CONECTATE CON NOSOTROS

Salud

¿Por qué con la edad nos cuesta más perder peso?

Nos pasa a casi todos a medida que envejecemos. Controlamos lo que comemos, tratamos de estar activos pero, cuando nos subimos a la báscula, lo que marca la aguja nos llena de decepción: hemos aumentado de peso.

Avatar

Publicado

el

Entender cómo es ese proceso es clave en un mundo que atraviesa una epidemia de obesidad y las complicaciones para la salud que eso conlleva.

Tiene que ver con lo que llaman sustitución de lípidos, según los investigadores del Instituto Karolinska, en Suecia.

¿Qué es la sustitución de lípidos?

La sustitución o recambio de lípidos es la capacidad que el cuerpo tiene de almacenar y eliminar lípidos para regular la masa de tejido adiposo.

El exceso de masa corporal está directamente asociado a una disminución de las tasas de eliminación de lípidos adiposos.

Eso es lo que nos afecta, a medida que envejecemos y facilita el aumento de peso, no obstante los cambios de dieta o ejercicio que hagamos, dijeron los científicos.

La clave está en la tasa de cambio en el almacenamiento y eliminación de lípidos.

Los investigadores del Instituto Karolinska recopilaron los cambios de peso y los procesos moleculares registrados por casi 100 individuos (hombres y mujeres) a lo largo de 13 años.

En ese período, todos los sujetos, independiente de que hubieran subido o bajado de peso, demostraron una reducción de sustitución de lípidos.

Y la incapacidad de ajustarse a lo que comían durante este período de 13 años está relacionada a un 20% de aumento de peso corporal, explicó Kirsty Spalding, una de las principales investigadoras, en el sitio Karolinska.

«La salud en general está afectada por un incremento en el tamaño de las células grasas (adiposas), así que, a medida que envejeces y consumes alimento al mismo ritmo y no te ajustas al hecho de que no estás quemando lo mismo, tus células grasas crecerán en tamaño y eso tendrá consecuencias negativas para tu salud», comentó.

Hay que ajustar el volumen de lo que se come.

Mejorar el ritmo al que se quema grasa

Los investigadores también examinaron esa rotación de lípidos en 41 mujeres que habían sido sometidas a cirugía bariátrica, un procedimiento por el que se reduce el tamaño del estómago con una liga o removiendo una parte de éste.

Estudiaron cómo sus tasas de sustitución de lípidos afectaban su capacidad de controlar el peso entre cuatro a siete años después de la cirugía.

Los resultados demostraron que sólo aquellas que habían manifestado una baja tasa antes de la cirugía pudieron aumentar la sustitución de lípidos y mantener su pérdida de peso.

La explicación, señalaron los investigadores, es que esas personas tenían más espacio para mejorar la sustitución de lípidos que las que ya habían demostrado tasas altas antes de la cirugía.

Los resultados son particularmente esperanzadores para los pacientes que de entrada muestran tasas bajas de sustitución de lípidos porque significa que pueden mejorar su capacidad para quemar grasa.

El ejercicio sigue siendo fundamental

Con anterioridad se había vinculado el ejercicio con el ritmo al cual los humanos quemaban grasa, pero estos nuevos descubrimientos presentan nuevas posibilidades para intensificar este proceso.

Además de los beneficios del ejercicio, los investigadores buscan cómo acelerar el ritmo de quemar grasa.

Además de hacer énfasis en lo que ya se sabe sobre el beneficio del ejercicio, los científicos también destacaron la importancia de buscar nuevos métodos y estrategias de tratamientos que realmente puedan acelerar el ritmo al que quemamos grasa.

«Los resultados por primera vez indican que los procesos en nuestro tejido adiposo regulan los cambios en peso corporal durante el envejecimiento de una manera que es independiente de otros factores», afirmó Peter Arner, profesor del Departamento de Medicina en el Instituto Karolinska y uno de los principales autores del estudio.

«Esto podría abrir nuevas formas de tratar la obesidad», añadió.

La obesidad y las complicaciones de salud por el exceso de kilos han llegado a niveles de epidemia en el mundo.

Se estima que 13% de la población mundial está afectada por la obesidad, una de las principales causas de problemas cardiovasculares y metabólicos.

Continuar Leyendo
Publicidad

Salud

Fumar marihuana duplicaría la posibilidad de sufrir un ACV

Los compuestos en la droga natural podrían estrechar los vasos sanguíneos del cerebro, según un estudio.

Avatar

Publicado

el

Por

“Como toda droga tiene su toxicidad a nivel del sistema nervioso y provoca daño vascular, con un posible riesgo de que se produzca un ACV”, explica a Con Bienestar la doctora Florencia Cordeu (M.N. 11421), especialista en clínica médica. Además, agrega: “Es otra causa del deterioro cognitivo, de cuadros de demencia y trastornos psiquiátricos, además de que a nivel pulmonar produce EPOC, que es un conjunto de enfermedades pulmonares que obstruyen la circulación del aire y dificultan la respiración».

El estudio

Los análisis se basaron en pruebas que hicieron a partir de la participación de 40 mil adultos, de entre 18 y 44 años. Casi el 14 por ciento de los involucrados aseguró haber consumido marihuana en los últimos 30 días y en comparación, el porcentaje era mayor en los jóvenes. “Los consumidores activos, especialmente si también lo fusionan con tabaco, tienen otros factores de riesgo como la presión alta, además de aumentar las posibilidades de sufrir un derrame cerebral a una edad temprana”, sostuvo Tarang Parekh, uno de los académicos de la investigación.

Continuar Leyendo

Salud

Controles gratuitos de diabetes en la plaza Independencia

De 8:30 a 12:30 los vecinos podrán realizarse controles de glucemia, presión arterial, peso y talla, en los diversos stands que se apostarán en el principal paseo público de la ciudad, donde también podrán conocer cómo incorporar hábitos más saludables para prevenir y controlar la diabetes.

Avatar

Publicado

el

Por

Con el propósito de hacer la salud lo más accesible posible a toda la población, con o sin obra social, el Ministerio de Salud Pública, a través del Programa Provincial de la Diabetes, desarrolló una jornada de visibilización y concientización sobre la primera causa de ceguera y de amputación no traumática de miembros inferiores.

La diabetes es una enfermedad crónica que tiene distintas formas de presentación. La característica común es la elevación de glucosa en la sangre. La glucemia que no es controlada, con el tiempo lleva a complicaciones muy serias y también crónicas, que provocan la morbimortalidad asociada como la retinopatía diabética, pie diabético o nefropatía. Con tratamiento y seguimiento adecuado esto puede evitarse.

El impacto que esta enfermedad crónica no transmisible tiene en la calidad de vida de quien la padece es muy importante, por eso es que consideramos necesario abrirnos a la comunidad, enseñarles y brindarles la consejería que requieran para poder controlarla”, remarcó la ministra de Salud Pública, Rossana Chahla, invitando a los vecinos a participar de la jornada que se desarrollará este jueves, 14 de noviembre, en plaza Independencia conmemorando el Día Mundial de la Diabetes.

El día se conmemora por ser el aniversario de Frederick Banting quien fue el primero en aislar la insulina, un hito de la medicina que permitió salvar la vida de cientos de miles de personas que padecían esta enfermedad desde temprana edad. Los avances médicos, en torno al trabajo de Banting, llevaron a tratamientos que han provocado cambios radicales en la vida de los pacientes, por eso es necesario realizarse los controles pertinentes para detectarla a tiempo y reducir la morbimortalidad en quienes la padecen.

“Es importante, en caso de ya tener el diagnóstico, poder realizar el tratamiento y tomar conciencia de los cuidados necesarios que se deben tomar para evitar las secuelas, ese es el compromiso asumido por el Ministerio de Salud Pública, vamos a trabajar intensamente acompañando a quienes la padecen y a sus familiares”, puntualizó la responsable de la cartera sanitaria.

Continuar Leyendo

Salud

Cinco de los alimentos más saludables para tu hígado

El ajo, el brócoli o la manzana son alimentos que proveen al hígado de defensas y de nutrientes que le permiten tener un funcionamiento adecuado, especialmente debido a su importancia dentro del funcionamiento del cuerpo humano.

Avatar

Publicado

el

Por

El hígado uno de los órganos que más funciones cumple.

Se encarga de liberar la sangre de sustancias nocivas, como el alcohol y las drogas; usa el azúcar como fuente de energía cuando los niveles están bajos y es una fuente de provisión de hierro para el cuerpo.

Y así como los excesos sostenidos pueden causar serios daños en este órgano (como cirrosis o falla hepática por abundante consumo de alcohol), existen algunos alimentos que pueden ayudar a mejorar su funcionamiento.

«Mi consejo es evitar los alimentos que son hepatóxicos como las grasas saturadas, los fritos y el alcohol», le dijo a BBC Mundo la nutricionista argentina Magdalena Boccardo.

En BBC Mundo te presentamos cuáles son cinco de los mejores alimentos que ayudan en la salud del hígado.

1. Ajo

El ajo tiene propiedades que ayudan a regular y mejorar el funcionamiento del hígado.

Ajo

Getty Images
El ajo tiene propiedades antiinflamatorias.

«Tiene propiedades antiinflamatorias que pueden ayudar a regular el trabajo del hígado», apunta la nutricionista Grace Fjeldberg en el portal de la Clínica Mayo.

«Lo recomendable es aplastarlo y luego consumirlo para aprovechar sus propiedades».

El ajo, según los expertos, también es recomendado por su alto contenido de alicina, que ayuda a la limpieza del hígado .

2. Manzana

Gracias a su alto contenido en fibra, la manzana también es una gran aliada a la hora de cuidar el hígado.

Manzana verde

Getty Images
La manzana es considerado uno de los alimentos más completos.

«Las manzanas son ricas en pectina, que es una fibra que ayuda mucho a reducir y controlar el colesterol y a eliminar toxinas del organismo «, le dice a BBC Mundo a nutricionista colombiana Sandra Milena Cardona.

Otro atributo es que contiene una gran cantidad de vitamina C, que también actúa como antioxidante y protege a las células de daños externos.

Las verdes son mejores, apunta Cardona, y su consumo se recomienda para promover una mayor acción de la fibra.

3. Brócoli

De cocción olorosa, el brócoli puede ser uno de los alimentos más odiados por niños e incluso algunos adultos, pero no se puede negar que es una verdura con grandes propiedades nutritivas.

En el caso del hígado, ayudará a neutralizar elementos nocivos que puedan afectar su funcionamiento .

Brocoli

Getty Images
El brócoli es un alimento rico en vitamina A.

«El brócoli es rico en fitoquímicos, que son una sustancia que reducen la síntesis del colesterol, con lo que a la vez alivian la presión sanguínea y los problemas de coagulación», dice Cardona.

Los expertos también indican que es una rica fuente de vitamina A , que previene el envejecimiento de las células.

4. Limón

Otra fruta en la que aparece la vitamina C, que es una gran colaboradora del hígado.

«El zumo del limón contiene una gran cantidad de vitamina C concentrada. Un limón pequeño contiene un tercio de la cantidad recomendada al día de esta vitamina», señala Jill Corleone, nutricionista de la Universidad de Nueva York (EE.UU.).

Y referencia el estudio publicado por la Biblioteca Nacional de Salud de EE.UU. en el que se indica que el jugo extraído de un cítrico de este tipo tiene una gran cantidad de «antioxidantes que reducen la inflamación, eliminan los radicales libres y mejoran la capacidad del cuerpo para procesar la glucosa».

«Son varios los estudios que lo confirman: el limón contiene vitamina C, flavonoides, carotenoides y otros compuestos bioactivos que combaten el daño oxidativo y protegen el hígado», agrega Corleone.

Aguacate.

Getty Images
El aguacate es un gran aliado del hígado, pero debe consumirse con moderación.

5. Aguacate

El aguacate o palta ha sido bautizado como el «oro verde» y poco a poco se está convirtiendo en uno de los alimentos de producción más rentable en el planeta.

Pero también puede ser un aliado a la hora de defender al hígado de posibles daños.

Varios estudios señalan que el aguacate es una gran fuente de grasas saludables , que puede ayudar a la protección del hígado y la depuración de sustancias nocivas o innecesarias.

«Esa grasa que llamamos saludable contiene elementos que, al descomponerse, cuidan al órgano de posibles daños», relata la nutricionista Cardona.

Sin embargo, en igual medida señala que se debe tener mucho cuidado con su consumo en exceso, debido a que esta grasa saludable, que también puede encontrarse en el aceite de oliva, puede causar lo que se conoce como hígado graso.

«La recomendación es que se ingiera aguacate de forma muy moderada y evitar así que, en vez de ser un aliado, se convierta en un alimento nocivo para el hígado».

Continuar Leyendo