CONECTATE CON NOSOTROS

Política

Suspenden la audiencia del juicio contra Cristina Kirchner por el coronavirus

Se trata de la causa por la obra pública en Santa Cruz. La decisión fue de los jueces del Tribunal Oral Federal 2.

Avatar

Publicado

el

El Tribunal Oral Federal que juzga a la vicepresidenta Cristina Kirchner, al ex ministro de Planificación Julio De Vido y al detenido empresario Lázaro Báez, entre otros, por el presunto direccionamiento de la obra pública en Santa Cruz, suspendió este lunes la audiencia por la emergencia del conoravirus.

La decisión fue de los jueces del Tribunal Oral Federal 2 debido a que las audiencias son muy largas, la sala es cerrada y sin ventilación, y muchos de los abogados e integrantes de las querellas están dentro de la “población de riesgo”.

En tanto, las partes del debate fueron informadas anoche de la decisión.

 

Cristina Kirchner. (AFP)

 

El juicio por el presunto direccionamiento de la obra pública en Santa Cruz tenía audiencia prevista para las 9 en el subsuelo de Comodoro Py 2002, donde está emplazada la llamada sala AMIA.

Este debate es el que abre los lunes la actividad en esos tribunales, por lo cual en caso de no haber una decisión de la Corte Suprema de Justicia de la Nación vinculada a la feria judicial, otros Tribunales podrían tomar la misma decisión en los próximos días.

Los juicios orales en curso no pueden interrumpirse por un período mayor a los diez días, por lo cual dentro de este lapso de tiempo los jueces pueden tomar la decisión por motivos de fuerza mayor.

Continuar Leyendo
Publicidad

Política

Cafiero tras críticas de la oposición: «Deberían llamarse a la reflexión»

El jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, replicó a las críticas de la oposición por la gestión del Gobierno de la pandemia.

Avatar

Publicado

el

Por

El jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, replicó a las críticas de la oposición por la gestión del Gobierno de la pandemia, en especial a los dichos de Adolfo Rubinstein.

Cafiero, afirmó en declaraciones a Radio 10 que el de Mauricio Macri «no fue un mal gobierno, fue un pésimo gobierno», que promovió «la concentración de la riqueza» y por ello sostuvo que los exfuncionarios y dirigentes de ese sector «deberían llamarse a la reflexión».

Cafiero, contra los banderazos: «Sembrar odio no es el camino y la dirigencia política es responsable»
Además, sobre la gestión del expresidente y las declaraciones que Macri hizo la semana pasada con respecto al manejo de la cuarentena en el país, Cafiero fue tajante: «Está con otra información», sentenció.

Y recordó: «El Ministerio de Salud pasó a ser Secretaría, tuvo una caída del presupuesto del 25% y fue en el mandato de él».

El funcionario agregó: «Rubinstein esta más de panelista político y quizás eso es mejor para los argentinos, que esté de panelista y no de ministro de salud».

«Cuando llegamos al gobierno aumentamos las becas del Conicet, las partidas de recursos para el Malbran, hoy clave para la lucha contra la pandemia», explicó y sumó: «Es importante resaltar que la ciencia argentina cuando tiene un gobierno que acompaña es de nivel mundial».

Al mismo tiempo, contrapuso que uno de los aciertos del presidente Alberto Fernández en el manejo de la pandemia fue «tomar la decisión del aislamiento en tiempo y forma».

Tras contraponer a la gestión de Macri las medidas sanitarias y de infraestructura adoptadas por el Gobierno de Fernández, resaltó que «todos los argentinos y argentinas entendieron que estamos luchando contra una pandemia. Ese compromiso y responsabilidad individual se convirtió en colectivo».

Sobre el llamado «discurso del odio», sentenció: «Cuando se siembra odio vas a cosechar odiadores. La política y la tolerancia tienen que ver con respetar las diferencias». Y aseguró que el «Presidente (Fernández) promueve el diálogo político».

En ese sentido resaltó que el primer mandatario «ya realizó dos reuniones con los presidente de bloques de la oposición de Diputados y Senadores», y destacó el rol de los científicos y el personal médico, a los que definió como «héroes». /Ambito/

Continuar Leyendo

Política

Massa convocó a los presidentes de los bloques opositores a una reunión con Alberto Fernández

El encuentro será a través de una teleconferencia y está pactado para mañana, lunes, a las 17

Avatar

Publicado

el

Por

Luego de una seguidilla de días marcados por la tensión entre oficialismo y oposición, el presiente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, convocó para este lunes, a las 17, a los presidentes de los bloques para llevar a cabo un encuentro virtual con el presidente Alberto Fernández. El objetivo es tratar cinco temas puntuales, además de bajar el nivel de confrontación y descomprimir el clima espeso que se generó en el vínculo político con los diferentes sectores del arco opositor.

Es la tercera señal que el Jefe de Estado da en los últimos días. Alberto Fernández recibió en la Quinta de Olivos a los intendentes Jorge Macri (Vicente López) y Néstor Grindetti (Lanús) y les pidió dejar de lado la grieta. Además, en la celebración del 9 Julio nombró a Horacio Rodríguez Larreta como “un amigo” y advirtió que quería terminar con los “odiadores seriales”.

Mañana, finalmente, intentará descontracturar el vinculo legislativo con el fin de limpiar el escenario para empezar a debatir puntos esenciales que tiene el Gobierno en agenda para la discusión post pandemia.

En lo que respecta a la reunión específica, los 5 temas que se tratarán son: 1. Evaluación cuarentena y situación sanitaria 2. Ampliación presupuestaria para sostener las políticas de ingreso 3. Moratoria para todos los sectores afectados 4. Deuda soberana bajo legislación local. Mismo tratamiento que la Ley New York 5. Diálogo para el acuerdo de reconstrucción post pandemia.

El encuentro será por videoconferencia. Además de Massa, también estará el presidente del bloque del Frente de Todos, Máximo Kirchner. La mayoría de los presidentes de bloques opositores ya confirmaron su presencia, aunque algunos todavía no terminaron de hacerlo, como Mario Negri (UCR) y Maximiliano Ferraro (Coalición Cívica).

Los integrantes del interbloque de Juntos por el Cambio están reunidos para tomar una decisión en conjunto sobre asistir o no a la convocatoria. En las última semana el contrapunto con la oposición fue subiendo de tono. El comunicado por el crimen del ex secretario de Cristina Kirchner, Fabián Gutiérrez, generó malestar en la Quinta de Olivos y también en el interior del armado opositor. Esa exposición llevó al Presidente a decir que el comunicado fue “canallesco” y al jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, a resaltar que desde la oposición estaban “diciendo que nuestro espacio político manda a matar gente”.

El punto de ebullición llegó el jueves cuando miles de personas salieron a la calle para manifestarse en defensa de la Justicia y la propiedad privada, además de quejarse por la extensión de la cuarentena y la situación económica que atraviesa el país luego de más de cien días de cuarentena. En el Gobierno consideraron que detrás de esa movida estuvo Juntos por el Cambio, por lo que ven solapada la intención de esmerilar al gobierno nacional.

Fuentes del Frente de Todos le confirmaron a Infobae que algunos de los presidentes de bloque ya confirmaron su asistencia. Estarán Cristian Ritondo (PRO), Carlos Gutiérrez y Eduardo “Bali” Bucca (Bloque Federal), José Luis Ramón y Ricardo Wellbach (Bloque Unidad y Equidad Federal), Romina Del Plá (Frente de Izquierda) y la diputada del Movimiento Popular Neuquino Liliana Sapag. En esta oportunidad no estarán presentes los senadores.

Massa fue el encargado de gestionar las invitaciones y adelantar cuál será el temario en la reunión virtual. Tanto Fernández como Massa trabajan en una agenda que corra del foco la grieta y que le permita al Gobierno concentrarse en la ampliación del Presupuesto nacional y la moratoria para todos los sectores que fueron afectados durante la pandemia. /Infobae/

Continuar Leyendo

Política

El plan de Mauricio Macri para volver a ocupar el centro de la escena política, liderar la oposición dura y confrontar con Cristina Kirchner

La entrevista del miércoles y el tuit del jueves durante el banderazo fueron solo los primeros dos pasos para levantar el perfil

Avatar

Publicado

el

Por

“Acá estamos, encerrado”, repite Mauricio Macri ante cada uno que lo llama para preguntarle cómo lleva la vida lejos del poder -y en cuarentena- en la casa que alquila en Acassuso. Enseguida, y a riesgo de sonar contradictorio, asegura que se siente liberado al haber abandonado esa “cárcel de cristal” como define ahora a la Presidencia. “Debo tener un ángel allá arriba”, le respondió esta semana a un amigo que -mitad en broma, mitad en serio- se refirió a lo afortunado que había sido al perder las elecciones del año pasado y no tener que lidiar día a día con una pandemia que amenaza al mismo tiempo la vida de miles de argentinos y la economía de millones. Así y todo, y a riesgo de volver a parecer contradictorio, Macri se prepara para salir del encierro y volver a ocupar el centro de la escena política.

La entrevista del miércoles con Álvaro Vargas Llosa en la que sostuvo que “el Gobierno ha intentado avanzar sobre las libertades durante la pandemia” y el mensaje en las redes sociales del jueves mientras se realizaba el banderazo (“¡LIBRES! ¡¡Feliz Día de la Independencia!!”) fueron solo los primeros dos pasos de un plan con el que Macri pretende consolidarse como el líder de la oposición más dura al Gobierno y confrontar directamente con Cristina Kirchner, y no con Alberto Fernández.

Es curioso, pero en la intimidad Macri y Horacio Rodríguez Larreta coinciden en que su prioridad es mantener unida a la oposición. En los hechos, en cambio, surgen las diferencias. El ex presidente es muy crítico con la estrategia que eligió la Casa Rosada -y siguió casi al pie de la letra el gobierno porteño- para enfrentar el coronavirus. Está seguro de que una vez que todo termine la comparación con otros países pondrá en evidencia que el enunciado del Presidente de priorizar la salud frente a la economía fue equivocada. Pero se cuida especialmente de no cargar las tintas sobre su ex jefe de gabinete y sucesor en la Ciudad.

infobae-image

No le caigamos solo a Horacio, hay muchos que dicen que son moderados… Somos un espacio amplio en el que obviamente existen diferencias. Pero tenemos que hacer un esfuerzo por encontrar posiciones comunes y no dudar a la hora de defender los valores con los que nos identificamos”, sostuvo el ex presidente en diálogo con los dirigentes del PRO con los que habló los últimos días. Y agregó: “Cuando hay cosas que atentan contra la institucionalidad no puede haber matices”. Se refería, sobre todo, a las críticas que recibió por el comunicado en el que Juntos por el Cambio afirmó que la muerte del ex secretario de Cristina Kirchner, Fabián Gutiérrez, era “un crimen de extrema gravedad institucional”.

Macri aseguró que no participó de la elaboración del documento pero lo defiende en forma enérgica y busca preservar de las críticas a Patricia Bullrich. Les reconoció a sus íntimos que distintos integrantes de su partido lo llamaron para quejarse, aunque aclaró que cuestionaron la rapidez con la que se difundió y el modo en que se realizaron las consultas antes de difundirlo, pero que nadie se animó a decirle que estaba en contra de lo que se planteaba. Es más, les contó que el PRO logró quitar dos párrafos muy duros que quería incluir la Coalición Cívica y que hacían referencia a un crimen mafioso. “Si el comunicado estaba bien, ¿por qué teníamos que esperar?”, se preguntó. Y recordó que en el caso de Vicentin también hubo una respuesta rápida que, según entiende, contribuyó a frenar el intento de expropiación que promovía el Gobierno.

De todos modos, la tensión que se generó en el PRO a raíz de ese documento tuvo consecuencias. Rodríguez Larreta y María Eugenia Vidal lograron plasmar lo que reclamaban desde hacía meses, la creación de la Mesa Ejecutiva del partido para “la toma de decisiones en un ámbito más expeditivo”. Es decir, le sacaron a la presidenta del PRO el protagonismo excluyente y condicionaron al propio Macri. “Esto es para los que quieren poner el acento en las formas, así ahora podemos concentrarnos en discutir el fondo de las cosas”, dijo con cierto fastidio Macri luego de avalar la decisión.

Horacio Rodríguez Larreta junto a Alberto Fernández (Franco Fafasuli)Horacio Rodríguez Larreta junto a Alberto Fernández (Franco Fafasuli)

Por ahora, para evitar que escalen las diferencias internas y poder avanzar en el objetivo de mantener a la oposición unida, el ex presidente prefiere responsabilizar por todo al kirchnerismo. “El nivel de conflictividad al que llevan las cosas los K es imposible que no tensione todo”, concluyó. Y cuando un colaborador le preguntó qué opinaba de que Alberto Fernández se hubiera referido a Rodríguez Larreta como “mi amigo” durante el acto por el Día de la Independencia, Macri señaló que esas fotos o frases buscan disimular la falta de compromiso del Presidente con su promesa de terminar con la grieta. Cree que, en realidad, busca todo lo contrario.

Pero Alberto Fernández no es el blanco que eligió Macri para recuperar su protagonismo político. Así como cuando Santiago Cafiero aseguró que con el ex presidente “esta pandemia hubiera sido una catástrofe” el Gobierno buscaba exponer las diferencias entre la conducción del PRO y Horacio Rodríguez Larreta, Macri saldrá en breve a confrontar directamente con Cristina Kirchner. “Ni Alberto ni nadie en el Gobierno tiene autoridad para pararla. Está claro que ellos no cambiaron y que los va a tener que parar la sociedad”, se entusiasmó tras las protestas del 9 de julio.

La marcha del 9 de julio en el Obelisco (Nicolás Stulberg)La marcha del 9 de julio en el Obelisco (Nicolás Stulberg)

Después del banderazo, Macri planea volver a enfrentar al kirchnerismo levantando la bandera de la institucionalidad y el respeto de las libertades. ¿Y la causa por el espionaje ilegal que avanza en los tribunales de Lomas de Zamora? En este caso, a diferencia de lo que opina sobre la interna del PRO, dice que no le preocupa el fondo sino las formas. “Mi Gobierno no se dedicó a seguir a nadie, es todo un circo con el que se quieren a hacer un festival”, fue la respuesta a un ex funcionario que le transmitió su inquietud sobre las próximas indagatorias a los ex jefes de la AFI y quizá también la suya.

A sólo siete meses de haber dejado la Presidencia con todos los indicadores económicos en rojo, y a raíz del daño que le está ocasionando al país la pandemia, Macri anticipa su intención de darle pelea al Gobierno incluso en ese terreno. “Ellos eran los que iban a llenarle la heladera a la gente y los que le iban a devolver el asado, y ahora estamos peor que hace un año”, lanzó esta semana el ex presidente desde el encierro de la casa de Acassuso.

Continuar Leyendo