Como cada segundo jueves de marzo, se realizó en el Hospital del Niños una Jornada por el Día Mundial el Riñón, instalando un stand... Recomendaciones para cuidar los riñones de los más chicos

Como cada segundo jueves de marzo, se realizó en el Hospital del Niños una Jornada por el Día Mundial el Riñón, instalando un stand en una de las salas de espera con el objetivo de sensibilizar y crear conciencia en la sociedad sobre la importancia de su cuidado.

La jornada estuvo a cargo del servicio de Nefrología y se realizaron controles de presión, glucemia y consejería sobre hábitos saludables para prevenir enfermedades renales. “Con este tipo de actividades se pretende prevención este tipo de patologías”, dijo Adriana Aralde, médica a cargo del servicio de Nefrología Infantil.

Las claves para cuidar los riñones radican en la alimentación y los estilos de vida saludables. Una dieta baja en grasas saturadas y rica en fibra para prevenir el sobrepeso; consumir de manera modera azúcares y sal; aumentar la ingesta de agua; realizar ejercicio físico y evitar el consumo de alcohol, tabaco y fármacos como los antiinflamatorios no esteroideos (ibuprofeno, por ejemplo).

Para solicitar un turno con el servicio de Nefrología Infantil, acercarse al consultorio de lunes a viernes de 7.30 a 12.30 horas y gestionarlo con la secretaria. Cuando es por primera vez, es necesario llevar una orden de interconsulta del pediatra o especialista solicitante. Los miércoles también presta servicios en el turno tarde: la modalidad de atención es a través de turnos programados y cuenta con un servicio de guardia pasiva de emergencia los fines de semanas y feriados. Mientras que diálisis se realizan de lunes a sábado, de 8 a 20 horas.

Ocho reglas para mantener los riñones sanos

  • Mantenerse en forma y activo
  • Llevar un control regular de los niveles de glucosa en sangre
  • Controlar la presión arterial
  • Alimentarse sanamente y cuidar el peso
  • Consumir agua
  • No fumar
  • No automedicarse
  • Revisar la función renal en el caso de padecer diabetes; presión arterial alta, obesidad o algún antecedente renal en la familia

Comentarios