Una hija acompañó a la anciana a realizar la denuncia en contra de quien la había desalojado y apropiado de sus cosas. Su figura... Inhumano: nieta dejó en la calle a su abuela de 92 años

Una hija acompañó a la anciana a realizar la denuncia en contra de quien la había desalojado

Una hija acompañó a la anciana a realizar la denuncia en contra de quien la había desalojado y apropiado de sus cosas.

Su figura es de una mujer muy delgada, pero pese a su aspecto físico y sus 92 años, demuestra que es muy fuerte y que esta adversidad, por más dolorosa que sea, no podrá doblegarla.

Virginia es de El Chañi, Jujuy , no sabe leer ni escribir y adquirió el terreno donde construyó su casa hace más de 50 años.

 

Virginia Liquín llegó a la redacción de El Tribuno de Jujuy acompañada de su hija Joaquina Puca, y sus primeras palabras son “me echaron de mi propia casa, la que construí con mis propias manos y con esfuerzo. Me tiraron a la calle” y rompe en un corto llanto porque no puede entregarse debe ser fuerte, porque quiere recuperar lo que es de ella.

 

La propiedad está ubicada en la calle Juan ignacio Gorriti sin número en la localidad de Lozano y desde esa casa a fines de febrero, la echaron con una bolsa donde le pusieron unas pocas cosas.

 

Sin casa y sin dinero

 

Joaquina Puca es hija y además hermana y tía de las dos personas que dejaron a la “abuela” en la calle.

 

“Esto sucedió ya hace unos días, pero recién pudimos llegarnos ahora después de realizar la denuncia ante la Fiscalía y poder contratar un abogado”, afirma Joaquina.

 

“Mi mamá le dio lugar a su sobrina Soledad para que viva con ella, para que de esa manera la acompañara, pero al final todo terminó muy mal ya que la desalojó de la casa” afirma la mujer y a la vez que agrega “sin plata y con solo un par de cosas en una pequeña bolsa”.

 

De acuerdo al relato de las mujeres, Soledad y su mamá, -otra hija de la abuela- llevaron a Virginia a una escribana donde la habrían hecho firmar un boleto de compraventa, aunque nunca apareció dinero alguno, ya que al abuela solo vive de la jubilación que cobra de su marido.

 

“Le sacaban la plata”

 

“A mi mamá le sacaban la plata de la jubilación, porque le robaron los documentos y entonces ellas cobraban”, afirma indignada Joaquina.

 

Agrega que “ni siquiera avisaban cuando mi mamá se enfermaba o si necesitaba algo, la situación que atraviesa es muy dolorosa”.

 

Para finalizar indica Joaquina que “Virginia pudo llegar hasta Huaico gracias a la generosidad de un remisero que al ver que lloraba le preguntó que le pasaba y fue cuando la trajo hasta mi casa”.

Comentarios