluviales que con el tiempo formaron sedimentos que eventualmente crearon depósitos. La extracción de estos materiales es poco profunda y generalmente se realiza mediante dragado o pala mecánica. La arena es un material natural, hecho de cuarzo y pedernal. Puede constar de granos finos de forma variable. Se clasifica en fino, grueso y grava. Hay dos tipos de arena: natural y artificial. Las arenas naturales se obtienen de las riberas y cauces de los ríos, extraídas de canteras o de rocas de cantera. La arena del mar, por otro lado, proviene de rocas submarinas. Tiene un alto contenido de sal y requiere enjuague. Y, finalmente, la arena de hoja, una arena fina recuperada de un terreno montañoso, requiere mezclarse con otras arenas. Las arenas artificiales se obtienen triturando bloques de escoria de altos hornos. Se pueden utilizar diferentes tipos de arena en la fabricación de mortero y hormigón para hacerlos más densos. En la construcción, a menudo se oye hablar de “arena 0/4”, un agregado cuyos granos tienen un diámetro de entre 0 y 4 milímetros. Es particularmente útil para la fabricación de mortero y hormigón. La arena demasiado pequeña no es necesariamente adecuada para la construcción.

El informe de la ONU afirma que para entender la magnitud del problema, como uno de los mayores desafíos de sostenibilidad del siglo, señala que “la mayoría de los grandes ríos del mundo han perdido entre la mitad y el 95% de su entrega natural de arena y grava al océano”. “La construcción de represas en los ríos para la producción de energía hidroeléctrica o el riego está reduciendo la cantidad de sedimentos que fluyen río abajo. Este sistema de reabastecimiento roto exacerba las presiones en las playas ya amenazadas por el aumento del nivel del mar y la intensidad de las olas de tormenta inducidas por el cambio climático, así como los desarrollos costeros”, sentencia. El problema es que la arena del desierto es en buena medida inútil para la construcción porque no tienen una estructura apropiada para fabricar hormigón. Dado que en el desierto los granos de arena fueron erosionados por el viento (en lugar de por el agua) son demasiado lisos y redondeados para producir hormigón estable.

Ahora bien no es sencillo invertir en arena como invertir en otros productos básicos. Aún no hay un mercado financiero donde opere como un activo. Aunque, en total, se utilizan toneladas de arena anualmente en todo el mundo, es prácticamente imposible invertir directamente en ella. La falta de un mercado global de arena se debe a su alto peso en relación con el costo, lo que hace que el transporte y cualquier falla sean bastante costosos. Por lo tanto, Plassard señala que para beneficiarse de la arena como producto básico, es más prometedor invertir en empresas que producen arena o forman parte de la cadena de suministro de arena, por ejemplo, los productores de cemento. Al respecto, destaca a “Vulcan Materials Company”, a “Martin Marietta Materials” y a “Cemex”, y si se piensa en algo más global en “PAVE US” (ETF industrial).

La arena tiene el potencial de convertirse en el oro negro del mañana. Sin embargo, su extracción debe ser monitoreada de cerca.

Continuar Leyendo
Publicidad

Economía

Alberto Fernández analizó con Angela Merkel los avances en la negociación con el FMI

El presidente argentino le agradeció a su par alemana el apoyo en las negociaciones con el organismo internacional

Avatar

Publicado

el

El presidente Alberto Fernández mantuvo este lunes una videoconferencia con la canciller alemana Angela Merkel con quien analizó el estado de las negociaciones que mantiene la Argentina con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el estado de las negociaciones con el Club de Paris, informaron fuentes oficiales.

El mandatario argentino agradeció a Merkel el apoyo que Alemania viene dando en el Fondo Monetario, así como lo hizo en su momento en el cierre de un acuerdo con los bonistas privados, lo que alivió al país de las obligaciones externas y dio tiempo para ordenar fiscalmente las cuentas. “Necesitamos que nos sigan acompañando en el acuerdo que eventualmente logremos”, le transmitió el primer mandatario.

Por su parte, la canciller alemana sostuvo que su equipo de asesores económicos viene siguiendo de cerca la cuestión del FMI y el Club de París, donde espera que se alcance el acuerdo que la Argentina necesita. “Siempre los hemos apoyado y así seguiremos haciéndolo¨, expresó, según fuentes oficiales.

En otro tramo de la conversación, que se extendió por 40 minutos, Fernández llamó a profundizar el vínculo con Alemania y Europa y a avanzar con los acuerdos necesarios desde su rol de Presidente pro tempore del Mercosur. “Tenemos vínculos muy profundos que tenemos que seguir desarrollando”, finalizó.

Durante el encuentro, Alberto le informó a su par alemana que sigue de cerca lo que sucede con la pandemia por el Covid-19 en Europa, le transmitió el avance del plan de vacunación en nuestro país y los acuerdos logrados con los distintos laboratorios en pos de la adquisición de las distintas vacunas contra el virus.

También hablaron de las cuestiones ambientales y del cambio climático, así como el avance de los acuerdos en el sector automotriz, donde la empresa alemana VW es líder en nuestro país.

El presidente había mantenido una reunión de trabajo con la canciller alemana en Berlín, a principios de febrero de 2020, en el contexto de una visita que también incluyó al Vaticano, Italia, España y Francia.

Los líderes abordaron también temas de interés común en la agenda regional, tras el cambio de gobierno en los Estados Unidos, interesándose particularmente Merkel en la situación de América latina y el diálogo entre la Argentina y los distintos países de la región.

El jueves pasado, Fernández dialogó, también por videoconferencia y desde la residencia de Olivos, con la directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Kristalina Georgieva. Un comunicado del Gobierno informó que «ambos coincidieron en que se continuará trabajando en un programa apoyado por el organismo multilateral y diseñado y conducido por la Argentina».

FUENTE: Ámbito

Continuar Leyendo

Economía

Algunas estaciones de servicio aumentaron el precio de la nafta otra vez en Tucumán

La suba tuvo un criterio «diferencial» y no es uniforme en todo el territorio nacional

Avatar

Publicado

el

El precio de los combustibles viene sufriendo constantes aumentos en los últimos meses. Desde el domingo algunas estaciones de servicio de la provincia ya exhibían los nuevos valores en sus pizarras. Tal es el caso de algunas localidades del interior.

En la ciudad de Monteros los precios se modificaron: Infinia $92,10 ($92,07 anterior), Super $81,30 ($80,10), Infinia Diesel 87,70 ($86,40) y Ultra se cotiza a 74,40 ($73,30). En Alberdi también daban cuenta de suba en el precio de las naftas.

Mientras tanto en la capital tucumana, algunos establecimientos amanecieron esta mañana con precios modificados. Shell mostraba nuevos valores en pizarras.

La petrolera estatal YPF había aplicado el pasado 16 de enero un ajuste de un 3,5% en promedio de todo el país a los precios de sus combustibles. La suba tuvo un criterio «diferencial»; es decir, no será uniforme en todo el territorio nacional. /Lv12

Continuar Leyendo

Economía

El Gobierno anunció que no habrá más ni ATP ni IFE

El ministro de Economía aseguró que se verifican cuatro meses de reactivación “heterogénea”, que los programas de ayuda no continuarán y que “evolucionaron” hacia otros como el Repro

Avatar

Publicado

el

El ministro de Economía, Martín Guzmán, destacó este viernes por la tarde que programas como el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) y la Asistencia al Trabajo y la Producción (ATP) no seguirán porque la coyuntura cambió.

«Hay ciertas medidas que se adoptaron en el contexto de las restricciones más fuertes para la circulación. Esas restricciones hoy no están presentes, han cambiado. De modo que las medidas deben ser otras«, señaló el titular de la cartera económica durante una visita que realizó a la provincia de Chaco.

«El IFE fue una medida para las restricciones más duras en un contexto de circulación que hoy no están. Hoy los programas son otros«, consideró Guzmán.

Estas declaraciones se dan en un contexto en el que el Gobierno nacional y las diversas provincias evalúan volver a cerrar las actividades o restringir la circulación de gente si crece el número de contagiados por Covid-19, mientras que el sector empresarial insiste en que no están en condiciones de afrontar nuevos cierres.

A partir de eso, Guzmán apuntó hacia el presupuesto en donde dijo que la ley para el 2021 “debe ser el corazón de la estrategia económica para la recuperación, debemos construir una cultura más profunda de planear”, dijo el ministro Guzmán hoy al visitar la provincia del Chaco.

En ese sentido, destacó que “el Presupuesto tiene como objetivo la recuperación inmediata y aumentar la capacidad productiva en un plazo mediano para no chocar con restricciones” y que en la norma se “incluyó un aumento de la inversión en inclusión social activa, lo que nos permite contar con programas para el desarrollo social, para proteger los sectores más vulnerables. Pero nuevamente, hoy los programas son otros”.

En otro pasaje de la conferencia se refirió al déficit con motivo de los números publicados en estos días y dijo que el Gobierno estableció “un sendero en el cual el Presupuesto 2021 es el primer paso en lo que buscamos cumplir dos cuestiones al mismo tiempo: primero, que el Estado tenga un rol activo en la recuperación, impulsando la demanda agregada y, al mismo tiempo, propiciando las condiciones para que haya una mayor capacidad productiva en la economía y que esto sea un multiplicador de la economía en el sector privado. Esto es algo que siempre en una situación de recesión debe ocurrir, el Estado tiene un rol en la recuperación, más generalmente en adoptar políticas en pos de más dinamismo productivo”.

Guzmán estuvo con funcionarios chaqueñosGuzmán estuvo con funcionarios chaqueños

“Al mismo tiempo hay que ir poniendo las cuentas fiscales en orden. Esto significa que la economía o el sendero fiscal tiene que transitar por un corredor relativamente estrecho en el cual se impulsa a la demanda agregada mientras el aumento de la recaudación, que ocurre cuando la actividad económica aumenta, resulta en una reducción del déficit”, agregó.

En otro orden, repitió la necesidad de ir “reduciendo gradualmente” las necesidades de financiamiento por parte del Banco Central al Tesoro. “Todo el programa de estabilización macroeconómica plurianual va a tener esos principios en cuenta”.

Con respecto a la política cambiaria, dijo que el Gobierno definió un objetivo. “El peso se va a ir depreciando contra el dólar a una tasa consistente, que nos permita ir acumulando reservas. El tipo de cambio real tiene que ser más o menos el mismo en diciembre 2021 que a fines de 2020″, aseguró.

Por último, afirmó que una economía tranquila es una economía que definió su tendencia, asociado esto a la generación de empleo y estabilidad de ingreso, lo que requiere bajo niveles de inflación.

“Un tema central de la política económica es la reducción de la inflación. En 2019 fue arriba del 53%, bajó casi 18 puntos porcentuales en 2020, y cerró en 36,1%. En los últimos meses del año se experimentó una dinámica que no debe tomarse como significativa sobre qué esperar en 2021″, planteó.

Y agregó: “La inflación la atacamos de forma integral, se usan múltiples instrumentos de política económica. Buscamos que se vaya reduciendo 5 puntos porcentuales año a año”.

El jefe del Palacio de Hacienda mantendrá un encuentro con directivos de cámaras empresariales chaqueñas y ofrecerá una charla en la Universidad Nacional del Nordeste (UNNE). Guzmán también visitará una planta textil en Resistencia, junto con el mandatario provincial y el flamante ministro de Economía chaqueño.

 

Continuar Leyendo