El Ente Tucumán Turismo recibió la obra artística “La Tucumanesa”, creada por Beatriz Söhn de Miles dedicado a la heroína tucumana Manuela Pedraza. Innumerables... “La Tucumanesa” es parte del patrimonio de Tucumán Turismo

El Ente Tucumán Turismo recibió la obra artística “La Tucumanesa”, creada por Beatriz Söhn de Miles dedicado a la heroína tucumana Manuela Pedraza.

Innumerables hechos históricos suelen servir como fuente de inspiración para diversas formas de arte. Entre ellas, las que plasman a quienes pasaron a la historia como ejemplo de resistencia durante períodos de lucha camino a la Independencia y de quienes muchas veces se desconoce su valor e incluso sus nombres, hoy en placas de calles y espacios públicos. Las mujeres guardan un lugar de privilegio en la memoria a través de obras de artistas que sintieron la necesidad de perpetuar y preservar su legado.

Este es el caso de Jorge Miles, un residente de la ciudad de Merlo en San Luis que decidió legar al Ente Tucumán Turismo una obra plasmada por su madre dedicado a la heroína tucumana Manuela Pedraza: “La Tucumanesa”. Beatriz Söhn de Miles, que realizó la obra en óleo en 1965, llegó a cursar estudios y especializaciones en la academia Imperial de Viena, Austria, y participó de numerosas muestras en Argentina y el extranjero.

La donación fue recibida por la vicepresidenta del Ente Tucumán Turismo, Elena Colombres Garmendia, que agradeció emocionada y revalorizó el gesto del heredero de la pieza. A su vez, la funcionaria le entregó a Miles un poncho tucumano con la inscripción “Orgulloso de Ser Tucumano”, en reconocimiento al obsequio, y procedió a colgarlo en su despacho.

La historia

Durante la resistencia a la primera de las Invasiones Inglesas, Pedraza actuó junto a su esposo, cabo en el Batallón de Patricios, y continuó luchando luego de perder a su pareja en medio de la batalla. Terminado el enfrentamiento, el comandante Santiago de Liniers, en reconocimiento a su brillante desempeño ante los usurpadores, la incorporó al regimiento con goce de sueldo y el grado de Alférez. Posteriormente, La Tucumanesa alcanzó el grado de Teniente y fue condecorada con Medalla de Plata. Una reproducción del cuadro original fue donada en 1972 al Regimiento I de Patricios para ser expuesto en el museo del legendario cuerpo.

La firmeza y valentía de Manuela Pedraza motivaron a Liniers a dejar sentado en el parte de Reconquista, expuesto en el Cabildo de la ciudad de Buenos Aires: “No debe omitirse el nombre de la mujer de un cabo de Asamblea, llamada ‘Manuela La Tucumanesa’ que, combatiendo al lado de su marido con sublime entereza, mató un inglés del que me presentó el fusil”.

Comentarios